• Enviar
  • Imprimir

Sudán: el CICR sigue atendiendo a las necesidades humanitarias

03-04-2012 Resumen de actividades N° 01/12

Los últimos meses, se ha registrado una nueva violencia en los estados de Kordofán Sur y de Nilo Azul, en tanto que sigue la inestabilidad en amplias regiones de Darfur. El CICR ha seguido tratando de obtener acceso a todas las regiones afectadas por el conflicto, a fin de afrontar los efectos de los combates. Este es un panorama de las actividades realizadas de julio de 2011 a febrero de 2012.

Nilo Azul y Kordofán Sur han sido particularmente afectados por los combates librados los últimos meses. Decenas de miles de personas han sido desplazadas, algunas en Sudán y otras han buscado refugio en los vecinos países de Sudán del Sur o Etiopía. El CICR ha reiterado al Gobierno sudanés su disposición para extender sus actividades en las regiones afectadas. "Estamos dispuestos a satisfacer de manera neutral e imparcial las necesidades humanitarias de la población civil y de las personas que no participan en las hostilidades", dijo el jefe de la delegación del CICR en Sudán, Pascal Hundt.

"En muchos lugares de Darfur, la situación de índole humanitaria es motivo de preocupación, especialmente porque la grave sequía que ya afecta a amplias regiones del Sahel probablemente incidirá en la situación nutricional de muchos civiles", dijo el señor Hundt.

Asistencia de emergencia y apoyo para la subsistencia

En un esfuerzo para ayudar a las comunidades desplazadas, el CICR distribuyó semillas y aperos a unas 134.000 personas en todo Darfur y entregó raciones de víveres de emergencia en favor de unas 600.000 personas en el este de Jebel Marra. Generalmente en cooperación con la Media Luna Roja Sudanesa, el CICR también entregó artículos de primera necesidad, como mantas, artículos de higiene y baterías de cocina para unas 47.500 personas,  principalmente en Darfur y en el estado de Nilo Azul. El CICR también donó a la Media Luna Roja Sudanesa 1.000 paquetes que contienen artículos de primera necesidad, para que se distribuyan en Darfur.

El CICR proporcionó formación y equipamiento a 460 voluntarios de la Media Luna Roja Sudanesa, a fin de mejorar su capacidad para prepararse a afrontar situaciones de emergencia y poder prestar asistencia en dichas situaciones. En el campamento de desplazados en Gereida, en Darfur Meridional, el CICR traspasó a Merlin, organización humanitaria no gubernamental, la realización de un programa nutricional, después de haberlo administrado durante casi seis años, conjuntamente con la Cruz Roja Australiana y la Cruz Roja Británica.

Entre julio y febrero, más de 42.000 personas en Darfur se beneficiaron de diversos proyectos del CICR, incluidos los de riego por bombeo, labranza con tractores y distribución de carros de tracción por burros, a fin de mejorar los medios para la subsistencia.

Acceso al agua potable para la población y el ganado

Entre julio de 2011 y febrero de 2012, el CICR emprendió una acción para garantizar el acceso al agua potable y mejorar las instalaciones de atención de salud en favor de unas 434.000 personas en los estados de Darfur, Kassala, Kordofán Sur y Nilo Azul.

En ese mismo período, reparó 217 bombas de agua manuales en Darfur y formó a 153 técnicos para el mantenimiento de dichas bombas de agua. También proporcionó a los técnicos cajas de herramientas y repuestos.

El CICR mejoró 21 puntos de abastecimiento de agua (17 en Darfur, dos en Kordofán Sur y uno en Nilo Azul y otro en Kassala) e impartió formación a los operadores de los puntos de abastecimiento  de agua. En el hospital Muglad, el CICR construyó dos bloques de letrinas y duchas, y renovó los sistemas de abastecimiento de agua y de desagüe.

Vacunación de más de un millón de cabezas de ganado

Mediante la campaña de vacunación del CICR en 2011 se vacunó a más de un millón de animales. Se vacunó al ganado en Darfur y Kordofán Sur, a Fin de prestar apoyo a las comunidades nómadas cuya subsistencia depende de sus reses, camellos, cabras y ovejas.

En los primeros meses de 2012, como parte de la continuación de la campaña, otras 80.000 cabezas de ganado suplementarios fueron vacunadas en las regiones rurales de Garsila, Darfur Occidental.

"Cuando nuestros animales están bien, nos sentimos bien, es como nuestra propia salud", dijo Al Tahir, cuidador de ganado y encargado de la aplicación de vacunas en la región de Garsila. "Lo más difícil es cuando los animales mueren".

Durante el último semestre de 2011, el CICR formó a unos 100 encargados comunitarios de la salud veterinaria. En enero de 2012, en Nyala, Darfur Meridional, 21 encargados comunitarios de la salud veterinaria participaron en un curso anual de actualización. En febrero, 22 auxiliares de salud veterinaria también se reunieron para recibir formación en Nyala.

Desempeñar el cometido de intermediario neutral

Tras solicitud de las partes interesadas, el CICR prestó servicios como intermediario neutral en la liberación de cinco ciudadanos turcos, detenidos por el Movimiento Justicia e Igualdad, en Darfur Septentrional, así como en la entrega de esas personas a un representante de la embajada de Turquía en Jartum. En una operación similar, 29 trabajadores chinos, detenidos en Kordofán Sur por el Movimiento de Liberación del Pueblo Sudanés-Norte, fueron trasladados por el CICR a Nairobi, Kenia, donde fueron entregados a los representantes de la embajada de China.

Servicios de rehabilitación física

El CICR presta a poyo a siete centros de rehabilitación y a una clínica móvil administrada por la Autoridad Nacional de Prótesis y Órtesis de Sudan. Durante el último semestre de 2011, se colocaron prótesis y órtesis a más de 1.350 pacientes y se entregaron aparatos para caminar a más de 1.000 pacientes. El CICR y la Autoridad Nacional también prestaron servicios de fisioterapia a más de 900 pacientes.

Asistencia de salud para mujeres y niños

El CICR continúa prestando apoyo a siete centros de asistencia de salud en todo Darfur, especialmente a los servicios de asistencia de salud para mujeres y niños. En las siete clínicas, se realizaron unas 48.000 consultas generales y 11.250 consultas de obstetricia; asimismo, se realizaron más de 26.000 vacunaciones de rutina para niños, entre julio de 2011 y febrero de 2012. El CICR también patrocina la participación de 27 parteras de los estados de Darfur Septentrional y Darfur Occidental en un programa de un año de duración que terminará a mediados de 2012.  

Además, el CICR ayudó a organizar el traslado de 23 pacientes a instalaciones quirúrgicas especializadas en Jartum. Por último, el CICR prestó apoyo a la campaña nacional antipoliomielitis efectuada por el Ministerio de Salud. En esa campaña más de 127.000 niños fueron vacunados contra dicha enfermedad en Darfur Occidental, Darfur Septentrional y Darfur Meridional.

Reunión de familiares

A fin de ayudar al restablecimiento y mantenimiento del contacto entre familiares separados por el conflicto, el CICR recoge y entrega mensajes de Cruz Roja (cuyo contenido son breves noticias de índole familiar) y pone a disposición teléfonos para que las personas puedan llamar a sus hogares.

Entre julio y diciembre del año pasado, el CICR y la Media Luna Roja Sudanesa recogieron conjuntamente 3.416 mensajes de Cruz Roja y distribuyeron 3.199. Además, durante el conflicto en Libia, ambas Instituciones ayudaron a ponerse en contacto con sus familiares a los ciudadanos sudaneses y a otros extranjeros en la región fronteriza entre Libia y Egipto.

El CICR también organizó la repatriación de seis adolescentes sudaneses desde Chad, y facilitó la reunión con sus familiares.

Promoción del derecho internacional humanitario

En diciembre, tuvo lugar un curso para formadores, tras la celebración de un taller conjunto sobre la difusión del derecho internacional humanitario, organizado por la Media Luna Roja Sudanesa en octubre. En dichos acontecimientos, a los que contribuyó un delegado de la Cruz Roja Sueca, los participantes recibieron información sobre los principios del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y las actividades del CICR en Sudán, así como sobre el derecho internacional humanitario..

El CICR continuó su diálogo con públicos de diversa índole para promover el conocimiento sobre el derecho internacional humanitario y la labor del CICR. En octubre, en varios lugares de Darfur, se celebraron cuatro presentaciones; una de ellas se realizó en cooperación con la Universidad Al Fashir. En Jartum, el CICR y la Universidad de Jartum organizaron un taller sobre el derecho internacional humanitario, rama del derecho que figura en el programa de estudios.

Para más información:
Aleksandra Matijevic Mosimann, CICR, Jartum, tel.: +249 1 83 476 464 ó +249 912 170 576
Adil Sharif (en árabe), CICR, Jartum, tel.: +249 91 213 77 64
Marie-Servane Desjonquères, CICR, Ginebra, tel.: +41 79 536 92 58


Fotos

Kutum, Darfur. El CICR lleva adelante una campaña de vacunación del ganado, en cooperación con el Ministerio de Recursos Animales y Pesca.  

Kutum, Darfur. El CICR lleva adelante una campaña de vacunación del ganado, en cooperación con el Ministerio de Recursos Animales y Pesca.
© CICR

Kutum, Darfur. Una mujer busca agua para sus animales. 

Kutum, Darfur. Una mujer busca agua para sus animales.
© CICR / Ateib Adam Said

Buram, sur de Darfur. Delegados del CICR explican a dirigentes comunitarios la finalidad de su visita y la labor de la Institución. 

Buram, sur de Darfur. Delegados del CICR explican a dirigentes comunitarios la finalidad de su visita y la labor de la Institución.
© CICR / Abdallah Sabir Nahar

Muglad, estado de Kordofan del Sur, Darfur. Niños recogen agua potable en las fuentes de agua facilitadas por el CICR.  

Muglad, estado de Kordofan del Sur, Darfur. Niños recogen agua potable en las fuentes de agua facilitadas por el CICR.
© CICR / J. Guittet

Kutum, Darfur. Pobladores buscan agua para el ganado.  

Kutum, Darfur. Pobladores buscan agua para el ganado.
© CICR / Ateib Adam Said

Buram, sur de Darfur. Con el apoyo del CICR, se ha reemplazado una bomba de agua averiada; ahora los pobladores vuelven a contar con suministro de agua salubre.  

Buram, sur de Darfur. Con el apoyo del CICR, se ha reemplazado una bomba de agua averiada; ahora los pobladores vuelven a contar con suministro de agua salubre.
© CICR / Abdallah Sabir Nahar