• Enviar
  • Imprimir

República Democrática del Congo: la población continúa sufriendo y la violencia se desplaza

01-02-2013 Resumen de actividades

Miles y miles de familias desplazadas o residentes en el este del país, tuvieron que arreglárselas cada día durante el primer mes del año para encontrar agua y alimentos, así como algo de seguridad. Mientras que ahora hay una relativa calma en algunos lugares de Kivu Norte, así como en Goma y sus alrededores, la violencia se ha propagado a otros lugares.

"Sea en la región de Masisi en Kivu Norte, donde continúan los enfrentamientos entre militares y grupos armados, sea en Katanga, donde la violencia sigue siendo de actualidad, muchas personas se han desplazado porque temen por su propia seguridad. Además, se han observado actos de violencia contra la población, como pillajes, y robos", dijo el jefe de la delegación del CICR en la República Democrática del Congo, Franz Rauchenstein.

Cirugía en favor de un centenar de heridos de guerra

El equipo quirúrgico del CICR que trabaja en el hospital NDosho de Goma prosigue su actividad. En el hospital se operó a más de un centenar de heridos de guerra durante el mes de enero y se prestó apoyo psicológico a los que lo necesitaban, especialmente a los niños, muchos de los cuales llegaron traumatizados por sus heridas y muy afectados por las violencias que vivieron. Por ejemplo, un niño de 9 años llegó al hospital en un profundo estado de choque tras ver morir a su hermanita en sus propios brazos, así como a otros miembros de su familia. Además, fue necesario amputarle una pierna y un pie.

Visitas a detenidos

El CICR siguió efectuando visitas en diferentes lugares de detención civiles y militares de la República Democrática del Congo, entre los cuales la cárcel central de Goma. También efectuó obras de saneamiento en la cárcel central de Bunia (Provincia Oriental), donde reparó las letrinas, instaló dos fuentes y construyó un patio para incrementar el espacio a disposición de los detenidos, que sufren a causa del hacinamiento.

Asistencia a los desplazados y evacuaciones médicas en Kivu Norte y Kivu Sur

En la región de Masisi (Kivu Norte), se proporcionaron ayuda alimentaria de urgencia y chapas a finales de diciembre en favor de más de 23.500 desplazados que llegaron durante el último trimestre de 2012 escapando a los enfrentamientos en la región. En enero, también se distribuyó otro material, como cacerolas, baldes y esterillas.

"Actualmente observamos un recrudecimiento de las hostilidades entre grupos armados en Kivu Sur", explicó la jefa de la subdelegación del CICR en Kivu Sur, Laetitia Courtois. Los combates se desplazan y están casi a las puertas de la ciudad de Bukavu. También se han registrado enfrentamientos en lugares muy recónditos, como los territorios de Kalehe, en el norte de Bukavu, y de Walungu/Shabunda, en el suroeste".

En enero, unos diez heridos de guerra fueron evacuados del territorio de Walungu (Kivu Sur) a estructuras hospitalarias de Bukavu. Seis niños que sufrían de malnutrición también fueron trasladados a esas estructuras desde del territorio de Kabare, una zona de muy difícil acceso.

En el territorio de Ninja, en el noroeste de Bukavu (Kivu Sur), más de 5.500 personas vulnerables, tanto desplazadas como residentes, recibieron semillas hortícolas y cortes de batata cultivables todo el año en pequeñas superficies y cuyas primeras cosechas se obtienen después de tres meses de la siembra. Asimismo, se procedió a la refacción de estanques piscícolas y se distribuyeron alevinos de tilapia a unas sesenta familias de piscicultores.

La relativa calma en algunas partes de las provincias de Kivu Norte y Kivu Sur dio al CICR la posibilidad de reanudar su actividad de apoyo a centros de salud y casas que acogen a las víctimas de violencia sexual. Esta actividad había perdido intensidad en noviembre y diciembre a causa de las muy difíciles condiciones de seguridad y la necesidad de atender a multitudes de heridos en las urgencias hospitalarias.

Seguimiento de la situación humanitaria en Katanga

Dado el aumento de la violencia y los consiguientes desplazamientos de población, la situación humanitaria se deteriora en Katanga y el CICR sigue con atención la evolución de la situación.

En la localidad de Bunkeya (distrito de Kolwezi), situada al norte de la ciudad de Likasi, la Cruz Roja de la República Democrática del Congo distribuyó artículos de primera necesidad, como cacerolas, azadas, chapas y ropa, a más de 850 desplazados por la violencia en lugares ubicados más al norte, en el territorio de Mituaba. Sin embargo, estas familias tuvieron que huir de nuevo a causa de los enfrentamientos en Bunkeya.

Desde comienzos del año, el CICR también:

  • ha reunido con sus familiares a un 40 % de los niños cuyos datos registró tras los enfrentamientos en Goma y sus alrededores a finales de 2012, para lo cual contó con la ayuda de los voluntarios de la Cruz Roja de la República Democrática del Congo;
  • ha terminado la primera fase de un proyecto de refacción de nueve fuentes de agua y cambiado varias tuberías entre el lugar de captación del agua y el tanque de agua de la empresa de acueducto, Regideso, en la ciudad de Walikale, donde la población se eleva a 60 000 habitantes aproximadamente;
  • formar en primeros auxilios a camilleros de las Fuerzas Armadas de la República del Congo estacionados en el territorio du Rutshuru (Kivu Norte);
  • ha organizado sesiones de difusión del derecho internacional humanitario, de las cuales una en la Universidad de Kananga (Kasai occidental), para los estudiantes de derecho internacional, y otra para los oficiales del contingente marroquí de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo, en Dungu (Provincia Oriental).

Para más información:
Annick Bouvier, CICR, Kinshasa, tel.: +243 81 700 85 36
Thomas Glass, CICR, Goma, tel.: +243 81 700 77 86
Jean-Yves Clémenzo, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 22 71 ó +41 79 217 32 17


Fotos

Kivu Sur. Numerosas personas, debilitadas a causa del largo recorrido o de alguna enfermedad, debieron ser trasladadas por voluntarios de la Cruz Roja de la República Democrática del Congo y del CICR. 

Kivu Sur. Numerosas personas, debilitadas a causa del largo recorrido o de alguna enfermedad, debieron ser trasladadas por voluntarios de la Cruz Roja de la República Democrática del Congo y del CICR.
© CICR / C. Cardon

Kivu Sur. Tres de cada cuatro adultos debieron ser trasladados en camillas, y todos los niños, sobre las espaldas de los voluntarios. 

Kivu Sur. Tres de cada cuatro adultos debieron ser trasladados en camillas, y todos los niños, sobre las espaldas de los voluntarios.
© CICR / C. Cardon

Kivu Sur. Después de más de tres días de marcha, estos niños, enfermos y con desnutrición grave, no tenían fuerza para caminar y descansaron en una iglesia en Miranda. 

Kivu Sur. Después de más de tres días de marcha, estos niños, enfermos y con desnutrición grave, no tenían fuerza para caminar y descansaron en una iglesia en Miranda.
© CICR / H. Lukula

Goma, Kivu Norte. Hospital de Ndosho. Niño que sufrió la amputación de los dos miembros inferiores tras la explosión de una bomba en su casa. 

Goma, Kivu Norte. Hospital de Ndosho. Niño que sufrió la amputación de los dos miembros inferiores tras la explosión de una bomba en su casa.
© CICR / D. Revol

Reunión preparatoria en Lwizi (Kivu Sur) antes de iniciar la marcha para llegar a Miranda. 

Reunión preparatoria en Lwizi (Kivu Sur) antes de iniciar la marcha para llegar a Miranda.
© CICR / H. Lukula