• Enviar
  • Imprimir

Pakistán: miles de personas siguen corriendo peligro en la provincia de Sindh, afectada por las inundaciones

25-10-2011 Resumen de actividades N° 02/11

Unos 8,9 millones de personas de 23 distritos de la provincia de Sindh están recuperándose de las lluvias monzónicas, según las cifras oficiales de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres. Unas 340.000 personas siguen alojadas en más de 1.100 campamentos o en casa de residentes locales.

"Dado que por ahora no se prevé una recuperación duradera, las personas tienen que recurrir a la ayuda humanitaria para sobrevivir. Para muchas de ellas, es prácticamente imposible conseguir por sus propios medios los alimentos y el agua potable que necesitan”, dijo Peter Lick, jefe de la subdelegación del CICR en Karachi. "Algunas personas siguen sin tener refugio. La salud y la higiene básicas también son motivo de preocupación, a medida que el agua de la crecida se va estancando y retrocediendo. La mayoría de las personas aún no se había recuperado de las devastadoras inundaciones del año pasado cuando se produjo este nuevo desastre.”

Mientras la crisis se extiende hacia el sur del país, la Media Luna Roja de Pakistán, junto con sus asociados del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, ha incrementado sus esfuerzos de ayuda. Ahora está entregando socorros para más de 465.000 personas. Las actividades de asistencia comenzaron en Badin, en el sur de la provincia de Sindh, y paulatinamente fueron extendiéndose a los diez distritos más afectados. El CICR se ha sumado al esfuerzo para entregar alimentos y artículos de primera necesidad para más de 100.000 personas en los distritos de Badin, Thatta y Tharparker, afectados por las inundaciones, a través de la Media Luna Roja de Pakistán.

Transporte de agua en camiones cisterna hasta comunidades alejadas

Desde que comenzaron las inundaciones, un problema importante ha sido el suministro constante de agua. Si bien la Media Luna Roja de Pakistán ha instalado ocho unidades de tratamiento de agua, muchas víctimas de las inundaciones todavía no tienen acceso al agua salubre producida. Por el momento, la única solución consiste en suministrar agua con camiones cisterna en los distritos de Sanghar, Benazirabad, Mirpurkhas y Khairpur. Dada la gravedad de la situación, tal vez sea necesario continuar con este servicio durante dos meses más.

● Cinco camiones cisterna de 10.000 litros de capacidad distribuyen agua en los cuatro distritos todos los días. Dos camiones van hasta Mirpurkhas, mientras que los distritos restantes son abastecidos cada uno por un camión cisterna.
● Con regularidad se recargan veinticinco tanques de agua de 500 litros de capacidad que están ubicados en los cuatro distritos.

Refugio y atención médica básica

La Media Luna Roja de Pakistán ha estado distribuyendo carpas, lonas alquitranadas, colchonetas, bidones, mosquiteros, repelente de insectos y utensilios de cocina para más de 9.000 personas en Sanghar, Benazirabad, Mirpurkhas y Badin. El CICR ha proporcionado 1.300 carpas y artículos de primera necesidad a las unidades de salud básica y las clínicas móviles de la Media Luna Roja de Pakistán en estos distritos y en Thatha.

Dado que la Media Luna Roja de Pakistán tiene reservas de emergencia en todas las provincias, y el CICR en Karachi, los socorros de urgencia llegaron rápidamente y en buenas condiciones adonde se los necesitaba.

Junto a las víctimas de las inundaciones de 2010

Más de un año después de las peores inundaciones que sufriera Pakistán en los últimos 80 años, decenas de miles de personas siguen viviendo en difíciles condiciones en las zonas del norte de la provincia de Sindh que fueron las más duramente afectadas. No sólo perdieron sus cultivos de arroz a causa de la crecida, sino que tampoco pudieron sembrar trigo en la temporada siguiente. Entre mayo y julio de 2011, el CICR distribuyó semillas de arroz, fertilizantes y herramientas, así como alimentos, para ayudar a la población a reiniciar la producción agrícola.

Este mes, el CICR comenzó su ronda final de distribuciones de alimentos y artículos de aseo para unas 210.000 personas a fin de ayudarles a atravesar el período de cosecha y prepararse para la próxima temporada de siembra.

Para más información:
Sitara Jabeen, CICR, Pakistán, tel.: +92 300 850 56 93
Peter Lick, CICR, Karachi, tel.: +92 302 811 05 80


Fotos

Garhi Jairo, Jacobabad, Pakistán. En este área, las personas aún se recuperan de las devastadoras inundaciones de 2010. El CICR y la Media Luna Roja de Pakistán distribuyen semillas de arroz, fertilizantes y herramientas agrícolas. El CICR distribuye además alimentos, para que las personas planten las semillas de arroz en lugar de comerlas. 

Garhi Jairo, Jacobabad, Pakistán. En este área, las personas aún se recuperan de las devastadoras inundaciones de 2010. El CICR y la Media Luna Roja de Pakistán distribuyen semillas de arroz, fertilizantes y herramientas agrícolas. El CICR distribuye además alimentos, para que las personas planten las semillas de arroz en lugar de comerlas.
© CICR / J. Ahmed

Pakistán. Mohammad Saleem regresa a su casa dañada a través de un campo inundado, llevando consigo una batería de cocina, sábanas y mosquiteros. Su pueblo fue duramente golpeado por el monzón que comenzó el 9 de agosto de 2011. 

Pakistán. Mohammad Saleem regresa a su casa dañada a través de un campo inundado, llevando consigo una batería de cocina, sábanas y mosquiteros. Su pueblo fue duramente golpeado por el monzón que comenzó el 9 de agosto de 2011.
© Federación Internacional de la Cruz Roja / O. Matthys

Garhi Jairo, Jacobabad, Pakistán. El CICR y la Media Luna Roja de Pakistán distribuyen semillas de arroz, fertilizantes y herramientas agrícolas, así como alimentos, para evitar que la gente consuma directamente las semillas. 

Garhi Jairo, Jacobabad, Pakistán. El CICR y la Media Luna Roja de Pakistán distribuyen semillas de arroz, fertilizantes y herramientas agrícolas, así como alimentos, para evitar que la gente consuma directamente las semillas.
© CICR / J. Ahmed