• Enviar
  • Imprimir

Siria: Un número indeterminado de personas desaparecidas o detenidas

30-09-2013 Resumen de actividades

Un número indeterminado de personas en Siria sufre la terrible incertidumbre de no saber la suerte que han corrido sus seres queridos desaparecidos, secuestrados o detenidos como consecuencia del conflicto.


©Reuters. Mujeres sostienen carteles de familiares desaparecidos.

 

"No sé lo que le ha sucedido", señaló Laila sobre su esposo, quien despareció en Alepo hace más de un año. "Ni siquiera sé si está vivo o muerto.  Permanezco despierta la noche pensando en él, esperando que tenga un techo donde protegerse si está vivo, o que sus restos descansen en paz si no lo está."

Según las normas consuetudinarias del derecho humanitario internacional, las partes en el conflicto deben adoptar todas las medidas posibles para determinar el paradero de las personas dadas por desaparecidas a raíz de un conflicto armado y deben proporcionar a sus familias toda la información que tengan sobre la suerte de sus parientes.  A fin de posibilitar la identificación de los fallecidos, las partes en el conflicto deben asimismo registrar toda la información de que dispongan antes de la inhumación de los cadáveres y señalar la ubicación de las tumbas.  Además, todas las personas detenidas o mantenidas en cautiverio deben tener la posibilidad de comunicar información de carácter estrictamente personal a los miembros de sus familias donde quiera que estén.

"Sin noticias de sus seres queridos, estas personas llevan una pesada carga emocional," explicó Magne Barth, jefe de la delegación del CICR en Siria.  "La incertidumbre en la que viven aumenta su desdicha y les causa angustia y sufrimiento."

Una parte central de la labor del CICR en Siria consiste en ayudar a las personas a localizar a sus seres queridos y a restablecer el contacto entre los familiares que han quedado separados.  "Solicitamos periódicamente información a las autoridades sirias sobre el paradero de las personas presuntamente detenidas o desaparecidas.  También solicitamos información a algunos de los grupos armados de oposición, dijo el Sr. Barth. "Esta es una parte muy importante de nuestro trabajo en Siria y queremos que más gente la conozca para que pueda solicitar nuestra ayuda."

Desde el inicio del año, el CICR ha recibido un poco más de 1.000 solicitudes de personas que pedían ayuda para averiguar lo que había pasado con sus familiares desparecidos en Siria.  En la gran mayoría de casos (más de 800) se sospechaba que estaban detenidos. Sin duda alguna estos son solo parte de todos los casos en que las familias tratan de encontrar información sobre parientes presuntamente detenidos.

Además de esas actividades, el CICR ha seguido trabajando en sus numerosos proyectos de abastecimiento de agua y en la entrega de alimentos y suministros médicos en todo el país.

Homs. Un ingeniero del CICR examina el estado de una bomba de agua en una estación hídrica. 

Homs. Un ingeniero del CICR examina el estado de una bomba de agua en una estación hídrica.
© CICR / E. Almasri

Agua y saneamiento

Durante el mes de septiembre, el CICR:

  • veló por que 1,5 millones de personas en la gobernación de Hama recibieran agua potable, a pesar de los daños provocados en un conducto importante de la red de agua que parte de la estación de Qusayr (Homs) y que abastece a toda la gobernación;
  • organizó la recogida de basura en el barrio de Jisr al Hajj, ubicado en el este de Alepo, a fin de mejorar las condiciones sanitarias de medio millón de personas;
  • continuó la fumigación en Alepo cuyo número de habitantes se eleva a más de tres millones;
  • impartió formación técnica y proporcionó equipamiento, como bombas y generadores, a las empresas de agua de todas las gobernaciones;
  • siguió mejorando las condiciones de alojamiento y los servicios de agua y aseo en más de 23 lugares públicos de ocho gobernaciones que acogen a casi 4.800 desplazados; asimismo, terminó las obras en otros 29 lugares de ocho gobernaciones donde se alojan unos 5.800 desplazados;
  • continuó distribuyendo agua en las gobernaciones de Homs, Deir ez Zor y Damasco Rural en favor de 107.000 personas. En esta última gobernación y en Hama distribuyó también 5.300 botellas  de agua.
Talbiseh. Homs. Una niña desplazada se aprovisiona de agua de un camión del CICR. 

Talbiseh. Homs. Una niña desplazada se aprovisiona de agua de un camión del CICR.
© CICR / E. Almasri

Asistencia

En septiembre, el CICR suministró la siguiente asistencia:

  • paquetes de víveres para más de 320.000 personas en Alepo, Damasco, Hama, Homs, Tartus, Latakia, Sueida, Dara'a, Damasco Rural, Idlib y Deir ez Zor;
  • colchones y mantas para 108.000 personas en Alepo, Damasco, Hama, Homs, Latakia, Sueida, Damasco Rural y Deir ez Zor;
  • utensilios de cocina (ollas, platos, tasas y cubiertos) para más de 41.250 personas en Alepo, Damasco, Homs, Latakia, Damasco Rural y Deir ez Zor;
  • productos de aseo, como champú, jabón, detergente y artículos de higiene para mujeres en favor de casi 140.000 personas en Alepo, Damasco, Homs, Latakia, Sueida, Damasco Rural, Idlib y Deir ez Zor.
Tartus. Una mujer desplazada realiza una consulta médica en una unidad móvil de salud donada por el CICR. 

Tartus. Una mujer desplazada realiza una consulta médica en una unidad móvil de salud donada por el CICR.
© CICR / T. Thorhauge

Durante el mismo mes, efectuó las siguientes actividades en el ámbito de la salud en Siria:

  • donó 50 sillas de ruedas además de anestesia, medicamentos contra quemaduras y suministros de cirugía para tratar hasta 150 pacientes en la ciudad de Atareb en Alepo Rural.  Asimismo, se donó exactamente la misma ayuda médica a varios centros de salud situados en el oeste de Alepo.
  • visitó el hospital nacional en Quneitra, al que entregó soluciones para inyecciones en cantidades suficientes para tratar a 200 pacientes;
  • estuvo en el hospital Salamiyeh, al que proporcionó suministros de cirugía para tratar hasta 50 heridos;
  • visitó la Fundación Aga Khan en Salamiyeh, a la que donó material para hacer curaciones;
  • entregó suministros de cirugía para tratar hasta 150 heridos a la Media Luna Roja Palestina en Damasco, a fin de que los distribuyera al Hospital Yafo de esta ciudad, al Hospital Palestine de Yarmuk y al Hospital Bisan en Homs;
  • donó al Ministerio de Salud cantidades de soluciones suficientes para tratar hasta 7.500 pacientes.

Para más información:
Rima Kamal, CICR, Damasco, tel.: +963 930 33 67 18 ó +963 11 331 04 76
Alexis Heeb, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 37 72 ó +41 79 218 76 10 - twitter @AHeebICRC