• Enviar
  • Imprimir

Somalia: se distribuyen alimentos para más de 900.000 personas

16-12-2011 Resumen de actividades N° 11/04

La tan esperada lluvia que por fin llegó a Somalia en octubre es una bendición para agricultores y pastores. Sin embargo, las carreteras casi impracticables lentifican el transporte. Hasta la fecha, el CICR ha proporcionado víveres a más de 900.000 personas para que sobrevivan hasta la cosecha de sus cultivos.

Ayuda a las víctimas de la sequía

Junto con la Media Luna Roja Somalí, el CICR ha distribuido alubias, arroz y aceite en favor de más de 917.000 personas en el sur y el centro de Somalia (72.000 personas en Gedo, 97.000 en el Bajo Juba, 61.000 en el Juba Medio, 120.000 en Galgadud, 129.000 en Bay, 102.000 en Bakool, 120.000 en Shabelle Bajo, 96.000 en Shabelle Medio y 120.000 en Hiran). Cada familia recibió 50 kg de arroz, 25 kg de alubias y 10 l de aceite. Esto ayudará a los granjeros a sobrevivir hasta enero, cuando recogerán el producto de las semillas que también les proporcionó el CICR.

Las lluvias torrenciales que comenzaron en las provincias del sur a comienzos de octubre lentificaron el transporte y la entrega de los socorros alimentarios. Casi todas las carreteras se convirtieron en ríos y cenagales y los transportistas tuvieron que ingeniárselas para encontrar la forma de distribuir la carga.

"Se utilizaron botes para el transporte de los alimentos, los cuales fueron descargados en nuevos lugares de distribución en Bajo Juba y Juba Medio", dijo Andrea Heath, que se encarga de las actividades de seguridad económica del CICR en Somalia. "La presencia de cocodrilos fue otro problema. Durante tres semanas a finales de octubre y comienzos de noviembre, varios camiones se quedaron atascados con frecuencia en el fango mientras iban a Gedo, Bakool, Bajo Juba y Juba Medio."

Con el cese de las lluvias en diciembre, las carreteras se están secando y será más fácil desplazarse; también será posible agilizar la segunda distribución y entrega de socorros.

El CICR complementa la distribución de alimentos de emergencia con una ayuda a largo plazo consistente en semillas y aperos y que prevendrá la malnutrición en el futuro. Unas 324.000 personas en Nugal, Gedo, Galgadud, Mudug y Bajo Shabelle recibieron distintos tipos de semillas de hortalizas, como pimienta verde, cebolla, acelgas, tomate, melón y zanahorias. Unas 468.000 personas en el centro y sur del país recibieron semillas de alimentos básicos. Además, más de 400 granjeros en Jilib y Jamame se beneficiaron de la realización de un programa de multiplicación de semillas de maíz, en el cual participaron, según la iniciativa de "dinero por trabajo", otras 1.080 personas.

Además, se distribuyeron 180.000 bolsas de arena en las zonas ribereñas para evitar o limitar los daños por inundaciones.

Incremento de los problemas de seguridad

Durante los últimos meses, varias zonas en el sur y el centro de Somalia, como las provincias de Gedo y Bajo Juba se han visto afectadas por nuevas series de enfrentamientos que han provocado más desplazamientos. En el distrito de Dayniile al norte de Mogadiscio, formado por municipios aislados, hubo una ofensiva militar que obligó a casi todos los desplazados internos que se habían refugiado en esos lugares a volver a Mogadiscio.

En la capital los ataques suicidas y los incidentes con bombas artesanales que han provocado víctimas civiles y militares y la interrupción de las operaciones de socorro, han sido más frecuentes.

El 10 de diciembre, un centro nutricional dirigido por la Media Luna Roja Somalí en la ciudad de Bardera, en el sur del país, fue dañado por un ataque aéreo. Afortunadamente, nadie resultó herido.

El CICR y la Media Luna Roja Somalí recordaron a todas las partes en el conflicto que las personas civiles y los bienes de carácter civil deben ser respetados y protegidos en todo tiempo, de conformidad con el derecho internacional humanitario. Cuando se lanza un ataque contra combatientes enemigos, todos los que participan en las hostilidades deben tomar todas las precauciones factibles para minimizar el daño potencial a las personas civiles y los bienes de carácter civil, incluidas los dispensarios y los centros nutricionales.

Atención a las necesidades de los heridos de guerra y los niños malnutridos

El CICR continúa proporcionando suministros quirúrgicos y médicos a los hospitales de Keysaney y Medina, donde más de 650 heridos de guerra –de los cuales, el 40% son mujeres y niños– ingresaron en los meses de septiembre y noviembre únicamente. Los dos hospitales de referencia para las víctimas de la guerra tratan a todo tipo de pacientes, independientemente del clan a que pertenezcan o de sus convicciones religiosas o políticas. Otros dispensarios y hospitales recibieron más de seis toneladas de equipamiento quirúrgico y material de curación para tratar a heridos en los enfrentamientos que hubo en Juba Medio, Banadir, Galgadud y Nugal desde septiembre.

El personal de los 39 dispensarios de la Media Luna Roja Somalí atendió a más de 225.000 personas pacientes de septiembre a noviembre. Más de 40.000 niños fueron vacunados en los dispensarios. El CICR proporciona medicamentos y apoyo financiero a esos establecimientos e imparte formación al respectivo personal.

El CICR también presta apoyo a 27 centros de nutrición terapéutica y a 12 dispensarios móviles en el sur y el centro de Somalia, todos dirigidos por la Media Luna Roja Somalí. Más de 14.000 niños reciben actualmente tratamiento en los establecimientos que reciben apoyo del CICR. De septiembre a noviembre, mediante los programas terapéuticos ambulatorios, se atendió a más de 20.000 niños de menos de cinco años en grave estado de malnutrición y a 13.000 mujeres embarazadas o lactantes con una malnutrición moderada. Mediante los programas de alimentación húmeda en el sur de Somalia, se ofrecen gachas de avena dos veces al día a los niños con una malnutrición moderada de menos cinco años y a la persona que lo atiende. Más de 50.000 niños se han beneficiado de los programas desde que se emprendieron en septiembre. De septiembre a noviembre, el personal de los dispensarios móviles atendió a casi 17.000 pacientes.

Suministro de agua potable

El personal del CICR terminó 18 proyectos de infraestructura para abastecer de agua potable a unas 78.000 personas en las zonas de Banadir y Mudug. El CICR también ha mejorado el funcionamiento de los pozos de las regiones de Galgadud y Banadir, mediante los cuales se abastecen 36.000 personas.

El CICR hizo trabajos de fontanería en 11 centros de alimentación de la Media Luna Roja Somalí donde se atiende ambulatoriamente a un total de 5.500 niños malnutridos al día. Además, ingenieros del CICR refaccionaron un dispensario de la Media Luna Roja Somalí cerca de Mogadiscio, en el que se atiende a unas 105 personas al día.

Restablecimiento del contacto entre familiares

El CICR ayuda a la gente en Somalia a mantener y a restablecer el contacto con los familiares. Mediante la red de voluntarios de la Media Luna Roja Somalí, el CICR ha recogido, desde septiembre, casi 1.200 mensajes de Cruz Roja y distribuido 1.000. Estos mensajes contienen noticias de índole estrictamente familiar.

En cooperación con el CICR, el Servicio Somalí de la BBC ha difundido y publicado en su sitio web los nombres de personas que buscan a parientes en Somalia y en el extranjero. De septiembre a octubre, 35 personas pudieron encontrar a parientes mediante este servicio. Se expidieron 22 documentos de viaje a personas que carecían de documentos de identidad para que pudieran reinstalarse con sus familiares fuera de Somalia, principalmente en Canadá y Austria.

Para hacer frente a la llegada de gran cantidad de gente que escapaba a la crisis humanitaria en Somalia, el CICR y la Cruz Roja de Kenia tuvieron que incrementar las actividades de búsqueda en el campamento de refugiados de Dadab en Kenia. Desde el 18 de agosto, el CICR y la Cruz Roja de Kenia prestan a los refugiados un servicio de telefonía móvil para que llamen a sus parientes. A finales de noviembre, se habían hecho más de 33.000 llamadas, entre las cuales más de 3.800 por menores de edad, a parientes en Somalia y en otros lugares del mundo.

Promoción del derecho internacional humanitario

Recordar a las partes en un conflicto la obligación que tienen de proteger a las personas civiles es parte del cometido del CICR de promover el cumplimiento del derecho internacional humanitario en todo el mundo. La Institución también difunde el conocimiento de este derecho entre la sociedad civil. En Somalia, es útil ilustrar los principios del derecho internacional humanitario recurriendo a la tradición somalí de biri ma gedo ("proteger contra los ataques"), según la cual se reconoce que las mujeres, los niños y los ancianos deben ser protegidos contra los ataques.

Para más información:
Yves van Loo, CICR, Somalia, tel: +254 272 39 63 ó +254 736 08 40 15
Anna Schaaf, CICR, Nairobi, tel: +254 20 272 39 63/64 ó +254 722 51 27 28
Nicole Engelbrecht, CICR, Ginebra, tel: +41 21 730 22 71 ó +41 79 217 32 17


Fotos

Sur de Somalia, región de Juba Medio, distrito de Jilib, campamento para personas desplazadas. Mujeres al frente de sus familias, residentes y desplazados internos sentados sobre sacos con raciones de alimentos para un mes. 

Sur de Somalia, región de Juba Medio, distrito de Jilib, campamento para personas desplazadas. Mujeres al frente de sus familias, residentes y desplazados internos sentados sobre sacos con raciones de alimentos para un mes.
© CICR / I. Abdullahi / so-e-00614

Somalia, región de Gedo. Las víctimas utilizan burros para cargar los alimentos recibidos en la distribución de ayuda y regresar a sus hogares. 

Somalia, región de Gedo. Las víctimas utilizan burros para cargar los alimentos recibidos en la distribución de ayuda y regresar a sus hogares.
© CICR / M. Omar Ali / so-e-00625

Somalia, región de Juba Medio, Jilib. Centro de nutrición terapéutica dirigido por la Media Luna Roja Somalí. 

Somalia, región de Juba Medio, Jilib. Centro de nutrición terapéutica dirigido por la Media Luna Roja Somalí.
© CICR / I. Abdullahi / so-e-00636

Somalia, región de Juba Medio, Jilib. Un niño es medido tras ingresa en uno de los centros de alimentación terapéutica dirigidos por la Media Luna Roja Somalí. 

Somalia, región de Juba Medio, Jilib. Un niño es medido tras ingresa en uno de los centros de alimentación terapéutica dirigidos por la Media Luna Roja Somalí.
© CICR / I. Abdullahi