• Enviar
  • Imprimir

Siria: el CICR ayuda a suministrar agua potable a 10 millones de personas

17-12-2012 Resumen de actividades

Mientras continúa el deterioro de la situación en Siria, las necesidades de agua, alimentos y atención médica de cientos de miles de personas siguen en aumento. El CICR y la Media Luna Roja Árabe Siria están haciendo todo lo posible por ayudar a los más necesitados.

La incesante escalada de la violencia ha provocado un ostensible deterioro de la infraestructura del país. Servicios públicos esenciales como el abastecimiento de agua se han visto gravemente afectados.

“Millones de personas corren el riesgo de quedarse sin agua potable”, declaró Sameer Putros, responsable de las actividades de agua y hábitat del CICR en Siria. “Los organismos de obras hidráulicas locales tienen muchas dificultades para abastecer de agua potable a los habitantes y las personas desplazadas debido a la inseguridad y la escasez de productos indispensables para tratar el agua.

El CICR lleva desde el mes de noviembre colaborando con el Ministerio de Recursos Hídricos y con los organismos locales de obras hidráulicas y suministrándoles consumibles para el tratamiento del agua. “Nuestro proyecto permite abastecer de agua a unos 10 millones de personas en Tartous, Lattakia, Al-Quneitra, Deir Ezzor, Al Hassakeh, Al-Raqqa, Homs, Damasco y Damasco Rural, Hama, Daraa y Al Sweida”, destacó el señor Putros.

Los esfuerzos del CICR por garantizar que la población tenga agua potable han tropezado con algunos obstáculos en zonas como Alepo y Deir Ezzor a causa de los enfrentamientos. “Si el agua no se desinfecta, puede contener diversas bacterias y virus susceptibles de provocar trastornos gastrointestinales como la diarrea aguda, que puede ser mortal, especialmente en los niños pequeños y los ancianos”, explicó Andrea Reis, coordinadora de las actividades de salud del CICR en Siria. “Es, pues, sumamente importante que los ingenieros hidráulicos y el personal humanitario puedan llevar a cabo su labor en condiciones de seguridad”.

En colaboración con la Media Luna Roja Árabe Siria, el CICR también transporta el agua en camiones a varias zonas de Damasco Rural, Homs y Deir Ezzor. En casos excepcionales de extrema urgencia, el CICR también está repartiendo agua embotellada a las personas recién desplazadas.

Además de suministrar agua, el CICR ofrece a la Media Luna Roja Árabe Siria el material y las competencias técnicas necesarias para mejorar las instalaciones de agua y saneamiento de las escuelas y otros edificios públicos que albergan a personas desplazadas. “Tenemos que ampliar las instalaciones, instalar duchas, habilitar baños separados para hombres y mujeres y poner calentadores de agua para que las personas allí alojadas puedan soportar las bajas temperaturas”, señaló el señor Putros.

Entre el 25 de octubre y el 5 de diciembre, el CICR, en colaboración con la Media Luna Roja Árabe Siria:

  • suministró a los organismos locales de obras hidráulicas 250 toneladas de sulfato de aluminio y cantidades significativas de otros productos para el tratamiento del agua a fin de garantizar el abastecimiento de agua potable de unos 10 millones de personas durante tres meses;
  • siguió suministrando agua con camiones cisterna a más de 100.000 desplazados internos en Damasco Rural, Homs y Deir Ezzor;
  • mejoró las instalaciones de agua, saneamiento y alojamiento de los centros que albergan a personas desplazadas, especialmente las escuelas y otros edificios públicos de las gobernaciones de Homs, Alepo, al-Raqqa, al-Sweida e Idlib. Las obras ya han terminado en 270 centros que acogen a más de 80.000 personas, y siguen en marcha en otros 145 centros.
  • proporcionó cuatro generadores que serán instalados en la gobernación de Homs y que permitirán a los organismos de obras hidráulicas mejorar el suministro de agua.

Además de las actividades de agua y hábitat que tiene en marcha desde hace seis semanas, el CICR también ha repartido alimentos a cerca de 200.000 personas desplazadas por el conflicto. Las distribuciones se llevaron a cabo en Damasco Rural, Homs, Deir Ezzor y al-Raqqa, en el este del país, y Alepo e Idlib al norte. También ha entregado colchonetas mantas y productos de aseo a unas 35.000 personas.

Por otro lado, el CICR distribuyó soluciones intravenosas, anestesia y otros fármacos necesarios para las operaciones, material quirúrgico, apósitos y otros socorros médicos en el casco antiguo de Homs. También hizo entrega al hospital Ibn al Nafees de Damasco de una mesa de operaciones, material quirúrgico y anestesia, y procedió a evaluar las instalaciones del hospital privado al-Nahda de Homs como parte de las evaluaciones de los centros de salud que está llevando a cabo en distintos lugares del país.

Para más información:
Rabab Al-Rifaï, CICR, Damasco, tel.: +963 993 70 08 47 ó +963 11 331 04 76
Rima Kamal, CICR, Damasco, tel.: + 963 930 33 67 18 ó + 963 11 331 04 76
Alexis Heeb, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 37 72 ó +41 79 218 76 10