• Enviar
  • Imprimir

Siria: la ayuda humanitaria es vital para las personas desplazadas

05-04-2013 Resumen de actividades

Dado el desplazamiento de millones de personas en toda Siria, la dependencia de la ayuda humanitaria es total en algunas partes del país. Hoy es más urgente que nunca cruzar las líneas del frente y hallar la manera de llegar hasta las personas necesitadas.

"La ausencia de asistencia humanitaria tendría consecuencias catastróficas para cientos de miles de personas en toda Siria", dijo Jeroen Carrin, a cargo de las actividades de socorro que despliega el CICR en el país. "Un número creciente de personas carece de ingresos y de ahorros y, por lo tanto, depende por completo de la generosidad de sus compatriotas y de la comunidad internacional."

Es difícil determinar con precisión el número de personas desplazadas dentro de Siria, ya que muchas de esas personas viven en zonas a las que es complicado acceder, mientras que otras tantas no se han registrado como desplazadas. Sin embargo, la Media Luna Roja Árabe Siria ha calculado que el número ahora supera los 3.600.000 personas.

A raíz de la expansión permanente de la violencia, varias decenas de miles de personas se han desplazado no en una sino en muchas ocasiones, cuando los enfrentamientos se han producido cerca de su lugar de residencia. Al desplazarse, las personas suelen refugiarse en instalaciones públicas, como escuelas, estadios deportivos, centros culturales, mezquitas e iglesias. Algunas personas se han alojado en forma transitoria en edificios en construcción o en casas en ruinas, por lo general en condiciones más que precarias. "He visto hasta 21 personas, incluidos niños, apiñadas en un apartamento de dos habitaciones. Apenas si tenían espacio para acostarse y dormir todas al mismo tiempo, por no hablar de la privacidad", dijo el señor Carrin, al describir la situación de tres familias desplazadas en Latakia.

Si bien se han registrado desplazamientos en todo el país, la magnitud de los movimientos de población es mayor en las gobernaciones del norte y el centro, como Idlib, Alepo, Deir Ezzor, Raqqa, Homs, Hama y Damasco Rural, que en las gobernaciones del sur. Según la Media Luna Roja Árabe Siria, unas 35.000 personas han huido recientemente de Raqqa a Deir Ezzor en un solo día a raíz de los intensos enfrentamientos que se produjeron en la ciudad.

El personal del CICR que, durante marzo, realizó visitas de varios días a Deir Ezzor, Idlib y Alepo, en zonas controladas por ambas partes en el conflicto, también hizo referencia a las muy difíciles condiciones de vida y a las enormes necesidades de ayuda humanitaria que se registran en esos lugares. "En cada visita, hemos sido testigos del nivel cada vez mayor de indigencia de la población y de cómo ésta depende totalmente de la asistencia humanitaria", dijo Marianne Gasser, jefa de la delegación del CICR en Siria.

Se evidencia cada vez la necesidad absoluta de cruzar las líneas del frente para llegar hasta las personas necesitadas, sobre todo en las zonas que han estado sitiadas durante meses. "Lo hemos hecho en repetidas ocasiones a lo largo de las últimas semanas y continuaremos haciéndolo. Hemos ayudado a personas que han estado completamente aisladas, en algunos casos durante cuatro meses, como en Deir Ezzor, donde estuvimos la semana pasada. Esto fue posible gracias al diálogo que mantenemos con las partes en el conflicto. También hemos tenido que solicitar pausas humanitarias en algunos casos. Este tipo de operaciones necesariamente nos obliga a correr riesgos, pero ¿de qué otra forma podríamos prestar ayuda a las personas que la necesitan en una zona de conflicto?", se preguntó la señora Gasser.

Durante el mes de marzo, el CICR incrementó sus actividades en todo el país. Visitó ocho gobernaciones y, en cooperación con la Media Luna Roja Árabe Siria, prestó ayuda a:

  • más de 155.000 personas en Alepo, Damasco Rural, Raqqa, Hama, Idleb, Damasco, Latakia, Homs y Deir Ezzor, que recibieron paquetes de alimentos;
  • más de 62.000 personas en Alepo, Damasco, Raqqa, Hama, Damasco Rural, Deir Ezzor, Latakia, Idleb y Homs, a las que se entregaron colchones y mantas;
  • unas 28.000 personas en Deir Ezzor, Latakia y Hama, que recibieron utensilios de cocina (cacerolas, platos, tazas y cubiertos);
  • cerca de 70.000 people in Raqqa, Idleb, Deir Ezzor, Latakia, Damasco, Alepo, Homs, Hama y Damasco Rural, a las que se entregaron artículos de aseo personal (champú, jabón, detergente, artículos higiénicos femeninos, etc.).

También en el mes pasado, en cooperación con la Media Luna Roja Árabe Siria, los ingenieros del CICR especializados en abastecimiento de agua:

  • ofrecieron asesoramiento técnico, equipamiento e insumos (incluidos cuatro generadores y 10.000 litros de un productos para el tratamiento del agua) a las autoridades locales encargadas del abastecimiento de agua en Damasco, Alepo y Hama;
  • distribuyeron 15.000 botellas de 10 litros de agua potable en Alepo y Deir Ezzor;
  • entregaron agua en camiones cisterna en favor de unas 72.000 personas en Damasco Rural  y Homs;
  • continuaron reparando la infraestructura de abastecimiento de agua, alojamiento y saneamiento en más de 100 sitios públicos donde se alojan unas 25.000 personas desplazadas en Alepo, Deir Ezzor, Quneitra, Damasco y Damasco Rural, y finalizaron obras en 52 sitios en Al Hassakeh, donde se alojan unas 6.000 personas desplazadas.

En marzo, el personal de salud del CICR:

  • visitó los hospitales Al Zaem, Al Birr y Al Waleed en Homs, donde entregó insumos médicos para el tratamiento quirúrgico de 100 heridos, líquido intravenoso para 150 pacientes, material para vendaje, dispositivos ortopédicos y otros artículos;
  • entregó insumos quirúrgicos y otros artículos médicos a instalaciones de salud de Idlib y Sarmin para ayudar a tratar a 150 heridos; también se donaron medicamentos para el tratamiento de enfermedades crónicas;
  • evaluó la situación sanitaria en la gobernación de Alepo, en visitas a instalaciones de salud tanto en las zonas controladas por el Gobierno como en las que controla la oposición. Se donaron a ambas partes insumos suficientes para practicar primeros auxilios a 50 heridos y realizar cirugías a 100 heridos, además de líquidos intravenosos para 500 pacientes y medicamentos para el tratamiento de enfermedades crónicas.

Para más información:
Rima Kamal, CICR, Damasco, tel.: +963 930 33 67 18 o +963 11 331 0476
Dibeh Fakhr, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 37 23 o +41 79 447 37 26


Fotos

Niños desplazados de Deir Ezzor en una escuela en la que se alberga temporariamente junto a sus familias. 

Al-Hassakeh, Syria.
Niños desplazados de Deir Ezzor en una escuela en la que se alberga temporariamente junto a sus familias.
© CICR

Una niña y su pequeño hermano al lado de la carpa de su familia en un estadio deportivo que funciona como centro para personas desplazadas. 

Lattakia, Syria.
Una niña y su pequeño hermano al lado de la carpa de su familia en un estadio deportivo que funciona como centro para personas desplazadas.
© CICR / R. Kamal

Personal del CICR y de la Media Luna Roja Árabe Siria espera a que se concrete una tregua prevista en los combates, para llevar asistencia a Al-Hamidieh. 

Deir Ezzor, Syria.
Personal del CICR y de la Media Luna Roja Árabe Siria espera a que se concrete una tregua prevista en los combates, para llevar asistencia a Al-Hamidieh.
© CICR / L. Khalil

El CICR y la Media Luna Roja Árabe Siria distribuye paquetes de asistencia. 

Hama, Syria.
El CICR y la Media Luna Roja Árabe Siria distribuye paquetes de asistencia.
© CICR / H. Akooly

Ingenieros hídricos del CICR evalúan las condiciones de los equipos en la planta de tratamiento de agua de Al-Basil. 

Deir Ezzor, Syria.
Ingenieros hídricos del CICR evalúan las condiciones de los equipos en la planta de tratamiento de agua de Al-Basil.
© CICR / L. Khalil