• Enviar
  • Imprimir

República Centroafricana: preocupante situación de la población civil

07-03-2014 Resumen de actividades N° 04/2014

La creciente inseguridad causada por el conflicto y el aumento de la delincuencia siguen exacerbando una situación humanitaria desastrosa para miles de personas. El CICR y la Cruz Roja Centroafricana siguen respondiendo a las necesidades más urgentes.

18 de febrero de 2014. Voluntarios de la Cruz Roja Centroafricana colaboran con el CICR en la limpieza del campamento para personas desplazadasen el aeropuerto de Bangui, durante una jornada dedicada a crear conciencia sobre la higiene en el predio. ©CICR/Annibale Greco

En algunas regiones de República Centroafricana, sobre todo en el oeste, cerca de  Kaga Bandoro y en Bangui, las comunidades siguen temiendo por su vida y por sus bienes. La creciente inseguridad causada por el conflicto y el aumento de la delincuencia siguen exacerbando una situación humanitaria desastrosa para miles de personas. “Pese a cierta calma que se vive en Bangui, las atrocidades continúan”, explica Georgios Georgantas, jefe de la delegación del CICR en República Centroafricana. Instamos a las partes en el conflicto a que respeten las normas básicas del derecho internacional humanitario para que la población civil quede a resguardo, así como las personas que han dejado de combatir porque han resultado heridas o porque han sido capturadas.” Los equipos del CICR están en contacto con las partes en conflicto para se ponga término a la violencia contra la población civil.

En Yaloké y Gaga, en el oeste del país, el CICR y la Cruz Roja Centroafricana hacen todo lo posible para restablecer el acceso de la población al agua potable, muy afectada por la reciente violencia entre comunidades. “Los pozos son la única fuente de agua disponible”, explica el señor Georgantas. “Se limpiaron más de 60 puntos de abastecimiento de agua en Yaloké y Gaga y funcionan de nuevo.”

Los equipos del CICR que circulan por las carreteras de la región oeste continuaron evacuando heridos hacia Bangui y distribuyendo baldes, mantas y otros artículos de primera necesidad entre las comunidades más vulnerables.

Decenas de miles de familias siguen estando desplazadas en Bangui. Viven apiñadas en campamentos improvisados, que a veces se vuelven peligrosos a raíz de la presencia persistente de elementos armados. La llegada de la temporada de lluvias es sinónimo de un deterioro importante de las condiciones de vida  en los campamentos, que ya son muy precarias. A fin de efectuar una amplia difusión de la información relativa a la higiene y a la prevención de enfermedades, se han organizado emisiones con la Radio Ndéké Luka y los voluntarios de la Cruz Roja Centroafricana sobre temas como el lavado de manos o el uso correcto de las letrinas. Se distribuye agua potable a diario, y dos camiones se encargan de la recolección de los residuos.

Hospital comunitario de Bangui, 17 de febrero de 2014. Personal del CICR y del hospital operando a un hombre que sufrió una herida de machete. 

Hospital comunitario de Bangui, 17 de febrero de 2014. Personal del CICR y del hospital operando a un hombre que sufrió una herida de machete.
© CICR / Annibale Greco

“También nos preocupa la evolución de la situación en Kaga Bandoro y en el este del país, donde podrían producirse nuevos focos de violencia si se propagaran los enfrentamientos entre los anti balaka y los ex seleka en la región”, añade el señor Georgantas. En todo el país, el hecho de que las personas desplazadas se hayan ubicado en distintas zonas de difícil acceso, y la inseguridad creciente, sobre todo en las carreteras, siguen siendo obstáculos importantes para prestar socorro de urgencia.

Desde comienzos del año, el CICR también ha realizado las siguientes actividades.

En República Centroafricana:

● entregó a diario 430.000 litros de agua para las personas desplazadas que se han instalado en el aeropuerto de Bangui y en el sitio de Boy-Rabe;

  • 18 de febrero de 2014. Voluntarios de la Cruz Roja Centroafricana, en colaboración con el CICR, limpiando el campamento para personas desplazadas instalado en el aeropuerto de Bangui, durante una jornada dedicada a sensibilizar sobre la higiene en el campamento. 

    18 de febrero de 2014. Voluntarios de la Cruz Roja Centroafricana, en colaboración con el CICR, limpiando el campamento para personas desplazadas instalado en el aeropuerto de Bangui, durante una jornada dedicada a sensibilizar sobre la higiene en el campamento.
    © CICR / Annibale Greco

● efectuó más de 560 intervenciones quirúrgicas en el hospital comunitario de Bangui en casos de heridas provocadas por la violencia entre comunidades (heridas de bala, de arma blanca, de granada, etc.). Los equipos del CICR también renovaron partes del hospital y entregaron víveres y “conjuntos de admisión” destinados a los pacientes y a un acompañante (esterillas, mantas, platos, cubiertos y jabón);

● distribuyó más de 430.000 raciones individuales diarias de alimentos para las personas desplazadas;

● evacuó cerca de 300 pacientes (heridos o enfermos) por mes;

● visitó más de 300 detenidos en Bangui a fin de verificar que sus condiciones de detención y el trato que se les brinda respeten la dignidad humana;

● reunió a 12 niños con sus familias;

● en la región de Kaga Bandoro, centro del país, tomó las medidas necesarias para que unos 5.800 pacientes puedan atenderse en clínicas móviles. Unas 750 embarazadas fueron examinadas y asesoradas, y el personal médico de esas clínicas prestó asistencia en el nacimiento de 32 niños.

Hospital comunitario de Bangui, 17 de febrero de 2014. Una joven mujer en terapia para recuperar la movilidad, tras haber sufrido una herida por la explosión de una granada.  

Hospital comunitario de Bangui, 17 de febrero de 2014. Una joven mujer en terapia para recuperar la movilidad, tras haber sufrido una herida por la explosión de una granada.
© CICR / Annibale Greco

En Chad:

● con la Cruz Roja de Chad, tomó las medidas necesarias para que las personas que huyeron de República Centroafricana, en particular las más vulnerables, como los niños no acompañados, pudieran tomar contacto con sus seres queridos. Desde el 23 de enero, se han realizado más de 3.600 llamadas gratuitas. Además, se distribuyó material básico, como productos de higiene y utensilios de cocina, en los campamentos de tránsito de las personas que llegaron de República Centroafricana.

18 de febrero de 2014. Mbara (derecha), abrazando a su hijo de cuatro años, que estuvo perdido durante dos días en Bangui.  

18 de febrero de 2014. Mbara (derecha), abrazando a su hijo de cuatro años, que estuvo perdido durante dos días en Bangui.
© CICR / Annibale Greco

En Camerún:

● continuó apoyando a la Cruz Roja del Camerún en su trabajo de búsqueda de las personas que llegaron de República Centroafricana y que han perdido el contacto con sus seres queridos, en el campamento de Giwa.

En República del Congo:

● Acogió a las personas procedentes de República Centroafricana e inició la búsqueda de personas de las que quedaron separadas (actividad que se realiza en Brazzaville o en las provincias, como en la localidad de Bétou, región de Likuala, donde está asentado un voluntario de la Cruz Roja de la República del Congo en los campamentos que acogen a personas procedentes de República Centroafricana.

Más información:
Nadia Dibsy, CICR, Bangui, tel.: +236 75 64 30 07
Marie-Servane Desjonquères, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 31 60 o +41 79 574 06 36