• Enviar
  • Imprimir

Yemen: la gente de a pie paga las consecuencias de los enfrentamientos

08-06-2011 Resumen de actividades N° 04/11

Cuatro meses de disturbios se han saldado con decenas de muertos y heridos. El CICR y la Media Luna Roja de Yemen están evacuando a los heridos y los fallecidos en Saná, y ayudando a abastecer de agua a la población. En otras zonas del país, administran primeros auxilios a las personas afectadas por la violencia.

     
©CICR / ye-e-00751 
   
Un equipo del CICR y de la Media Luna Roja de Yemen rescató alrededor de 20 cadáveres del sur de Saná después de los fuertes combates del 3 de junio. 
               
©Reuters / A. Awad 
   
Un civil herido es evacuado de la Universidad de Saná y trasladado a un hospital de campaña. 
               
©CICR / ye-e-00752 
   
Junto con el organismo de agua y saneamiento de Saná, el CICR instaló dos generadores en las plantas de abastecimiento de agua de Sab'een y Shumaila, en la capital. 
               
©Reuters / A. Awad 
   
Familias huyen de sus hogares en un un barrio cercano al lugar donde se producen los combates, en Saná. 
           

“Como consecuencia de los combates, el personal médico ha tenido dificultades para acceder a algunas zonas de Saná”, explicó Jean-Nicolas Marti, jefe de la delegación del CICR en Yemen. “En cuanto se recobraba un poco la calma, decenas de personas llamaban al CICR pidiendo ayuda para trasladar a los heridos al hospital y recoger los cadáveres”.

Desde el 4 de junio, equipos conjuntos del CICR y la Media Luna Roja de Yemen han recogido 20 cadáveres en Saná y sus alrededores, y trasladado a 5 personas heridas a los hospitales. Sólo el 7 de junio, recogieron 7 cadáveres en al Hassaba, en el norte de la capital. En las operaciones participaron cuatro colaboradores del CICR y cerca de 20 voluntarios de la Media Luna Roja de Yemen.

“Ahora más que nunca, estamos decididos a llevar a cabo nuestra labor humanitaria neutral e imparcial, tanto en Saná como en el resto del país”, aseguró el señor Marti.

  La gente vive al día  

“Saná ya no es lo que era, una ciudad bulliciosa llena de gente y de vehículos por el día e iluminada con las luces de las tiendas abiertas hasta bien entrada la noche. Ahora se respira la tensión en las calles”, afirmó el señor Marti. La gente vive al día y está acumulando provisiones de alimentos y agua por lo que pueda pasar. No salen de casa por temor a la delincuencia y están mandando a sus mujeres y a sus hijos a casa de sus familiares, en zonas más seguras”.

“En Saná y en el resto del país la gente vive en constante estado de alerta”, añadió el señor Marti. “Hasta hace poco se oían explosiones y disparos todos los días. La gente tenía miedo de que sus casas fueran las siguientes en ser alcanzadas por una bala perdida o por algo mucho peor. Aunque en la ciudad reina ahora una calma inusual, el nerviosismo y la tensión se siguen mascando en el ambiente”.

  Generadores de emergencia y abastecimiento de agua  

Como muchos empresarios están cerrando sus negocios, un gran número de trabajos están en la cuerda floja, por lo que los yemeníes tienen que arreglárselas como pueden para subsistir. Por si no tuvieran suficientes problemas, la población tiene que hacer frente al desabastecimiento de electricidad en todo el país, que les obliga a pasar las noches a oscuras. “El país también lleva tiempo sufriendo escasez de agua, por lo que el nerviosismo y la preocupación de la población son constantes, al no saber si tendrán suficiente agua potable para todo el día”, explicó Johannes Bruwer, jefe del departamento de agua y hábitat del CICR en Yemen.

El pasado fin de semana, el CICR suministró al organismo de agua y saneamiento de Saná dos generadores, instalados en dos plantas de abastecimiento de agua de la capital, para reforzar la red existente, lo que ha permitido abastecer de urgencia a más de 270.000 habitantes.

  La prestación de ayuda también es difícil fuera de la capital  

Los efectos de los disturbios y los problemas diarios que acarrean no se limitan a Saná. El personal médico y los voluntarios de la Media Luna Roja de Yemen se han topado con muchas dificultades en su intento de prestar ayuda a otras zonas del país. Según el señor Marti, “esta es una de las razones por las que recordamos continuamente a todas las partes involucradas en la situación en la que está sumida Yemen su responsabilidad de garantizar el acceso de los heridos la atención s anitaria que necesitan, ya que su vida puede depender de ello”.

El CICR está haciendo todo lo posible para atender las necesidades más urgentes de la población allí donde se plantean. Colabora con la Media Luna Roja de Yemen y dispone de oficinas en Saná, Sadá, Amran y Aden para proporcionar una asistencia humanitaria lo más eficaz posible.

  Otras actividades de emergencia del CICR  

El mes pasado el CICR también:

  • donó 12 botiquines de primeros auxilios a los comités médicos de los hospitales de campaña de Saná y Mukalla, siete lotes con apósitos al Hospital de Ciencia y Tecnología de Saná y al Hospital al Razi en Abyan, y un lote de medicamentos al Hospital al Razi;

  • repuso 100 bolsas de primeros auxilios para las secciones de la Media Luna Roja de Yemen en Saná y Aden, y proporcionó a la sección de Abyan 10 botiquines de primeros auxilios;

  • organizó, en colaboración con la Media Luna Roja de Yemen, un curso de primeros auxilios para formar a 20 instructores en el hospital de campaña de Saná y otro curso para 26 miembros del personal de primeros auxilios del hospital.

La Cruz Roja Alemana:

  • suministró y repuso un total de 120 botiquines de primeros auxilios para las secciones de la Media Luna Roja de Yemen en Taiz y Seyoun, y proporcionó 300 gorras con el emblema de la media luna roja para que se pueda identificar a los voluntarios en el terreno;

  • donó seis camillas y 20 banderas con el emblema de la media luna roja a la sección de Seyoun.

  Para más información:  

  Rabab Al-Rifaï, CICR, Saná: tel.: +967 1 213 844 ó +967 711 94 43 43  

  Hicham Hassan, CICR, Ginebra: tel.: +41 22 730 25 41 ó +41 79 536 92 57  

 

    El CICR también está en Facebook(facebook.com/icrcfans) y Twitter(twitter.com/cicr_espanol)