• Enviar
  • Imprimir

Siria: a pesar de las dificultades, la ayuda sigue llegando a las personas necesitadas

29-01-2013 Resumen de actividades

Los enfrentamientos no parecen tener fin y la situación humanitaria en Siria se sigue deteriorando. En colaboración con la Media Luna Roja Árabe Siria, el CICR sigue luchando por superar los obstáculos que afronta en sus esfuerzos por aportar una asistencia muy necesaria a las víctimas del conflicto.

El sufrimiento de hombres, mujeres y niños ha llegado a niveles sin precedentes en todo el país. Con la intensificación de los enfrentamientos en diferentes partes de Siria, resulta cada vez más difícil acceder a ciertas zonas como Alepo, Deir Ezzor e Idlib. No obstante, el CICR, con la ayuda de la Media Luna Roja Árabe Siria, sigue proporcionando y distribuyendo en todo el territorio del país paquetes de alimentos, artículos de higiene, colchones y mantas. Además, prosiguen en toda Siria los esfuerzos para responder a las necesidades en materia de agua y saneamiento.

"Responder a las necesidades de manera eficiente y oportuna sigue siendo la prioridad en nuestras operaciones", dijo Edwin Gilmore, que coordina la logística del CICR en el país. "Carreteras bloqueadas, infraestructura dañada e intensos enfrentamientos son algunos de los obstáculos que debemos superar para llegar hasta las personas necesitadas. A veces, eso significa que tenemos que encontrar otras vías de acceso o aprovechar breves momentos de calma durante las hostilidades".

Las severas condiciones climáticas que se presentaron en toda Siria a principios de enero no sólo agudizaron los sufrimientos de las personas desplazadas sino que también complicaron los problemas que afrontan los convoyes que transportan socorros humanitarios y alargaron considerablemente el tiempo de viaje hasta sus respectivos destinos. "El viaje hasta Idlib nos llevó casi 10 horas, en vez de las cuatro horas habituales", dijo Marianne Gasser, jefa de la delegación del CICR en Siria, tras regresar de esa ciudad.

Sin embargo, desde comienzos de enero, el CICR ha logrado prestar ayuda a las personas necesitadas en Damasco, Damasco Rural, Homs, Hama, Tartus, Lattakia, Alepo, Idlib, al-Hassakeh, al-Raqqah y Deir Ezzor. El personal del CICR también ha realizado visitas sobre el terreno en varias zonas, entre ellas Damasco Rural, Homs, Hama y Sweida, donde el CICR y la Media Luna Roja Árabe Siria han evaluado conjuntamente las instalaciones de abastecimiento de agua y de saneamiento y planificado futuras distribuciones de socorros.

"Es muy importante que vayamos al terreno y evaluemos la situación con nuestros propios ojos", dijo la Sra. Gasser. "Ésta no es tarea fácil, pero estamos muy decididos a realizarla y todos los días, nuestros colaboradores superan los límites de lo posible. Al escuchar las historias de la gente y ver cómo viven, comprendemos mejor las necesidades humanitarias sobre el terreno y mejoramos nuestra respuesta. Siempre intentamos equilibrar nuestra preocupación por la seguridad de nuestro personal y la necesidad de estar en el terreno en persona. Incluso hemos negociado con respecto a las líneas del frente".

Desde principios de año, en colaboración con la Media Luna Roja Árabe Siria, el CICR ha proporcionado:

  • paquetes de alimentos para unas 164.000 personas en Damasco, Damasco Rural, Homs, Hama, Idlib, Alepo y Lattakia;
  • aproximadamente 15.000 colchones y mantas para 15.000 personas en Damasco, Damasco Rural, Homs, Hama, Alepo, Idlib y Lattakia;
  • utensilios de cocina (cacerolas, platos, tazas y cubiertos) para 20.000 personas desplazadas en Damasco y Damasco Rural;
  • artículos de higiene (champú, jabón, detergente, artículos para higiene femenina, etc.) para 50.000 personas desplazadas en Damasco, Damasco Rural, Homs y Lattakia.

También en enero, el CICR respondió a las necesidades de salud:

  • donando materiales quirúrgicos y otros insumos médicos a cuatro hospitales en Damasco y Damasco Rural tras haber evaluado las necesidades y la capacidad de los hospitales en materia de cirugía
  • proporcionando materiales quirúrgicos y otros insumos médicos a la Media Luna Roja Palestina, que trabaja en Damasco, para que ésta los distribuyera a hospitales en el campamento de refugiados palestinos de Yarmuk en colaboración con la Media Luna Roja Árabe Siria.

Junto con la Media Luna Roja Árabe Siria, el CICR también respondió a las necesidades de agua y de saneamiento:

  • distribuyendo agua mediante camiones cisterna para 65.000 personas en Tal Kurdi y al-Nabek, en Damasco Rural;
  • proporcionando más de 10.000 botellas de agua potable en beneficio de casi 60.000 personas, en al-Hassakeh y Deir Ezzor;
  • distribuyendo casi 380.000 litros de hipoclorito de sodio, un producto para purificar el agua, en Homs, Hama, Damasco, Deir Ezzor y Tartus, a fin de ayudar a las autoridades locales encargadas del abastecimiento de agua a mantener reservas de agua potable para 12.500.000 personas;
  • continuando con la renovación de los sistemas de abastecimiento de agua y de saneamiento,  así como de las viviendas, en 99 centros que alojan a casi 35.000 personas desplazadas en Homs, Alepo, Al-Sweida y Deir Ezzor.

Para más información:
Rima Kamal, CICR Damasco, tel.: +963 930 33 67 18 o +963 11 331 0476
Dibeh Fakhr, CICR Ginebra, tel.: +41 22 730 37 23 o +41 79 447 37 26


Fotos

Un edificio en llamas a raíz de los combates. 

Ain Tarma, Damasco, Siria.
Un edificio en llamas a raíz de los combates.
© Reuters

Una niña lava utensilios en la escuela en la que se ha refugiado. 

Umm Jalal, Idlib, Siria.
Una niña lava utensilios en la escuela en la que se ha refugiado.
© Reuters

Depósito del CICR en Damasco. 

Damasco.
Depósito del CICR.
© CICR / R. Kamal

Damasco rural. Descarga de agua embotellada en un depósito del CICR. 

Damasco rural.
Descarga de agua embotellada en un depósito del CICR.
© ICRC