• Enviar
  • Imprimir

Burundi: actividades del CICR en 2008

26-03-2009 Resumen de actividades

En 2008, el CICR siguió apoyando a las personas más vulnerables, afectadas por la pobreza endémica y la reanudación de las hostilidades armadas, que causaron nuevos desplazamientos de la población. En particular, el CICR ha mejorado el acceso al agua potable para más de 220.000 personas, y unos 150 menores, separados de sus familiares por la violencia de los últimos años, lograron reencontrarse con sus seres queridos.

     
© CICR/B. Lamon/v-p-bi-e-00044 
   
Kirombwe. Distribución de socorros entre personas desplazadas, organizada por el CICR en colaboración con la Cruz Roja de Burundi. 
               
© CICR/C. Kaplun/v-p-bi-e-00071 
   
Construcción de una fuente de agua en Kwanzari. Los proyectos del CICR han permitido mejorar el acceso al agua potable para más de 180.000 personas en unas 20 localidades rurales. 
               
©CICR/B. Lamon/v-p-bi-e-00061 
   
Más de 150 niños separados de sus familiares por los conflictos de los años anteriores han podido reencontrarse con sus seres queridos en 2008 gracias a la difusión de sus fotografías en los centros de personas desplazadas. 
           
 
Situación en el plano humanitario 
 

El recrudecimiento de la delincuencia y los enfrentamientos que tuvieron lugar en abril y mayo de 2008 entre el ejército de Burundi y el Frente Nacional de Liberación (FNL), un movimiento de oposición armada, han afectado las condiciones de vida de la población. Miles de mujeres y niños tuvieron que abandonar sus hogares y buscar un refugio transitorio en regiones más seguras. Aunque las hostilidades finalizaron el 26 de mayo, siguen los enfrentamientos esporádicos en varias provincias, particularmente en Cibitoke, Bubanza y Bujumbura Rural.

Burundi, uno de los países más pobres del mundo, sigue sufriendo los efectos de la pobreza estructural y del estancamiento de su desarrollo. La inseguridad alimentaria de grandes segmentos de la población, causada por el marcado aumento de los precios, también es motivo de preocupación.

 
La respuesta del CICR 
 

  Asistencia a las personas desplazadas  

     

  • Junto con la Cruz Roja de Burundi (CRB), el CICR prestó ayuda a unas 26.000 personas desplazadas por la violencia armada durante la primavera de 2008. La ayuda, consistente en mantas, jabón y bidones para transportar agua potable, benefició sobre todo a mujeres , niños, ancianos y personas discapacitadas.

  • El CICR también rehabilitó varios pozos y fuentes, a fin de garantizar que tanto las personas desplazadas como las comunidades que las acogen cuenten con suficiente agua.

  Atención de heridos  

     

  • El CICR proporcionó materiales de cirugía para los quirófanos de dos hospitales de derivación en la capital del país, Bujumbura (el hospital militar en Kamenge y el centro médico y quirúrgico de Kinindo). Se suministraron medicamentos y esterilizadores a los servicios médicos del ejército de Burundi. Con el apoyo del CICR, durante 2008, recibieron tratamiento más de 400 víctimas del conflicto, la mayoría de las cuales presentaba heridas de bala.

  Mejorar el acceso al agua potable  

     

  • El CICR ayudó a rehabilitar, instalar o extender los sistemas de abastecimiento de agua potable de varios centros de salud y escuelas en unas 20 aldeas. En total, estos trabajos, realizados en cooperación con las autoridades locales, mejoraron el acceso al agua potable para más de 180.000 personas.

  • Los proyectos de abastecimiento de agua destinados a mejorar las condiciones generales de higiene y salud beneficiaron a 37.000 personas en las ciudades de Gatumba y Mabanda.

  • Por otra parte, casi 40.000 personas recibieron capacitación en el mantenimiento de redes de agua rurales y urbanas.

  Visitas a detenidos  

     

El CICR tuvo acceso a las o nce prisiones de Burundi, así como a centros de detención provisionales (calabozos). La finalidad de esas visitas era asegurar que las condiciones de detención (sobre todo, el trato y el acceso al agua, a los alimentos y a la atención médica) respondiesen a las normas internacionales, y verificar el respeto de las garantías judiciales aplicables a las personas privadas de libertad. 

     

En 2008,

  • el CICR realizó más de 340 visitas a casi 100 lugares de detención;

  • se realizó el seguimiento individual de aproximadamente 540 detenidos (de una población carcelaria total de casi 12.000 personas alojadas en centros de detención transitorios y permanentes).

  • Se realizaron tareas destinadas a mejorar el saneamiento y el abastecimiento de agua potable en los centros de detención que exhibían las condiciones más precarias. Además, el CICR supervisó y prestó apoyo económico para la asistencia médica de los detenidos (por ejemplo, atención primaria de la salud y prevención y tratamiento de VIH/SIDA) y, en algunos lugares, suministró jabón y otros artículos de higiene.

  Restablecimiento del contacto entre familiares  

     

Los años de violencia en la región de los Grandes Lagos dejaron a miles de personas sin noticias de sus familiares. Como en años anteriores, el CICR facilitó el restablecimiento del contacto entre familiares, prestando especial atención a las necesidades de los niños no acompañados (separados de sus padres y de otros familiares) y esforzándose por reunirlos con sus seres queridos.

En 2008:

  • el CICR y la CRB permitieron a más de 120 niños desplazados por los enfrentamient os de abril y mayo reencontrarse con sus familiares, gracias a la difusión de sus nombres y fotografías en los centros de personas desplazadas;

  • otros treinta niños que habían quedado separados de sus familiares se reencontraron con éstos; tres de ellos estaban asociados con las fuerzas y grupos armados;

  • el CICR tramitó casi 400 solicitudes de búsqueda presentadas por personas que habían perdido el contacto con sus familiares, 140 de las cuales se recibieron en 2008. En más del 90% de los casos, se logró restablecer el contacto entre las personas separadas;

  • se intercambiaron más de 8.800 mensajes de Cruz Roja.

  Promoción del derecho internacional humanitario (DIH)  

  ... entre los miembros del ejército de Burundi (o Fuerza de Defensa Nacional)  

Más de 2.000 oficiales, suboficiales y soldados participaron en cursos de sensibilización sobre el DIH.

Treinta oficiales recibieron formación inicial como formadores en DIH, y otros treinta participaron en un curso de repaso.

  ... entre los miembros de la policía  

Se sensibilizó a aproximadamente 14.600 policías con respecto a la necesidad de respetar el derecho humanitario y los derechos humanos durante el ejercicio de las funciones de mantenimiento de la ley y el orden (módulo " Servir y proteger " ). Estas sesiones, impartidas por instructores de la policía capacitados por el CICR, se realizaron como parte de un curso de formación organizado por el organismo de Cooperación Técnica de Bélgica con el fin de mejorar el nivel de profesionalización de los miembros de la policía.

Más de 400 miembros de la policía penitenciaria y de l personal administrativo de siete cárceles participaron en sesiones de difusión dedicadas al DIH, a los derechos humanos y a las actividades del CICR en Burundi.

Por primera vez, se presentó el módulo " Servir y proteger " a 86 empleados administrativos, inspectores y funcionarios del servicio nacional de inteligencia, y se les explicaron las actividades y el cometido del CICR, particularmente en lo que respecta a la detención.

  ... entre las autoridades políticas  

El CICR, en colaboración con expertos encargados de realizar la revisión del sistema de derecho penal, participó en una media jornada de debates sobre la ratificación de los convenios internacional pertinentes y su aplicación en el plano nacional.

  ... en escuelas secundarias y universidades, y en la sociedad civil  

En marzo de 2008, 18 estudiantes de seis universidades de Burundi participaron en un concurso interuniversitario sobre el DIH.

Casi 500 estudiantes participaron en conferencias sobre el DIH organizadas por cuatro instituciones académicas.

Treinta dirigentes religiosos participaron en una reunión de difusión sobre el DIH y las actividades del CICR.

Noventa representantes de asociaciones locales participaron en un foro de dos días relativo al DIH y a la protección de las mujeres y niños.

Unos 20 periodistas participaron en un taller titulado " La función de los medios en situaciones de conflicto y/o violencia interna " .

  Cooperación con la Cruz Roja de Burundi (CRB)  

     

El CICR presta apoyo a las activida des de la Cruz Roja de Burundi en favor de los grupos más vulnerables de la población. Ayuda a la CRB a mejorar las aptitudes de sus colaboradores y voluntarios y fortalecer su capacidad para responder a situaciones de emergencia humanitaria.

En 2008:

  • 500 voluntarios recibieron formación con respecto a la prestación de primeros auxilios, la forma de garantizar el acceso de la población al agua potable y al saneamiento en casos de crisis, y la gestión de las existencias de ayuda humanitaria.

  • Cien colaboradores humanitarios (voluntarios de la CRB formados para actuar en situaciones de conflicto o de desastre natural) y cien miembros de comités locales recibieron información sobre los principios de " Acceso más seguro " , a fin de familiarizarlos con los peligros que afrontan cuando acuden en ayuda de las víctimas y con las medidas que deben adoptar para protegerse durante situaciones de emergencia.

  • Se distribuyeron mantas, juegos de utensilios de cocina y baldes para el transporte de agua entre 100 familias afectadas por los desastres naturales que asolaron diversas regiones del país.

  • En las provincias de Bubanza, Makamba y Ruyigi, se puso en marcha una red nacional para el restablecimiento del contacto entre familiares.




Secciones relacionadas

Páginas relacionadas