• Enviar
  • Imprimir

Siria: los civiles en zonas sitiadas necesitan asistencia urgentemente

24-07-2013 Resumen de actividades

Decenas de miles de civiles en Siria viven en condiciones extremadamente arduas en zonas cercadas, a las que se impide el paso de ayuda humanitaria. Esto podría dar lugar a trágicas consecuencias.

Los civiles que viven en zonas asediadas por fuerzas gubernamentales o por los varios grupos armados de oposición no reciben regularmente alimentos, ni otros artículos de primera necesidad. Para suministrarles ayuda, es necesario obtener el asenso de todas las partes, lo que puede resultar muy difícil en ciertas ocasiones.

"Para obtener el acceso a las personas en situación de necesidad, es cardinal mantener un diálogo con todos los concernidos", precisó el jefe de la delegación del CICR en Siria, señor Magne Barth. "El hecho de que, durante las dos últimas semanas, 5.000 personas detenidas en la cárcel central de Alepo hayan recibido regularmente alimentos demuestra que es posible alcanzar resultados mediante un diálogo constante con las partes. Ambas partes acordaron autorizar las labores humanitarias".

La cárcel central de Alepo había permanecido cercada durante meses. El CICR y la Media Luna Roja Árabe Siria habían tenido conocimiento de la grave escasez de alimentos que afectaba a las personas detenidas. Tras extensas negociaciones facilitadas por el CICR, una organización local de beneficencia ha emprendido el suministro regular de alimentos, consistente en platos preparados, que son entregados por voluntarios de la Media Luna Roja Árabe Siria.

Pese a este reciente logro, el acceso a las personas que se encuentran en zonas cercadas por fuerzas gubernamentales o por los distintos grupos armados de la oposición aún constituye uno de los retos más difíciles que el CICR enfrenta en Siria. De conformidad con el derecho internacional humanitario, las partes en conflicto tienen la obligación de permitir y facilitar el paso rápido y sin trabas del socorro humanitario destinado a la población civil. Asimismo, deben permitir que los civiles que se encuentran en zonas cercadas por enfrentamientos vayan a zonas más seguras, si así lo desean. Lamentablemente, estas obligaciones no siempre se observan.

"Desde hace unos 20 días, intentamos transportar suministros médicos y ayuda de otra índole al casco antiguo de Homs", explicó el señor Barth. "Aunque hemos mantenido dilatadas negociaciones con ambos bandos y hemos realizado tres veces el trayecto de ida y vuelta entre Damasco y Homs, todavía no hemos recibido el visto bueno de las autoridades sirias".

"Podríamos prestar asistencia a un mayor número de personas en Homs y en otros lugares del país, si todos los bandos se mostrasen dispuestos a permitírnoslo”, añadió.

Durante este mes, además de la labor emprendida para llegar hasta la población civil en Homs y Alepo, el CICR ha proporcionado alimentos a 215.000 personas y artículos de primera necesidad a 42.000 personas en la ciudad de Damasco, Damasco Rural, Deir Ez Zor, Hamá, Idleb y Latakia, en cooperación con la Media Luna Roja Árabe Siria. Además, la Institución ha velado por que más de 20 millones de personas en todo el país dispusieran de agua potable y ha rehabilitado los edificios públicos donde se alojan provisionalmente más de 20.000 desplazados.

Para más información:
Rima Kamal, CICR, Damasco, tel.: +96 39 30 33 67 18 ó +96 31 13 31 04 76
Dibeh Fakhr, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 37 23 ó +41 79 447 37 26