• Enviar
  • Imprimir

Libia: seguimiento de la situación de los detenidos

01-12-2011 Resumen de actividades N° 16/2011

Durante las últimas semanas, el CICR ha seguido visitando a cientos de personas detenidas por diferentes autoridades en el país y recogiendo artefactos sin estallar en Sirte y Bani Walid. Ha proporcionado socorros a 30.000 personas que regresan a Sirte central.

"Solo durante los últimos diez días, nuestros delegados han visitado a personas detenidas en diferentes lugares de Trípoli, Khoms, Tarhouna, Zawiya, Zlitan, Misrata y Bengasi, y en Zintan, en las montañas de Nefusa al sudoeste de Trípoli," dijo Georges Comninos, jefe de la delegación del CICR en Libia.

La actual prioridad del CICR es visitar a todas las personas detenidas, incluidos los oficiales de las antiguas autoridades gubernamentales. El propósito de las visitas es comprobar las condiciones en que esas personas están detenidas y el trato que reciben, así como prestar la atención médica que sea necesaria. También se da a los detenidos la oportunidad de ponerse en contacto con los respectivos familiares.

En las últimas semanas, se han proporcionado mantas y productos de aseo a los detenidos que más los necesitaban.

Las visitas a los detenidos tienen lugar de conformidad con las modalidades habituales de trabajo del CICR. Los delegados de la Institución recorren los recintos, hablan en privado con los detenidos de su elección y repiten las visitas tantas veces como lo consideran necesario. Se abordan las conclusiones y recomendaciones solo con las autoridades concernidas. El CICR considera que es la mejor manera de obtener resultados satisfactorios.

"En los numerosos contactos que tenemos con las autoridades detenedoras, destacamos la índole estrictamente humanitaria de nuestro trabajo", dijo el señor Comninos.

Desde el mes de marzo, el CICR ha visitado a más de 8.500 detenidos en unos 60 lugares de detención. La mayoría de las visitas han tenido lugar en Trípoli, Misrata y otras ciudades de la zona.

Ayudar a las personas que regresan a Sirte

"Los habitantes de la ciudad de Sirte comienzan poco a poco a volver a sus casas, excepto en los sectores más devastados, incluida la Zona 2 y el Área 700," dijo el señor Comninos. "En esos sectores pocas viviendas tienen agua y electricidad."

El CICR, junto con los voluntarios de la Media Luna Roja Libia, continúa proporcionado asistencia a las personas que regresan al centro de Sirte. Hasta la fecha, más de 30.000 han recibido alimentos y otros socorros, como mantas, bidones y material de aseo. Las madres con infantes reciben alimentos para bebé y pañales.

Se ha instalado un puesto de distribución en la sección de la Juventud de la Media Luna Roja de Libia, adonde la gente puede ir a buscar lo que le hace falta.

Limpieza de cientos de artefactos sin estallar

Algunas partes de Sirte y Bani Walid siguen siendo peligrosas a causa de la presencia de muchos artefactos explosivos. En Sirte, es sobrecogedor el número de avisos que se han hecho respecto a ese tipo de artefactos.

"En general hay accidentes cuando se manipulan esos dispositivos, especialmente cuando lo hacen los niños y las personas que tratan de removerlos por sus propios medios en sus barrios", dijo una delegada del CICR, Jennifer Reeves. "Durante los últimos veinte días, se ha señalado que ha habido por lo menos 10 víctimas en esas circunstancias en la ciudad o en los alrededores. La edad de casi todas las víctimas es de 10 a 22 años. En una localidad en las afueras de Sirte, tres miembros de una misma familia –un hermano, una hermana y la abuela– perdieron la vida al estallar un dispositivo."

"En Sirte, nuestro personal ha estado removiendo, desde el 15 de noviembre, diferentes artefactos, como proyectiles, cohetes y granadas de mortero, en el Hospital de Ibn Sina, así como en diferentes calles y viviendas", añadió. "Hasta la fecha hemos recogido 240 objetos sin estallar, incluidos 70 cartuchos de municiones de armas pequeñas. Tenemos la intención de destruir estos objetos esta semana."

En Bani Walid, el CICR ha removido varios cientos de artefactos sin estallar desde el 13 de noviembre, y se han limpiado cuatro carreteras, 45 viviendas, tres escuelas y una cancha de fútbol, , en diferentes zonas pobladas.

El CICR está capacitando a los voluntarios de la Media Luna Roja y de otras comunidades para que sensibilicen a la población al peligro de manipular los restos explosivos de guerra. El CICR y la Media Luna Roja Libia han colocado vallas en Sirte y Bani Walid y han distribuido carteles y octavillas. El 22 de noviembre, emprendieron, en colaboración con cinco emisoras, una campaña de radio de tres semanas de duración. "La radio es un medio eficaz para llegar a los residentes y a los desplazados, pues se escucha en todas partes", dijo la señora Reeves.

Asistencia médica a las personas en Ghat y en otras ciudades del sur

Al tiempo que evaluaba las necesidades en el sur del país la semana pasada, el CICR entregó al Centro Médico de Sabha 24.000 jeringas con insulina y material quirúrgico para el tratamiento de los heridos, y 26.000 jeringas de insulina a la Clínica de Diabéticos de Qurda. También entregó tres paquetes de apósitos y suficientes cantidades de material para tratar a 1.000 pacientes en dos establecimientos médicos, uno en Qutroun y otro en Ghat.

En general, el sistema de asistencia médica funciona de nuevo normalmente en Libia. Sin embargo, las reservas de suministros médicos en algunos establecimientos apartados de la capital siguen siendo insuficientes.

El CICR es la primera organización internacional humanitaria que visita Ghat, ciudad en la frontera con Argelia, desde que comenzó el conflicto.

Para más información:
Soumaya Beltifa, CICR, Trípoli/Bengasi, tel.: +88 16 22 43 70 61 ó +218 9 923 30 45 60
Steven Anderson, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 20 11 ó +41 79 536 92 50


Fotos

Trípoli, Libia. Hombres detenidos en relación al conflicto reciente. 

Trípoli, Libia. Hombres detenidos en relación al conflicto reciente.
© Reuters / M. Salem

Alrededores de Sirte, Libia. La puerta y la pared de este edificio (vea la imagen ampliada) aun exhiben las marcas de la explosión de un artefacto abandonado sin estallar, en la cual murieron tres miembros de una familia a fines de noviembre. 

Alrededores de Sirte, Libia. La puerta y la pared de este edificio (vea la imagen ampliada) aun exhiben las marcas de la explosión de un artefacto abandonado sin estallar, en la cual murieron tres miembros de una familia a fines de noviembre.
© CICR

Libia. Morteros abandonados que alguien intentó quemar, una práctica potencialmente mortal sobre cuyos peligros advierten el CICR y la Media Luna Roja Libia. 

Libia. Morteros abandonados que alguien intentó quemar, una práctica potencialmente mortal sobre cuyos peligros advierten el CICR y la Media Luna Roja Libia.
© CICR