• Enviar
  • Imprimir

Sudán: el CICR mantiene su actividad en Darfur y está preparado para ayudar en otras zonas

17-01-2013 Resumen de actividades

Los combates esporádicos que libran las fuerzas gubernamentales y grupos armados de oposición en algunas zonas de Darfur siguen haciendo mella en la población civil.

Incluso en las zonas en las que reina una relativa calma la población necesita ayuda para recobrar la autosuficiencia. Durante nueve meses, el CICR repartió ayuda a unas 500.000 personas en Darfur.

“Las copiosas lluvias de este año, junto con la distribución de semillas y aperos llevada a cabo por el CICR, han permitido a los agricultores de Darfur incrementar la superficie cultivada”, explicó Jean-Christophe Sandoz, jefe de la delegación del CICR en Sudán. Las evaluaciones preliminares llevadas a cabo tras la distribución hacen prever una buena cosecha que ayudará a más de medio millón de personas. Además, unas 100.000 personas se beneficiaron de un programa de vacunación del ganado apoyado por el CICR que permitió vacunar a más de 800.000 animales de las comunidades nómadas. “Las comunidades afectadas por el conflicto son muy vulnerables”, señaló el señor Sandoz. “De ahí nuestro afán por prestarles todo nuestro apoyo en colaboración con nuestro principal asociado en el país, la Media Luna Roja Sudanesa”.

Los continuos enfrentamientos librados entre las fuerzas gubernamentales y los grupos armados en los estados de Kordofán Sur y Nilo Azul se han cobrado múltiples víctimas en los últimos meses y han provocado una nueva oleada de desplazados. Miles de personas han huido de sus hogares en busca de lugares más seguros, a menudo cruzando la frontera con Sudán del Sur. “Nos hemos ofrecido a ampliar nuestra presencia en estas zonas de conflicto para llevar a cabo una evaluación imparcial de las necesidades y ayudar a las personas más afectadas”, indicó el señor Sandoz. “Sin embargo, hasta ahora no se nos ha concedido el permiso para acceder a esas zonas”. Mientras tanto, el CICR está ayudando a los refugiados sudaneses que se hallan en Sudán del Sur, entre otras cosas mejorando el suministro de agua en diversos campamentos.

A continuación figura un resumen de las actividades del CICR en la región entre marzo y noviembre de 2012.

Intermediario neutral

El CICR, en su calidad de intermediario neutral, participó en la entrega y liberación de varios detenidos y en la entrega al Gobierno sudanés de varios soldados capturados por grupos armados de la oposición.

En febrero, el CICR facilitó la liberación de cinco ciudadanos turcos en Darfur y 29 ciudadanos chinos en Kordofán Sur que se encontraban en manos de grupos armados. En abril, ayudó a repatriar a 13 prisioneros de guerra sudaneses liberados por las autoridades de Sudán del Sur y en julio, facilitó la entrega de 63 miembros de las fuerzas armadas sudanesas liberados por un grupo armado de oposición en Darfur.

En virtud del cometido que le otorgan los Convenios de Ginebra, el CICR visitó en agosto a 19 prisioneros de guerra sursudaneses detenidos por las autoridades sudanesas en Kadugli, Kordofán del Sur. El CICR visita a los prisioneros y a otros detenidos para asegurarse de que reciben un trato humano y digno, conforme al derecho internacional humanitario. En septiembre, los prisioneros de guerra fueron liberados y trasladados en un avión del CICR desde Sudán a Sudán del Sur, donde quedaron al cuidado de las autoridades. En noviembre, el CICR facilitó la liberación de tres soldados sudaneses por un grupo armado en Darfur.

Distribución de socorros de urgencia y ayuda a la población a conservar sus medios de subsistencia

El CICR, a menudo en colaboración con la Media Luna Roja Sudanesa, se afana por ayudar a las personas recién desplazadas proporcionándoles raciones de alimentos de urgencia que les permitan superar el trastorno inicial de tener que abandonar sus hogares. A las personas que llevan desplazadas largos períodos de tiempo, el CICR les ayuda a recuperar la capacidad de valerse por sí mismos.

Para mejorar las perspectivas a largo plazo de las comunidades afectadas por el conflicto, el CICR distribuyó semillas y aperos que beneficiarán a más de 500.000 personas de Jebel Marra y de otras zonas de Darfur. Además, distribuyó arados para burros a cerca de 40.000 personas. También se repartieron alimentos a más de 450.000 personas de Darfur para preservar las semillas distribuidas y, con ello, la última cosecha del año. “Ante una situación de necesidad, los agricultores se suelen ver en la difícil disyuntiva de decidir si plantar las semillas o usarlas para alimentar a sus familias”, explicó el asistente de enlace local del CICR, Shamseldeen Abdelrasoul. El CICR también colaboró con los centros de investigación agrícola de Al Fashir y Nyala mediante dos proyectos de multiplicación de semillas.

El ganado es la principal fuente de ingresos de las comunidades nómadas que migran con el cambio de estación en busca de agua y pastos. Para garantizar la buena salud de los animales, el CICR, en colaboración con el Ministerio de Ganadería, Pesca y Pastos, ayudó a vacunar a cerca de 820.000 cabezas de ganado pertenecientes a unas 16.400 familias de zonas aisladas de Darfur, y enseñó a más de 200 personas a prestar servicios veterinarios básicos. Además, mejoró las instalaciones del centro veterinario de Al Malam en Darfur Meridional.

Las grandes distancias y la ausencia de transporte pueden impedir a mucha gente llevar a tiempo al mercado sus productos agrícolas. Para paliar este problema, el CICR distribuyó carros para burros que ayudarán a 7.200 habitantes de Darfur. Los carros, que también se pueden utilizar para el transporte de agua y el traslado de personas a los dispensarios de salud, constituyen una fuente de ingresos para sus propietarios.

Tras las inundaciones registradas en Kordofán Sur el pasado mes de junio, el CICR ayudó a la Media Luna Roja Sudanesa a repartir a 4.200 personas artículos de primera necesidad como lonas impermeables, mantas, bidones, ropa, jabón y utensilios de cocina. También donó a la Media Luna Roja Sudanesa artículos similares para su distribución a más de 1.800 familias de Darfur damnificadas por las inundaciones.

Amplia campaña de vacunación

El CICR sigue colaborando con siete centros de atención primaria de Darfur y, a través de la Media Luna Roja Sudanesa, con un dispensario móvil y cuatro dispensarios de atención primaria del estado de Nilo Azul. El CICR ayuda a los centros de salud de Darfur, que dan cobertura a cerca de 140.000 personas, proporcionándoles medicamentos y material médico, complementando los salarios de su personal y velando por que cumplan las normas del Ministerio de Sanidad. Entre marzo y noviembre del año pasado, el personal del centro atendió a unos 50.000 pacientes que se hicieron revisiones médicas generales, mientras otros 30.000 recibieron vacunas rutinarias. Asimismo, más de 8.000 mujeres acudieron a estos centros para someterse a revisiones prenatales. Con el apoyo del CICR se vacunó a más de 45.000 niños contra la polio y a unas 450.000 personas contra la meningitis.

El CICR también colaboró en una campaña de vacunación que comenzó en junio y se prolongó durante seis meses, organizada por el Ministerio de Sanidad en Darfur Septentrional en zonas con bajos índices de inmunización. En noviembre, ya se había vacunado contra numerosas enfermedades a más de 50.000 niños de menos de un año. El objetivo es que los índices de vacunación se sitúen en el 80 por ciento.

A finales del mes de octubre se registraron casos de fiebre amarilla en Darfur. El CICR fue una de las primeras organizaciones en actuar, proporcionando a los hospitales de las zonas afectadas material sanitario y dos tiendas para las salas de cuarentena. El CICR también ha colaborado en la actual campaña de vacunación dirigida a más de 206.000 personas de Niertiti y Sharq Al Jabal.

Para promover la seguridad en los partos, el CICR está creando una red de matronas para prestar atención especializada a la población que apenas tiene acceso a los servicios de salud. Este año, veintisiete alumnos que recibieron el apoyo del CICR se licenciaron en las escuelas públicas de obstetricia dependientes del Ministerio de Sanidad. Para sensibilizar a la población sobre diversos temas de salud, el CICR también organizó más de 180 sesiones educativas en Darfur, a las que asistieron cerca de 7.000 personas.

El CICR colabora con siete centros de rehabilitación física dirigidos por la Autoridad Nacional de Ortopedia y con un establecimiento dependiente del Centro Cheshire de Jartum para la rehabilitación de niños discapacitados. Entre marzo y noviembre del año pasado, cerca de 2.000 pacientes recibieron prótesis u ortesis y otros 900 recibieron ayudas para la movilidad. Con el apoyo del CICR, la Autoridad Nacional y el Centro Cheshire ofrecieron atención fisioterapéutica a más de 1.500 pacientes.

Intercambio de más de 9.500 mensajes

Localizar a las personas que se han visto separadas de sus seres queridos y ponerlas de nuevo en contacto con sus familiares es un servicio humanitario esencial ofrecido por el CICR y la Media Luna Roja Sudanesa. Esta labor consiste en localizar a personas, reunir a las familias y tratar de esclarecer qué ha sido de aquellos que siguen desaparecidos. Entre marzo y noviembre, el CICR y la Media Luna Roja Sudanesa entregaron y recogieron más de 9.500 mensajes de Cruz Roja (breves mensajes que contienen noticias personales) entre familiares. Asimismo, reunieron a siete niños que vivían en Jartum con sus familiares en Sudán del Sur, y a otro niño con su familia en el Chad.

El CICR siguió difundiendo y promoviendo el cumplimiento del derecho internacional humanitario e informando sobre su cometido y sus actividades. Así, realizó varias presentaciones ante el personal de las fuerzas armadas sudanesas, el personal de la policía de reserva central, la guardia fronteriza, oficiales de policía, ancianos de la comunidad, académicos, miembros de organizaciones de la sociedad civil y periodistas. Para facilitar sus actividades humanitarias, el CICR dialoga constantemente con las fuerzas de seguridad sudanesas y los grupos armados.

En noviembre, en colaboración con el CICR, la Media Luna Roja Sudanesa organizó una mesa redonda sobre la iniciativa “Asistencia de salud en peligro” (iniciativa del CICR que alerta sobre los peligros que corren los servicios de salud durante los conflictos armados y otras situaciones de emergencia), junto con representantes del cuerpo médico militar y del Ministerio de Sanidad.

Para más información:
Umar Phiri, CICR, Jartum, tel.: +249 912 178 943
Adil Sharif (en árabe), CICR, Jartum, tel.: +249 91 213 77 64
Jean-Yves Clémenzo, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 22 71 ó +41 79 217 32 17
Sitio web: www.cicr.org/spa


Fotos

Ciudadanos turcos liberados en Darfur con ayuda del CICR llegan a Jartum. 

Ciudadanos turcos liberados en Darfur con ayuda del CICR llegan a Jartum.
© CICR

Las autoridades sudanesas liberan a detenidos de Sudán del Sur en Kadugli, Kordofan del Sur. 

Las autoridades sudanesas liberan a detenidos de Sudán del Sur en Kadugli, Kordofan del Sur.
© CICR

Abyei. Curso de formación en primeros auxilios para voluntarios de la Media Luna Roja Sudanesa, impartido con el apoyo del CICR. 

Abyei. Curso de formación en primeros auxilios para voluntarios de la Media Luna Roja Sudanesa, impartido con el apoyo del CICR.
© CICR

Darfur Meridional. En enero de 2012, el CICR distribuyó burros y carretas a mujeres desplazadas vulnerables, en Niyala. 

Darfur Meridional. En enero de 2012, el CICR distribuyó burros y carretas a mujeres desplazadas vulnerables, en Niyala.
© CICR / Yousif

Jartum. En septiembre de 2011, se firmó un Memorando de Entendimiento sobre la cooperación entre el CICR y las Fuerzas Armadas Sudanesas (FAS) para promover la integración del derecho internacional humanitario (DIH) en la formación y las rotaciones de tropas de las FAS. 

Jartum. En septiembre de 2011, se firmó un Memorando de Entendimiento sobre la cooperación entre el CICR y las Fuerzas Armadas Sudanesas (FAS) para promover la integración del derecho internacional humanitario (DIH) en la formación y las rotaciones de tropas de las FAS.
© CICR / A. Sharif

Estudiantes de fisioterapia de diferentes universidades participan en un programa de pasantías de la Autoridad Nacional de Ortopedia de Sudán, con el asesoramiento del CICR. 

Estudiantes de fisioterapia de diferentes universidades participan en un programa de pasantías de la Autoridad Nacional de Ortopedia de Sudán, con el asesoramiento del CICR.
© CICR / Banoune