• Enviar
  • Imprimir

Malí: una urgencia humanitaria en un contexto muy inestable

27-04-2012 Resumen de actividades

En el norte de Malí, el CICR y la Cruz Roja Maliense siguen atendiendo las necesidades de las poblaciones castigadas por la violencia armada pese a las importantes limitaciones derivadas de la inseguridad.

“En esta región debilitada por la escasez de alimentos, el acceso a la atención médica, al agua potable y a los alimentos constituye un problema, tanto para las decenas de miles de desplazados como para los habitantes de la zona”, declaró Jürg Eglin, jefe de la delegación regional del CICR para Malí y Níger. En las ciudades de Gao, Tombuctú y Kidal, el acceso al agua es muy difícil.

“El sábado 21 de abril, un convoy de la Cruz Roja Maliense logró transportar víveres y medicamentos hasta el hospital de Tombuctú”, añadió el señor Eglin. “Es imperativo que tengamos acceso a las poblaciones que sufren las consecuencias de la violencia; sin embargo, todavía no se dan las garantías de seguridad necesarias para que podamos emprender una acción humanitaria de mayor envergadura”.

En este contexto inestable y complejo, el CICR trabaja para que la misión humanitaria neutral e independiente del CICR y de la Cruz Roja Maliense sea entendida y aceptada por todas las partes presentes. Esta aceptación, así como la obtención de garantías de seguridad fiables, son indispensables para poder desplegar una asistencia humanitaria que responda plenamente a las ingentes necesidades.

Desde el 13 de abril, el CICR:

  • despachó el 17 de abril un convoy desde Niamey a Níger cargado con medicamentos y material sanitario, que se entregaron al hospital de Gao para que pudiera atender las necesidades de entre 300 y 500 enfermos y de un centenar de heridos de guerra;
  • ha puesto a dos de sus colaboradoras —una enfermera y una matrona— a disposición del equipo médico del hospital de Gao;
  • ha suministrado medicamentos para ayudar a que se reanuden las actividades del centro de salud de referencia de la ciudad de Ansongo, en el sur de Gao;
  • ha enviado a las regiones de Gao y Tombuctú a un cirujano y un médico para que atiendan a los heridos de guerra de esta zona;
  • ha suministrado 5.000 litros de carburante al día para permitir el funcionamiento de las redes de abastecimiento y tratamiento de agua de la ciudad de Gao y evitar que sus habitantes sufran escasez de agua;
  • ha enviado una misión de reconocimiento a Kidal con el fin de evaluar las necesidades más urgentes.

Para poder llevar a cabo su labor en el norte de Malí, el CICR cuenta con un pequeño equipo en Gao, Kidal y Tombuctú. Acaba de abrir una oficina en Mopti y mantiene su presencia y su actividad en Bamako. La organización también socorre a los refugiados malienses en Burkina Faso, Mauritania y Níger.

Para más información:
Jürg Eglin, CICR, Niamey, tel.: +227 96 85 78 68
Steven Anderson, CICR, Ginebra, tel.: +41 79 536 92 50


Fotos

Bamako, Malí. Una familia maliense que huyó de los enfrentamientos en la ciudad nororiental de Gao, asediada por los rebeldes, espera el traslado tras arribar en autobús. 

Bamako, Malí. Una familia maliense que huyó de los enfrentamientos en la ciudad nororiental de Gao, asediada por los rebeldes, espera el traslado tras arribar en autobús.
© Reuters / J. Penney

Férério, provincia de Udalan, Burkina Faso. Un voluntario de la Cruz Roja de Burkina Faso que colabora con el CICR toma nota de los detalles acerca de una familia de refugiados malienses. 

Férério, provincia de Udalan, Burkina Faso. Un voluntario de la Cruz Roja de Burkina Faso que colabora con el CICR toma nota de los detalles acerca de una familia de refugiados malienses.
© CICR / C. Bosson / v-p-bf-e-00022

Gorum-Gorum, provincia de Udalan, Burkina Faso. Descarga de camiones que acaban de llegar desde Côte d'Ivoire con artículos de primera necesidad para refugiados malienses que huyeron de los combates. 

Gorum-Gorum, provincia de Udalan, Burkina Faso. Descarga de camiones que acaban de llegar desde Côte d'Ivoire con artículos de primera necesidad para refugiados malienses que huyeron de los combates.
© CICR / C. Bosson / v-p-bf-e-00028

Gorum-Gorum, provincia de Udalan, Burkina Faso. Artículos de primera necesidad que se distribuirán entre refugiados malienses que huyeron de los enfrentamientos. 

Gorum-Gorum, provincia de Udalan, Burkina Faso. Artículos de primera necesidad que se distribuirán entre refugiados malienses que huyeron de los enfrentamientos.
© CICR / C. Bosson / v-p-bf-e-00026