• Enviar
  • Imprimir

Sudán del Sur: miles de refugiados reciben ayuda en el condado de Maban

15-11-2012 Resumen de actividades

Miles de familias han huido de los enfrentamientos que se libran en Sudán y se han refugiado en los campamentos del condado de Maban, en el Estado del Alto Nilo de Sudán del Sur. El CICR ha distribuido ayuda a 80.000 refugiados y está tratando de mejorar el suministro de agua potable.

El CICR emprendió en septiembre un proyecto para reforzar la red de abastecimiento de agua del campamento de refugiados de Yusuf Batil, uno de los cuatro campamentos del condado de Maban, próximo a la frontera con Sudán y el más afectado por la escasez de agua. Unas 37.000 personas han buscado refugio allí. Actualmente, el CICR está instalando canalizaciones, cisternas, fuentes y bombas de agua, especialmente en la periferia del campamento, donde el agua es menos accesible.

“Al no haber suficiente agua potable en el campamento, las condiciones higiénicas se han resentido, lo que ha contribuido a la propagación de enfermedades como la diarrea”, señaló Adrian Zimmermann, responsable de los programas de asistencia del CICR en Sudán del Sur. “Estamos trabajando con otras organizaciones humanitarias para incrementar el suministro de agua, y acercando las fuentes a las comunidades para que la gente no tenga que ir tan lejos a buscarla”.

En el campamento de refugiados de Jamam, también en el condado de Maban, el CICR ha finalizado la instalación de una tubería de suministro de agua de 15 kilómetros, que permitirá abastecer regularmente a los refugiados de la zona. Jamam es un punto de tránsito natural para los nuevos flujos de refugiados. Desde la última gran afluencia de mayo y junio el número de refugiados ha disminuido considerablemente. “Los que han sido lo bastante fuertes para emprender esta travesía desde Sudán en los últimos meses y semanas han tenido que caminar por aguas cenagosas que les llegaban a la cintura para llegar hasta allí”, explicó el señor Zimmermann. “Sin embargo, ahora que estamos en la estación seca y el camino es más fácil, es de prever que lleguen más refugiados a los campamentos”.

En los cuatro campamentos de refugiados del condado de Maban se han distribuido bidones, baldes, jabón y palanganas para promover unas buenas prácticas de higiene. “Estamos tratando de ayudar a las familias a que recojan y almacenen el agua de manera segura”, indicó el señor Zimmermann.

Además, el CICR ha distribuido artículos de primera necesidad a las familias más necesitadas de los cuatro campamentos. En total, 80.000 refugiados recibieron ropa, lonas impermeables, mantas, mosquiteros y colchonetas para protegerse de los elementos y prevenir la malaria y otras infecciones respiratorias.

Restablecimiento del contacto entre familiares

Muchos refugiados del condado de Maban tuvieron que dejar atrás a sus familias al huir de los enfrentamientos. Desde principios de 2012, el CICR, en colaboración con la Cruz Roja de Sudán del Sur, ha ayudado a más de 1.300 personas a restablecer el contacto con sus familiares mediante llamadas telefónicas. “Estas llamadas suelen ser el primer contacto que tienen con su familia desde que abandonaron sus hogares”, afirmó Marc Thorens, delegado del CICR para la zona del Alto Nilo. “Es una voz al otro lado de la línea que les anuncia que siguen con vida”.

Esta semana, el CICR reunió a dos niños no acompañados del Congo con sus familiares en Sudán del Sur. Otros ocho niños sursudaneses no acompañados viajaron al Congo para reunirse con sus familiares. Todos ellos se habían visto separados de sus seres queridos al huir de sus poblados durante un ataque perpetrado por un grupo armado.

Con el apoyo del CICR, la Cruz Roja de Sudán del Sur ha ampliado recientemente los servicios de su departamento de búsquedas de familiares. En todo el país, las secciones cuentan con abnegados colaboradores que trabajan codo con codo con una red de voluntarios de la Cruz Roja para localizar a las personas que no tienen noticias de sus familiares y tratar de que recuperen el contacto. La presencia de numerosos sursudaneses en el campamento de refugiados de Kakuma, en Kenia, y en campamentos del oeste de Etiopía, así como la importante diáspora residente en otras partes del mundo explica la ingente necesidad de servicios de búsqueda de familiares en el país.

Asesores jurídicos del ejército reciben formación en derecho de los conflictos armados

A finales de octubre, el CICR impartió por primera vez un curso sobre derecho de los conflictos armados a los asesores jurídicos del ejército de Sudán del Sur. Sudán del Sur es la última nación que se ha adherido a los Convenios de Ginebra de 1949, y la labor del ejército es clave para garantizar que el país cumple sus compromisos de proteger y respetar a la población civil, los heridos y los detenidos.

En la clausura de este curso, de una semana de duración, el teniente general Ayuen Alier Jongroor, jefe adjunto del Estado Mayor del ejército y responsable de la formación, insistió en la importancia de la orientación brindada por los asesores jurídicos a los mandos durante las operaciones militares. “Ahora que el ejército se está convirtiendo en una fuerza más profesional, este curso demuestra nuestra voluntad de que estas normas sean asimiladas completamente por nuestras unidades de combate. El derecho de los conflictos armados sustenta todas nuestras operaciones”, afirmó el teniente general Ayuen, quien recientemente asistió en Kuala Lumpur a un taller internacional para oficiales superiores sobre las normas por las que se rigen las operaciones militares organizado por el CICR y por las fuerzas armadas de Malasia.

Se pueden descargar gratuitamente secuencias de vídeo ("B-roll") para su difusión.
A partir del 15 de noviembre se podrá ver el vídeo “Refugees struggle in South Sudan camps” (Las dificultades de los refugiados en los campamentos de Sudán del Sur) en Eurovision News y en www.icrcvideonewsroom.org

Para más información:
Ewan Watson, CICR, Juba, tel.: +211 912 17 89 46
Jean-Yves Clémenzo, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 22 71 ó +41 79 217 32 17


Fotos

Unos niños recogen agua para beber. 

Condado de Maban, en Sudán del Sur.
Unos niños recogen agua para beber. Esta agua superficial es fácil de recoger, pero puede transmitir enfermedades. El CICR esta instalando fuentes y sistemas de distribución de agua para suministrar a los refugiados agua potable.
© CICR / v-p-ss-e-00193

Una refugiada de Sudán recorre un largo camino desde el punto de abastecimiento de agua más cercano a su alojamiento temporal, cargada con recipientes de plástico llenos de agua. 

Condado de Maban, en Sudán del Sur.
Una refugiada de Sudán recorre un largo camino desde el punto de abastecimiento de agua más cercano a su alojamiento temporal, cargada con recipientes de plástico llenos de agua. El CICR está mejorando la red de abastecimiento de agua para hacer más liviano su trabajo y el de tantas otras.
© CICR / v-p-ss-e-00194

Un colaborador del CICR ayuda a una mujer a sostener los artículos de primera necesidad que acaba de recoger en un punto de distribución del CICR. 

Condado de Maban, en Sudán del Sur.
Un colaborador del CICR ayuda a una mujer a sostener los artículos de primera necesidad que acaba de recoger en un punto de distribución del CICR. Es uno de los 80.000 refugiados sudaneses en Sudán del Sur a los que el CICR ha entregado estos artículos.
© CICR / v-p-ss-e-00195

Varios colaboradores descargan de un camión del CICR paquetes con ropa, lonas, mantas y colchonetas para distribuirlas a los refugiados sudaneses que tuvieron que huir a Sudán del Sur. 

Condado de Maban, en Sudán del Sur.
Varios colaboradores descargan de un camión del CICR paquetes con ropa, lonas, mantas y colchonetas para distribuirlas a los refugiados sudaneses que tuvieron que huir a Sudán del Sur.
© CICR / v-p-ss-e-00196

Unas mujeres hacen cola para recoger los socorros distribuidos por el CICR. 

Condado de Maban, en Sudán del Sur.
Unas mujeres hacen cola para recoger los socorros distribuidos por el CICR. La organización está suministrando artículos como jabón y palanganas para que la población pueda lavarse, además de ropa, lonas, mantas, mosquiteros y colchonetas.
© CICR / v-p-ss-e-00197

Unas mujeres recogen los socorros distribuidos por el CICR. 

Condado de Maban, en Sudán del Sur.
Unas mujeres recogen los socorros distribuidos por el CICR.
© CICR / v-p-ss-e-00198