• Enviar
  • Imprimir

Actividades del CICR en Israel y los territorios ocupados en 2012

01-03-2013 Resumen de actividades

El CICR continúa siguiendo de cerca las consecuencias en el plano humanitario de las políticas israelíes en los territorios ocupados y sensibiliza a las autoridades y los grupos armados palestinos acerca de la necesidad de respetar a la población civil y al personal médico en todo momento. Resumen de las actividades realizadas en 2012.

A pesar de los intentos internacionales de facilitar la reanudación del proceso de paz entre Israel y la Autoridad Palestina, incluida la labor de Jordania para propiciar el diálogo entre las partes a comienzos de 2012, no se logró avanzar, pues las dos partes rehusaron modificar sus posiciones. Israel continúa exigiendo negociaciones directas sin condiciones, mientras que la Autoridad Palestina sostiene que Israel debe interrumpir los asentamientos en Cisjordania como condición para continuar con las negociaciones.

En noviembre, la Asamblea General de las Naciones Unidas admitió a Palestina como Estado observador, reconocimiento apoyado por la gran mayoría de los países en la votación, incluidos varios de la Unión Europea. Israel y Estados Unidos, sin embargo, denunciaron la unilateralidad de la iniciativa y aseguraron que obstaculizaría la reanudación del proceso de paz.

En ese mismo mes, se observó la mayor escalada de violencia entre Israel y la Franja de Gaza desde 2008-2009. Los enfrentamientos, que se prolongaron durante una semana, dejaron un saldo de 173 palestinos y cuatro israelíes muertos, además de cientos de heridos, la mayoría de ellos palestinos. Tras el acuerdo para el cese del fuego, alcanzado gracias a la intervención de Egipto, se redujeron las tensiones en la zona. Entretanto, la reconciliación entre Hamás y Al Fatah se demoraba pese a la mediación egipcia y el acercamiento logrado en las reuniones recientes entre ambos grupos. Si bien Hamás, que controla Gaza, y Al Fatah continúan divididas, el diálogo mantenido a finales de 2012 dio nuevo impulso a las negociaciones.

En Cisjordania, los agricultores palestinos seguían teniendo dificultades para acceder a las tierras ubicadas en las proximidades de la barrera de seguridad y los asentamientos; la violencia de los colonos contra los palestinos y sus propiedades no cesó. La Autoridad Palestina debió enfrentar dificultades económicas que afectaron la provisión de servicios básicos. A su vez, esto generó protestas generalizadas de los palestinos contra lo que ellos veían como un fracaso de las autoridades para establecer instituciones económicamente viables. Debido a la crisis energética de principios de año, la población de Gaza sufrió cortes de electricidad que impidieron el normal funcionamiento de los medios de transporte y afectaron la prestación de servicios médicos.

Respuesta del CICR durante las últimas operaciones militares

Tras las operaciones militares que tuvieron lugar durante una semana en la Franja de Gaza a fines de noviembre, personal del CICR sobre el terreno se ocupó de recopilar información acerca de la conducción de las hostilidades. Esa información constituye la base del diálogo directo con las autoridades en Israel y en Gaza para promover el respeto de las normas del derecho internacional humanitario.

El CICR, en estrecha colaboración con sus asociados del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja –la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina y el Magen David Adom israelí–, prestó servicios para dar respuesta a las necesidades humanitarias de la zona. En Gaza, las ambulancias de la Media Luna Roja Palestina evacuaron a los heridos y los trasladaron a centros de atención, y los equipos del CICR y la Media Luna Roja Palestina distribuyeron artículos domésticos básicos y materiales para reparar las viviendas que habían sido dañadas. Por medio del diálogo con las autoridades israelíes, el CICR se aseguró de que las ambulancias de la Media Luna Roja Palestina pudieran circular de manera segura y tuvieran acceso a quienes necesitaban atención médica urgente. En Israel, junto con el Magen David Adom, el CICR recorrió las áreas afectadas por la violencia. Además, se proporcionó ayuda financiera al Magen David Adom.

Servicios de emergencia, mejora de las condiciones sanitarias y apoyo a hospitales

En 2012, el CICR continuó prestando ayuda a los palestinos más afectados por el conflicto y la ocupación. En colaboración con la Media Luna Roja Palestina, distribuyó artículos de primera necesidad entre las familias cuyas casas habían sido dañadas y otras personas en estado de vulnerabilidad. En la ciudad de Hebrón, en el sur de Cisjordania, donde el CICR proveyó a la población de raciones mensuales de alimento durante diez años, la Institución modificó sus actividades habituales para reforzar los medios de subsistencia de los habitantes.

A lo largo del territorio palestino, la población se benefició con la distribución de semillas y herramientas y la realización de programas de dinero por trabajo mediante los cuales se introdujeron mejoras en la infraestructura comunitaria en diversas localidades, entre otras iniciativas. El diálogo entre el CICR y las autoridades israelíes facilitó el acceso de los agricultores a sus tierras y de los pescadores a las zonas de pesca, con lo que se garantizó el acceso a las fuentes de sustento de la población.

La labor conjunta del CICR con las autoridades palestinas encargadas del abastecimiento de agua y la empresa de suministro de agua potable en los municipios costeros de Gaza permitió mejorar los servicios sanitarios y de distribución de agua entre los palestinos, gracias a la renovación de la infraestructura en Gaza y los programas de suministro de agua en las comunidades más necesitadas de Cisjordania. El CICR mantuvo la prioridad de los proyectos a largo plazo que tuvieran una incidencia positiva y de efectos duraderos en la salud pública.

Con la finalidad de garantizar la prestación ininterrumpida de servicios médicos en el territorio palestino, el CICR continuó con la donación de insumos, equipos, repuestos y, donde era necesario, combustible a hospitales de la Franja de Gaza afectados por las restricciones en las importaciones y por la difícil situación económica a la que debía hacer frente la Autoridad Palestina. También remodeló y renovó instalaciones hospitalarias, y proporcionó asistencia financiera a los servicios médicos de emergencia de la Media Luna Roja Palestina, que realiza tareas en todo el territorio palestino. Asimismo, asumió los costos de 62 puestos de emergencia médica administrados por las autoridades sanitarias de Gaza y reparó cinco ambulancias pertenecientes a la asociación de defensa civil y cinco de los servicios médicos de las fuerzas armadas. En Israel, los servicios de emergencia médica del Magen David Adom también recibieron asistencia del CICR.

Visitas a alrededor de 24.000 detenidos

En 2012, el CICR visitó a más de 20.600 detenidos en Israel y a alrededor de 3.350 detenidos por las autoridades palestinas. Las visitas, realizadas conforme a los procedimientos habituales del CICR, sirvieron para verificar el trato que recibían los detenidos así como sus condiciones de vida, a fin de constatar que se respetasen las normas y los estándares internacionales. La información recabada por el CICR fue entregada de manera confidencial a la autoridad penitenciaria.

Asimismo, el CICR verificó el trato que recibían los detenidos palestinos en huelga de hambre. También se realizaron las gestiones pertinentes para que miles de detenidos pudieran recibir visitas de sus familiares. Después de cinco años, en julio se reanudaron las visitas de familiares a los detenidos palestinos.

Promoción del derecho internacional humanitario

El CICR continuó promoviendo el derecho internacional humanitario y los principios humanitarios entre las autoridades, los portadores de armas y otros grupos, y la sociedad civil. El objetivo era propiciar la aceptación y el apoyo a las actividades del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y difundir la misión del CICR, es decir, la protección y la ayuda a las víctimas de los conflictos armados.

En conjunto con otros asociados del Movimiento, el CICR contribuyó a garantizar que la Media Luna Roja Palestina y el Magen David Adom contaran con la capacidad y los recursos necesarios para responder con eficacia a las diversas necesidades humanitarias de la región.


Fotos

Fawqiya (70) regresa a Gaza después de visitar a su hijo, que se encuentra en un centro de detención en Israel. Hacía ocho años que no lo veía. 

Fawqiya (70) regresa a Gaza después de visitar a su hijo, que se encuentra en un centro de detención en Israel. Hacía ocho años que no lo veía.
© CICR

El CICR y la Media Luna Roja Palestina distribuyen lonas y láminas de plástico para proteger las ventanas y las puertas dañadas durante las hostilidades de noviembre de 2012. 

El CICR y la Media Luna Roja Palestina distribuyen lonas y láminas de plástico para proteger las ventanas y las puertas dañadas durante las hostilidades de noviembre de 2012.
© CICR

En colaboración con las autoridades palestinas encargadas del abastecimiento de agua, el CICR conectó más de 250 hogares a la red de agua potable en la población de Bir El-Basha, en el norte de Cisjordania. 

En colaboración con las autoridades palestinas encargadas del abastecimiento de agua, el CICR conectó más de 250 hogares a la red de agua potable en la población de Bir El-Basha, en el norte de Cisjordania.
© CICR

El Magen David Adom israelí prestó servicios las 24 horas durante las hostilidades entre Gaza e Israel en noviembre de 2012. 

El Magen David Adom israelí prestó servicios las 24 horas durante las hostilidades entre Gaza e Israel en noviembre de 2012.
© CICR / il-e-02589

Estudiantes israelíes participan en los juegos de rol del concurso de derecho internacional humanitario celebrado en Tel Aviv en 2012. 

Estudiantes israelíes participan en los juegos de rol del concurso de derecho internacional humanitario celebrado en Tel Aviv en 2012.
© CICR