• Enviar
  • Imprimir

Comisiones nacionales

29-10-2010 Introducción

En muchos países se han creado comisiones nacionales de aplicación del derecho internacional humanitario (DIH), que asesoran y asisten a los gobiernos en la aplicación y la difusión de los principios del DIH. Si bien la creación de las comisiones es responsabilidad de los Estados, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) presta su apoyo con el fin de garantizar la aplicación efectiva del DIH.

A comienzos del año 2008, había comisiones nacionales de aplicación del DIH u organismos similares en 86 países. El CICR apoya la creación de estos organismos porque se ha comprobado que constituyen un medio eficaz para el cumplimiento de las obligaciones impuestas por los Convenios de Ginebra de 1949 y los Protocolos adicionales de 1977 y 2005, así como por otros instrumentos del DIH.

La creación de las comisiones nacionales no está prevista en los Convenios de Ginebra. La decisión de establecerlas es prerrogativa exclusiva de cada Estado. Tampoco existe un formato o una estructura uniforme para las comisiones. En consecuencia, las comisiones nacionales de los distintos países varían tanto en su composición como en su modalidad de trabajo.  

Con el propósito de fomentar la creación de comisiones nacionales, el Servicio de Asesoramiento en DIH del CICR publicó unos Principios rectores, que se basaron en las conclusiones de una reunión de expertos celebrada en Ginebra en 1996. En 2003, el Servicio de Asesoramiento completó la iniciativa con la publicación de Consejos prácticos destinados a facilitar el trabajo de las Comisiones nacionales de derecho internacional humanitario.

El CICR considera que la función de las comisiones nacionales es evaluar la legislación nacional a la luz de las obligaciones contempladas en los instrumentos del DIH, en particular en los Convenios de Ginebra y sus Protocolos adicionales.

Asimismo, las comisiones deberían supervisar la aplicación del DIH, ser capaces de proponer nuevas leyes o enmiendas a las leyes existentes y brindar orientación acerca de la interpretación de las normas humanitarias.

Además, las comisiones deberían desempeñar un papel importante en la promoción de un mayor conocimiento del DIH, por ejemplo, participando en la formación de los integrantes de las fuerzas armadas y enseñando los principios del DIH en escuelas y universidades.

La eficacia de las comisiones nacionales depende en gran medida de su composición. Es necesario que estos organismos estén integrados por expertos, en particular, por representantes de los ministerios que tienen un interés directo en el DIH, como los de Defensa, Relaciones Exteriores, Interior, Justicia y Educación.

En muchos países, también participan de las comisiones miembros de alto nivel del poder judicial y de las fuerzas armadas, así como académicos importantes especializados en la materia y representantes de organizaciones humanitarias y de medios de comunicación.

Las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja también suelen desempeñar un papel fundamental en este sentido. Pueden contribuir decisivamente a la creación de una comisión nacional, cumplir funciones de secretaría y aportar su experiencia mediante la participación y el asesoramiento, además de la valiosa contribución que representan su participación en los debates sobre los emblemas y su asistencia a las autoridades de las comisiones en cuestiones humanitarias.  

El establecimiento de una comisión permanente representa el compromiso de los gobiernos de garantizar la aplicación integral del DIH, y es una forma de reconocer que el derecho humanitario está en continua evolución, pues responde a cambios en la naturaleza y en la conducción de los conflictos armados.

Si bien la creación de comisiones nacionales de aplicación no está contemplada en los instrumentos del DIH, dichas comisiones pueden constituir el centro de referencia nacional con respecto a muchas cuestiones humanitarias.

El CICR considera prioritaria la cooperación permanente con las comisiones nacionales. La relación entre la Institución y las comisiones permite el libre intercambio de experiencias y asesoramiento. Asimismo, el CICR promueve la colaboración y la circulación de experiencias entre comisiones nacionales de países de una misma región.


Fotos

 

© CICR / B. Heger / pe-e-00327