• Enviar
  • Imprimir

Afganistán: resumen de las actividades del CICR en el período de enero a septiembre de 2012

08-10-2012 Resumen de actividades

Visitas a lugares de detención y restablecimiento del contacto entre familiares

El CICR visita, con regularidad, las cárceles administradas por los países que forman parte de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad conducida por la OTAN, por las fuerzas de Estados Unidos y por las autoridades afganas. Mediante estas visitas, que desempeñan una función en la búsqueda de personas desaparecidas, también se presta ayuda a los miembros de familias separadas para que puedan mantenerse en contacto.

Desde comienzos del año 2012, el personal del CICR:

  • ha realizado 249 visitas en 97 lugares de detención;
  • ha seguido de cerca los casos de 2.917 detenidos en forma individual y visitó a 1.167 de ellos por primera vez;
  • ha asumido los gastos de viaje de 27  ex detenidos a fin de que regresaran a sus localidades de origen;
  • recogió unos 14.525 mensajes de Cruz Roja y distribuyó otros 15.700, principalmente entre detenidos y sus familiares, con la ayuda de la Media Luna Roja Afgana;
  • ha facilitado 3.705 videoconferencias entre personas detenidas en el Centro de Detención de Parwan y en el Centro de Detención Nacional en Parwan y sus familiares;
  • ha facilitado, proporcionando el transporte, la realización de 3.104 visitas a los familiares de detenidos en el centro de Parwan.

Asistencia de salud

El CICR suministra medicamentos y brinda apoyo médico al hospital Sheberghan, en el norte, y el Hospital Regional de Mirwais, en el sur. Ambos establecimientos están bajo la dirección del Ministerio de Salud Pública. Además, el CICR presta apoyo técnico y financiero, y abastece de medicamentos e insumos médicos a 47 clínicas de la Media Luna Roja Afgana. La Institución proporciona botiquines de primeros auxilios y otros suministros médicos en las zonas cercanas a las líneas del frente, así como capacitación en primeros auxilios para portadores de armas y civiles, a fin de que puedan atender a los heridos.  

Desde el comienzo del año 2012, en los hospitales Sheberghan y Mirwais han sido ingresados 24.705 pacientes en régimen de internado y han atendido en 88.597 consultas a pacientes ambulatorios. En ese mismo período, en  el hospital de Mirwais se practicaron unas 8.000 intervenciones quirúrgicas.

Además, el CICR:

  • brindó capacitación en primeros auxilios para 1.846 portadores de armas, para miembros de las Fuerzas Afganas de Seguridad Nacional, para personal de la policía afgana, del Ministerio de Salud Pública, y conductores de taxis (pues éstos trasladan a menudo heridos al hospital);
  • hizo entregas mensuales de fármacos y otros artículos a tres puestos de salud locales dirigidos por el CICR en el sur y en el este.

Servicios de rehabilitación física

Mediante siete centros de ortopedia en diferentes partes de Afganistán, el CICR presta servicios de rehabilitación a personas amputadas y a otras personas con discapacidad. En algunos centros se ayuda a las personas discapacitadas a presta apoyo a reintegrarse en la sociedad, mediante formación vocacional, asignación de microcréditos y educación infantil en el hogar. Algunos pacientes, en especial los parapléjicos, reciben asistencia a domicilio, además de asistencia médica, económica y social.

De enero a septiembre, en los siete centros del CICR:

  • se registraron los datos de más de 5.700 pacientes nuevos, incluidos 833 amputados;
  • se prestó asistencia a 59.293 pacientes;   
  • se colocaron unas 10.700 prótesis y órtesis;
  • se realizaron más de 171.800 sesiones de fisioterapia;
  • se otorgaron microcréditos a unos 530 pacientes, a fin de que pudieran poner una microempresa;
  • se impartió formación vocacional a unos 250 pacientes, 205 de los cuales finalizaron su formación;
  • se realizaron 5.171  visitas domiciliarias para atender a pacientes con lesiones en la columna vertebral.

Distribución de víveres y otro tipo de ayuda

En estrecha labor conjunta con la Media Luna Roja Afgana, el CICR distribuye alimentos y otros artículos de primera necesidad a las personas afectadas por el conflicto o por alguna catástrofe natural. Mediante la realización de proyectos de alimentos por trabajo en varias provincias, los jefes de hogar pueden mantener a sus familias, y mediante la realización de programas capacitación para los criadores de ganado, éstos adquieren competencias básicas de veterinaria.

Hasta la fecha, el CICR y la Media Luna Roja Afgana:

  • han distribuido 359 toneladas métricas de trigo, arroz y alubias para 4.945 familias de participantes en los proyectos de alimentos por trabajo;
  • han distribuido raciones de alimentos suficientes para un mes y utensilios domésticos para 21.118 familias desplazadas a causa del conflicto o de alguna catástrofe natural;
  • han distribuido 1.200 polluelos de dos meses para 667  mujeres en el este y el norte de Afganistán, para ayudarles a mantener a sus familias a través de la crianza de aves. Las mujeres también recibieron alimento para pollos y equipamiento básico, como comederos y bebederos para las aves;
  • ha realizado  sesiones de formación para 680 ganaderos a fin de ayudarles a mejorar la cría de ganado en el sur y el centro del país;
  • ha otorgado microcréditos en favor de 1.366 hogares, a fin de ayudarles a mejorar la calidad de sus actividades agropecuarias.

Servicios de distribución de agua y saneamiento

Para apoyar a los organismos locales encargados de la distribución de agua, el CICR ayuda en el abastecimiento de agua salubre a comunidades tanto rurales como urbanas, mediante la perforación de pozos, la instalación de conductos y la capacitación de las comunidades en mantenimiento de bombas manuales. El CICR también ayuda a las autoridades penitenciarias a mejorar la higiene y el saneamiento en los lugares de detención.

Entre enero y septiembre, el CICR:

  • instaló conductos y perforó pozos, mediante lo cual se abasteció de agua salubre a más de 65.000 personas en zonas urbanas de las provincias de Jalalabad, Herat, Farah y Kandahar;
  • instaló bombas manuales de agua, capacitó a pobladores para que puedan mantenerlas correctamente, y refaccionó varias tomas de agua para abastecer de agua salubre a unas 266.000 residentes en zonas rurales de las provincias de Kabul, Kapisa, Parwan, Bamiyán, Paktia, Jost, Ghazni, Herat, Kandahar, Balj, Nangarhar y Kunduz;
  • realizó sesiones de promoción de hábitos de higiene para unas 26.000 personas en Kabul, Herat, Farah, Laghman, Jalalabad, Kunduz y Balj (Mazar-i-Sharif);
  • ayudó a mejorar el suministro de agua y las condiciones de saneamiento en favor de 8.300 detenidos en 12 cárceles provinciales;
  • continuó las obras de renovación del Hospital Regional de Mirwais, en Kandahar.

Promoción del respeto del derecho internacional humanitario

Como parte del diálogo que mantiene con las partes en el conflicto, el CICR les recuerda su obligación de proteger a la población civil y a otras víctimas de la guerra mediante la promoción del respeto del derecho internacional humanitario. La Institución también promueve el derecho internacional humanitario entre las fuerzas armadas y las fuerzas de seguridad, grupos de la sociedad civil, organismos gubernamentales y universidades.

De enero a septiembre de 2012, el CICR:

  • hizo presentaciones sobre derecho internacional humanitario para unos 3.000 miembros del ejército nacional afgano, la policía nacional afgana y unidades locales de la policía, así como de la Dirección Nacional de Seguridad y grupos armados de oposición;
  • dio charlas informativas sobre el cometido y la labor del CICR para más de 17.300 personas, incluidos ancianos de la comunidad, académicos religiosos, miembros de consejos provinciales, autoridades políticas, ONG, la Media Luna Roja Afgana y beneficiarios de los programas de asistencia del CICR.

Actividades en asociación con la Media Luna Roja Afgana

El CICR presta asistencia técnica y financiera a la Media Luna Roja Afgana para ayudarle a ofrecer servicios a la comunidad y a implementar diversos programas  
De enero a septiembre de 2012, con el apoyo del CICR, la Media Luna Roja Afgana distribuyó alimentos, artículos de primera necesidad, semillas, fertilizantes y aperos para las familias afectadas por el conflicto en varias regiones.

Recursos

Afganistán es la operación de mayor envergadura del CICR por lo que respecta a los recursos; para el año 2012, tiene un presupuesto de 89 millones de francos suizos. La Institución cuenta con más de 1.650 colaboradores nacionales y con 140 expatriados que trabajan desde su principal delegación en Kabul y en cinco subdelegaciones y 11 oficinas distribuidas en todo el país. Además, el CICR dirige siete centros de ortopedia y rehabilitación física.


Para más información:
Robin Waudo, CICR, Kabul, tel.: +93 700 28 27 19
Abdul Hassib Rahimi, CICR, Kabul, tel.: +93 700 27 64 65
Bijan Farnoudi, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 21 80 ó +41 79 536 92 59


Fotos

Unidad de pediatría, hospital de Mirwais, Kandahar, Afganistán. Nafasgol tiene 3 años de edad y ha contraído una neumonía tras una infección menor por la cual no recibió asistencia médica. A causa de la peligrosa situación en la zona, la madre no pudo llevarla al hospital a tiempo. Ahora, Nafasgol está gravemente enferma. 

Unidad de pediatría, hospital de Mirwais, Kandahar, Afganistán. Nafasgol tiene 3 años de edad y ha contraído una neumonía tras una infección menor por la cual no recibió asistencia médica. A causa de la peligrosa situación en la zona, la madre no pudo llevarla al hospital a tiempo. Ahora, Nafasgol está gravemente enferma.
© CICR / K. Holt / v-p-af-e-01757

Unidad de pediatría del hospital de Mirwais, Kandahar, Afganistán. Mujeres cuidan a sus hijos y bebés en sala para los casos de diarrea. Durante los meses de verano, la diarrea es un problema considerable en la ciudad de Kandahar, a causa de la falta de agua potable. Como consecuencia de ello, muchos niños presentan un cuadro de desnutrición. 

Unidad de pediatría del hospital de Mirwais, Kandahar, Afganistán. Mujeres cuidan a sus hijos y bebés en sala para los casos de diarrea. Durante los meses de verano, la diarrea es un problema considerable en la ciudad de Kandahar, a causa de la falta de agua potable. Como consecuencia de ello, muchos niños presentan un cuadro de desnutrición.
© CICR / K. Holt / v-p-af-e-01773

Hospital de Mirwais, Kandahar, Afganistán. El personal médico del CICR va con los médicos del hospital durante la ronda diaria de visitas.  

Hospital de Mirwais, Kandahar, Afganistán. El personal médico del CICR va con los médicos del hospital durante la ronda diaria de visitas.
© CICR / S. Lenelle / v-p-af-e-01826

Centro rehabilitación física del CICR, Kabul, Afganistán. El presidente del CICR, Peter Maurer, escucha al jefe del proyecto de rehabilitación del CICR, Alberto Cairo.  

Centro rehabilitación física del CICR, Kabul, Afganistán. El presidente del CICR, Peter Maurer, escucha al jefe del proyecto de rehabilitación del CICR, Alberto Cairo.
© CICR / F. Wahidy / v-p-af-e-01881

Centro de rehabilitación física del CICR, Kabul, Afganistán. Mujeres afganas discapacitadas practican para aprender a caminar con sus prótesis de pierna. 

Centro de rehabilitación física del CICR, Kabul, Afganistán. Mujeres afganas discapacitadas practican para aprender a caminar con sus prótesis de pierna.
© CICR / F. Wahidy / v-p-af-e-01857

Hospital de Mirwais, Kandahar, Afganistán. Pacientes esperando su turno. 

Hospital de Mirwais, Kandahar, Afganistán. Pacientes esperando su turno.
© CICR / S. Lenelle / v-p-af-e-01831