• Enviar
  • Imprimir

República Democrática del Congo: la situación sigue siendo muy precaria en el este del país

21-06-2013 Resumen de actividades

Durante las últimas semanas, en la región oriental de la República Democrática del Congo (RDC) impera un clima de inseguridad, al tiempo que se desarrollan nuevas iniciativas políticas y militares. La suerte de miles de familias en las provincias afectadas por los conflictos depende del comportamiento de las fuerzas armadas y los grupos armados presentes en la zona.

"Los informes dan cuenta de ataques indiscriminados y muy violentos contra las personas civiles y señalan la presencia de crecientes tensiones entre comunidades", dice Franz Rauchenstein, jefe saliente de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en la RDC. "Tras haber pasado más de cuatro años en el país, me entristece partir sin haber podido observar un mejoramiento del respeto de la vida y la dignidad de los civiles en las zonas de conflicto. Por el contrario, los actos de violencia contra la población civil, en particular los asesinatos y las agresiones sexuales, se mantienen en niveles muy preocupantes y a menudo causan el desplazamiento de miles de familias", añade el Sr. Rauchenstein.

Cirugía de guerra

En estas regiones, es común que los médicos y los cirujanos se vean obligados a tratar a pacientes que presentan heridas de guerra muy complejas con medios sumamente limitados. Por esta razón, el CICR organizó un seminario sobre cirugía de guerra, que se desarrolló del 11 al 13 de junio en Bukavu (Kivu Sur), con la participación de casi cincuenta profesionales médicos que trabajan en los principales hospitales de las provincias de Kivu Norte y Kivu Sur. Durante el seminario se abordaron diversos temas, entre ellos la balística de las heridas, la forma de encarar la afluencia masiva de víctimas, higiene y técnicas de curación y la rehabilitación física de personas que han sufrido la amputación de sus miembros inferiores.
Para algunos médicos jóvenes, este seminario representó también una oportunidad para dialogar con colegas más experimentados. "Aprendí ciertas técnicas que no conocía, como el nuevo protocolo para el tratamiento de las fracturas", señaló el Dr. Justin Bahati, del hospital de derivación de Rutshuru, en Kivu Norte. "Creía que para hacer grandes cosas había que contar con grandes equipos, pero he visto que puedo tratar heridas de guerra y tomar las medidas básicas en forma correcta incluso con medios limitados", dijo el Dr. Achacha Frez, del hospital general de Fizi, en la provincia de Kivu Sur.

Desplazamientos de población en Walikale

Como en otras regiones, los habitantes del territorio de Walikale (Kivu Norte) sufren de lleno las consecuencias de los enfrentamientos entre grupos armados. El número de personas desplazadas aumenta sin cesar. Señala François (nombre ficticio), que reside en Bunyampuri: "Normalmente, cuando huimos de las hostilidades nos refugiamos en localidades donde tenemos familiares o amigos. Ellos nos acogen en sus viviendas, y los que tienen tierras a veces nos dan un lugar donde construir un refugio".  Con el fin de ayudar a los desplazados y las familias de acogida de las aldeas de Luvungi, Kembe y Bunyampuri, entre Walikale y Goma, se ha instalado un mercado de artículos domésticos en la carretera que une Walikale con Kibua. Zawadi (nombre ficticio) proviene de Pinga. Fue acogida por una prima, en Luvungi: "Cuando nos desplazamos, perdimos todas nuestras pertenencias. Hoy podremos conseguir algunas cosas que necesitamos para mejorar un poco nuestras condiciones de vida". Cada familia ha recibido cupones para adquirir los artículos que desee, se trate de colchones, bicicletas o utensilios de cocina. Para esta ocasión, se contó con la ayuda de unos cuarenta voluntarios de la Cruz Roja de la RDC.    

En asociación con la empresa de distribución de agua (REGIDESO), el CICR rehabilitó la red de abastecimiento de agua de la ciudad de Walikale y negoció con REGIDESO una reducción del precio del agua. "Antes, 40 litros de agua costaban 100 francos congoleños. Ahora, podemos comprar 120 litros por 50 francos. Ya no arriesgamos la vida para ir a sacar agua del río Lowa, donde se ahogaron muchas personas", explica Anuarite (nombre ficticio), una joven madre que reside en la ciudad.

Puesto de primeros auxilios para los migrantes

Recientemente, tras la firma de un acuerdo de frontera entre las provincias de Kasai Occidental (RDC) y Lunda Norte (Angola), han regresado a la RDC decenas de miles de congoleños que trabajaban en Angola, particularmente en las minas de diamantes o en el comercio minorista. El CICR y la Cruz Roja de la RDC se han movilizado para asistir a los congoleños que regresan a su lugar de origen, quienes han ingresado al país principalmente por los cruces fronterizos de Kamako y Mayanda, dos pequeñas ciudades del territorio de Tshikapa que carecen de los recursos y la infraestructura suficientes para acoger a tantas personas.

Con el apoyo del CICR, un equipo de voluntarios de la Cruz Roja de la RDC hoy dirige un puesto de primeros auxilios en el cruce fronterizo de Kamako. "Es la primera vez que la Cruz Roja instala un puesto de primeros auxilios fuera de Kananga, la capital", explica Aaron, responsable de las actividades de respuesta a catástrofes en la Cruz Roja de la RDC para la provincia de Kasai Occidental.

El puesto está equipado con materiales de socorro de emergencia. Tres equipos formados por siete socorristas cada uno se turnan para garantizar el servicio permanente en la frontera. Desde la inauguración del puesto, que tuvo lugar el 22 de mayo, los voluntarios de la Cruz Roja han socorrido a 40 personas que regresaban de Angola. Luego, todas fueron trasladadas a los centros médicos de Kamako para recibir tratamiento.

Fortalecimiento de la acción humanitaria

El acceso a las poblaciones sigue representando un reto cotidiano, sobre todo a causa de la inseguridad y las limitaciones logísticas. En esta etapa difícil, el CICR hace todo lo posible por mantener su presencia junto a las comunidades, a la vez que refuerza el diálogo con las fuerzas armadas y los grupos armados, así como con los representantes de las comunidades locales. Gracias a la extensión presupuestaria de 10 millones de francos suizos aprobada en mayo, el CICR obtuvo los recursos complementarios necesarios para prestar atención médica a heridos de guerra y ampliar sus actividades, sobre todo en la provincia de Katanga.

En las últimas semanas, el CICR también realizó las siguientes actividades:

  • distribuyó alimentos (arroz, frijoles, aceite de salvia) para más de 6.000 personas desplazadas o familias que acogieron a desplazados en la región de Kamango, en la región del Gran Norte (Kivu Norte), cerca de la frontera con Uganda. Ese grupo incluía a unas 4.000 personas que habían huido por temor a la ola de secuestros que afecta la región y que también recibieron artículos de primera necesidad, como mantas, utensilios de cocina, productos de higiene o azadas. Es la primera vez que el CICR logra distribuir socorros en esta región de difícil acceso;
  • construyó una red de abastecimiento de agua potable, desde la fuente hasta 23 puntos de distribución, en beneficio de los 15.000 habitantes de Runingu, un grupo de 20 localidades en la llanura de Ruzizi, en Kivu Sur;
  • inició las obras de construcción de una "casa de escucha", un lugar de acogida donde las víctimas de actos de violencia, en particular de agresiones sexuales, recibirán asistencia psicosocial. Este centro, situado en Matutira, en el extremo norte de Kivu Sur, será dirigido por una asociación local.

Para más información:
Annick Bouvier, CICR, Kinshasa, tel. : +243 81 700 85 36
Thomas Glass, CICR, Goma, tel. : +243 81 700 77 86
Marie-Servane Desjonquères, CICR, Ginebra, tel. : +41 22 730 31 60 ó +41 79 536 92 58


Fotos

Centro de Walikale, Kivu Norte. Más de 52.000 personas se beneficiaron de la reparación del sistema de distribución de agua realizado por el CICR. 

Centro de Walikale, Kivu Norte. Más de 52.000 personas se beneficiaron de la reparación del sistema de distribución de agua realizado por el CICR.
© CICR / C. Katshuva

Centro de Walikale, Kivu Norte. Personas se registran para participar en el mercado de artículos de uso doméstico y materiales de construcción organizado para ayudar a las familias desplazadas de esa región. 

Centro de Walikale, Kivu Norte. Personas se registran para participar en el mercado de artículos de uso doméstico y materiales de construcción organizado para ayudar a las familias desplazadas de esa región.
© CICR / C. Katshuva

Walikale, Kivu Norte. Antes de transferir la gestión del Hospital General de Walikale a las autoridades locales, el CICR entregó reservas de medicamentos para beneficiar a 3.000 pacientes durante tres meses. 

Walikale, Kivu Norte. Antes de transferir la gestión del Hospital General de Walikale a las autoridades locales, el CICR entregó reservas de medicamentos para beneficiar a 3.000 pacientes durante tres meses.
© CICR / C. Katshuva

Walikale, Kivu Norte. Formación de encargados del mantenimiento de los puntos de distribución de agua tras la reparación del sistema hídrico por parte del CICR. 

Walikale, Kivu Norte. Formación de encargados del mantenimiento de los puntos de distribución de agua tras la reparación del sistema hídrico por parte del CICR.
© CICR / C. Katshuva