• Enviar
  • Imprimir

Níger: afrontar la crisis alimentaria

01-06-2012 Resumen de actividades N° 12/01

Níger, al igual que otros países del Sahel, está afectado por una crisis alimentaria y debe hacer frente a una afluencia de refugiados y ciudadanos nigerinos que huyen del conflicto en el norte de Malí. El CICR y la Cruz Roja de Níger prestan ayuda a las personas más vulnerables.

"En la región de Tillabery, donde hemos concentrado nuestros esfuerzos, la población, que no se había recuperado aún de la crisis registrada en 2009-2010, tuvo que acoger, a comienzos del año y en pocos meses, a varias decenas de miles de refugiados malienses, así como a nigerinos que regresaban al país", declara el jefe de la delegación del CICR para Malí y Níger, Juerg Eglin. "Dada la magnitud de sus necesidades, esas personas dependen hoy de la ayuda alimentaria de emergencia. También requieren ayuda económica, forraje para el ganado y apoyo para estar preparadas cuando llegue la temporada de actividades agrícolas y de pastoreo, que comienza pronto”.

Alimentos para sobrevivir y semillas para mantener la esperanza

Tillabery es una de las regiones más duramente afectadas por la inseguridad alimentaria en el Sahel, como consecuencia de las malas cosechas durante la temporada agrícola de los años 2010-2011. La llegada de una oleada de personas que huye del conflicto en Malí agrava la situación. Muchas familias ya no pueden alimentarse adecuadamente porque carecen de reservas suficientes. A los más pobres, cuyo poder adquisitivo es muy escaso, ya no les alcanzan los medios para abastecerse en el mercado.

"Cada vez más familias no tienen más remedio que adoptar soluciones de último recurso", asegura el coordinador de programas de seguridad económica del CICR para Níger y Malí, Jules Amoti. "Algunas reducen el número de comidas diarias, otras malvenden los animales, mientras que otras optan por irse a lugares menos afectados por la crisis".

El pasado 7 de mayo, en colaboración con la Cruz Roja de Níger, el CICR completó una operación de distribución de víveres en favor de más de 110.000 personas en 75 aldeas de los departamentos de Uallam, Banibangu y Abala (región de Tillabery). Cada hogar (integrado por seis personas en promedio) recibió 200 kilos de mijo, con los cuales podrá subvenir a sus necesidades de cereales durante un período de cuatro meses. También se prestó apoyo a 20 bancos de cereales, con objeto de permitir suministros adicionales en caso de necesidad. Entre enero y marzo de 2012, el CICR ya había distribuido víveres a un número similar de personas. Además, más de 60.000 personas recibieron semillas (20 kilos de semillas mejoradas de mijo y 5 kilos de semillas de caupí por hogar).


En la región de Agadez (norte de Níger), donde las comunidades viven principalmente de la ganadería, lo más importante es mejorar el acceso a los granos. En total, 100 bancos de cereales recibieron 1.000 toneladas de mijo, que se venderán a la población a precios adaptados a sus posibilidades.

Garantizar un poder adquisitivo suficiente para los ganaderos

En tanto que una parte importante del ganado fue diezmada por la sequía de 2010, el déficit de precipitaciones en el período 2011-2012 asestó un nuevo golpe a los medios de subsistencia de los ganaderos. "Los animales se han enflaquecido, debido a la falta de pasto y las largas caminatas en busca de forraje”, explica el señor Amoti. Los ganaderos se han visto obligados a vender sus animales a precios irrisorios".

En la región de Agadez, en las últimas semanas se han emprendido diversas acciones, a fin de complementar la alimentación de los animales a través de 61 bancos de alimentos para el ganado. Además, el 15 de mayo comenzó una operación para que cerca de 5.000 hogares puedan vender a buen precio decenas de miles de animales debilitados en los mercados de ganado comunales, donde serán sacrificados. La carne se distribuirá a las comunidades, o se secará y distribuirá ulteriormente a las estructuras sociales locales, como  los comedores escolares. En la misma región del norte de Níger, el CICR prestó apoyo a una campaña de vacunación y tratamiento del ganado destinada a más de un millón de animales.

En la región de Tillabery, sobre todo en los municipios de la frontera entre Níger y Malí, unos 2,4 millones de animales fueron vacunados y tratados contra las enfermedades epidémicas y los parásitos internos y externos, con el apoyo del CICR.

Más allá de la urgencia

"En las regiones de Tillabery y de Agadez, lo único que piden las comunidades es recuperar la autosuficiencia”, prosigue el señor Amoti. Además de la asistencia alimentaria, a menudo vital, es indispensable establecer programas a más largo plazo que sirvan de modelo, como los proyectos de “dinero en efectivo por trabajo”.

Por lo tanto, en estas dos regiones expuestas a las inclemencias del clima, el CICR y la Cruz Roja de Níger han puesto en marcha programas que permiten a las comunidades rehabilitar los suelos degradados, podar los árboles invasivos, construir canales de escorrentía (a fin de facilitar la infiltración del agua de lluvia para el crecimiento del pasto), o aumentar la profundidad de los estanques naturales, recibiendo dinero en efectivo a cambio para subvenir a sus necesidades. Por último, en la región de Agadez, el CICR está estudiando la mejor manera de garantizar, a largo plazo, el acceso de las personas al forraje, incluso en épocas de sequía.

Para más información:
Germain Mwehu, CICR, Niamey, tel.: +227 97 45 43 82
Steven Anderson, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 20 11 ó +41 79 536 92 50


Fotos

Punto de distribución de víveres de Tigizéfa, departamento de d'Abala, región de Tillabéry, Níger. Voluntarios de la Cruz Roja de Níger distribuyen víveres entre la población, con el apoyo del CICR. 

Punto de distribución de víveres de Tigizéfa, departamento de d'Abala, región de Tillabéry, Níger. Voluntarios de la Cruz Roja de Níger local distribuyen víveres entre la población, con el apoyo del CICR.
© CICR / I. Djadi

Banibangou, Tillabéry, Niger. Con el apoyo del CICR, agricultores locales reciben semillas y equipamiento para mejorar su producción. 

Banibangou, Tillabéry, Niger. Con el apoyo del CICR, agricultores locales reciben semillas y equipamiento para mejorar su producción.
© CICR

Mercado de Banibangou, Tillabéry, Níger. Un voluntario de la Cruz Roja releva precios del ganado. 

Mercado de Banibangou, Tillabéry, Níger. Un voluntario de la Cruz Roja releva precios del ganado.
© CICR / M. Sani

Punto de distribución de víveres de Site de Kabéfo, departement de Abala, region de Tillabéry, Níger. Voluntarios de la Cruz Roja evalúan el estado de salud nutricional de un niño. 

Punto de distribución de víveres de Site de Kabéfo, departement de Abala, region de Tillabéry, Níger. Voluntarios de la Cruz Roja evalúan el estado de salud nutricional de un niño.
© CICR / M. Abdourahamane