• Enviar
  • Imprimir

República Democrática del Congo: unas 90.000 personas reciben ayuda de urgencia en el este del país

20-12-2012 Resumen de actividades N° 08/12

Si bien la situación se mantiene relativamente estable desde hace algunos días en las provincias de Kivu Norte y Kivu Sur, algunos hechos de vandalismo o de justicia popular, así como tensiones entre comunidades étnicas en algunas zonas, han creado un clima de preocupación y temor en la población. En ambas provincias, miles de personas, residentes y desplazadas, sobreviven en condiciones muy precarias.

"La situación de los civiles en el este de la República Democrática del Congo y su necesidad inmediata de seguridad deben formar parte de las conversaciones en curso. Esta población, afectada ya por años de conflicto y violencia, hoy vive en una incertidumbre cada vez mayor. Y tiene derecho a ser respetada y protegida", declara Franz Rauchenstein, jefe de la delegación del CICR en la República Democrática del Congo.

"Para nosotros, es primordial poder seguir visitando a las personas detenidas en relación con los conflictos en el este de la República Democrática del Congo, evacuar a los heridos de guerra y brindarles atención médica, prestar asistencia a las personas desplazadas, sobre todo a las más vulnerables, y buscar a los parientes de los niños que han quedado separados de sus familiares", añade el señor Rauchenstein.

Los equipos del CICR, junto con los voluntarios de la Cruz Roja de la República Democrática del Congo, están trabajando ahora en Sake, localidad ubicada al oeste de Goma, pero también en la zona de Masisi Central (Kivu Norte) y en Minova (Kivu Sur). No escatiman esfuerzos para prestar asistencia alimentaria de urgencia a unas 90.000 personas. Algunos de los beneficiarios también reciben artículos de primera necesidad, como cacerolas, ropa, mantas y lonas alquitranadas. Para realizar estas distribuciones, los equipos deben superar considerables dificultades, dado que es plena temporada de lluvias.

"Es la segunda vez que nos hemos desplazado", explica Kahindo, una joven de dieciséis años de edad, en una distribución organizada en el campo de fútbol de una escuela de Kimoka (barrio de la localidad de Sake), en favor de más de 45.000 personas. La primera vez, huimos con nuestros padres, pero esta vez los combates nos sorprendieron. Nuestros padres, que habían ido al campo, fueron asesinados; yo huí con mis hermanos menores."

En el terreno, los delegados del CICR conversan con personas que sufrieron actos de violencia en las últimas semanas, para prestarles asistencia. La labor de los delegados también consiste en documentar casos de violación del derecho internacional humanitario. Al igual que en todos los países donde despliega actividades, el CICR comunica sus observaciones de manera confidencial y bilateral a las fuerzas o a los grupos armados correspondientes. El fin último es que los portadores de armas cambien su conducta respecto de los civiles y las personas fuera de combate.

Además, desde el 19 de noviembre, el CICR ha realizado las siguientes actividades:

  • gestiones para poder visitar a las personas arrestadas durante la toma de la ciudad de Goma, que siguen detenidas hasta la fecha;
  • operación de más de 130 heridos de guerra en los hospitales de N'Dosho y Katindo, en Goma; evacuación y atención de heridos de guerra en Kivu Sur y apoyo material y financiero a las estructuras hospitalarias de Bukavu;
  • construcción de letrinas y duchas, y refacción de un tanque y conductos de agua en los campamentos de desplazados de Minova, Saïo y Nyamunyunyi en Bukavu;
  • apoyo a la acción de la Cruz Roja de la República Democrática del Congo, sobre todo en el ámbito de los primeros auxilios a los heridos y su evacuación;
  • registro de los datos de más de 350 niños en Goma y en Bukavu; en colaboración con la Cruz Roja de la República Democrática del Congo, reunión de más de un centenar de esos niños con sus familiares.

Para más información:
Annick Bouvier, CICR, Kinshasa, tel.: +243 81 700 85 36
Marie-Servane Desjonquères, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 31 60 o +41 536 92 58


Fotos

Minova, Kivu Sur. Equipos del CICR y voluntarios de la Cruz Roja de la RD Congo entregan víveres de emergencia a personas desplazadas. 

Minova, Kivu Sur. Equipos del CICR y voluntarios de la Cruz Roja de la RD Congo entregan víveres de emergencia a personas desplazadas.
© CICR / D. Revol

El CICR ha fortalecido su apoyo a las  

El CICR ha fortalecido su apoyo a las "casas de escucha" de la Cruz Roja de la RD Congo en Minova, que alberga a víctimas de la violencia, en particular la violencia sexual. Les ofrece apoyo psicológico y las refiere a un centro médico cuando necesitan atención a raíz del ataque.
© CICR / D. Revol / cd-e-01500

El CICR se esfuerza por mantener el contacto con todas las partes del conflicto en los Kivus. 

El CICR se esfuerza por mantener el contacto con todas las partes del conflicto en los Kivus.
© CICR / D. Revol / cd-e-01503

Bukavu, Kivu Sur. Esta joven, herida por los combates, fue evacuada por el CICR para recibir tratamiento en el hospital de Panzi. 

Bukavu, Kivu Sur. Esta joven, herida por los combates, fue evacuada por el CICR para recibir tratamiento en el hospital de Panzi.
© CICR / D. Revol / cd-e-01509

Un bote viaja de Bukavu a Goma. Un niño de dos años, acompañado por un delegado del CICR, va en busca de su madre tras permanecer separado de ella adurante tres semanas. 

Un bote viaja de Bukavu a Goma. Un niño de dos años, acompañado por un delegado del CICR, va en busca de su madre tras permanecer separado de ella adurante tres semanas.
© CICR / D. Revol / cd-e-01512

Goma. El niño en brazos de su madre, tras la feliz reunificación. 

Goma. El niño en brazos de su madre, tras la feliz reunificación.
© CICR / D. Revol / cd-e-01513