• Enviar
  • Imprimir

Cooperación con las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

29-10-2010 Introducción

El CICR trabaja en forma conjunta con las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja y con su Federación Internacional para dar una respuesta rápida, racional y concertada a las necesidades de las víctimas de conflictos armados o de otras situaciones de violencia. El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la red humanitaria más grande del mundo. Actúa como una organización neutral e independiente, con miras a prestar asistencia a todas las víctimas.

La cooperación es uno de los cuatro pilares de la acción del CICR; los otros tres son la protección, la asistencia y la prevención. La cooperación comprende cuatro aspectos:

1) Cooperación operacional

En tiempo de guerra, el CICR y la Sociedad Nacional de cada uno de los países afectados —el socio principal del CICR— movilizan sus recursos operacionales en forma conjunta. Además de responder a las emergencias, el objetivo de la asociación formada por el CICR y la Sociedad Nacional consiste en lograr que esta última pueda satisfacer adecuadamente las necesidades de las personas más vulnerables.

La cooperación operacional abarca distintas actividades, como primeros auxilios y asistencia sanitaria, distribución de alimentos, traslado de heridos de guerra a los hospitales y restablecimiento del contacto entre familiares separados a causa del conflicto armado.

En este tipo de cooperación también pueden participar las Sociedades Nacionales que deseen operar fuera de los países donde están constituidas, en contextos donde se encuentre trabajando el CICR. En esos casos, las Sociedades actúan

  • emprendiendo proyectos que el CICR les delega;
  • realizando contribuciones económicas para solventar los gastos de las operaciones del CICR;
  • haciendo donativos;
  • o proveyendo personal.

2) Coordinación de los componentes del Movimiento

Conforme a la distribución de funciones dentro del Movimiento, acordada por todos los componentes, el CICR es el organismo director en situaciones de conflicto o de violencia interna. Ello significa que, además de organizar sus propias operaciones, el CICR coordina las actividades de otros componentes que operan en el país, con lo cual se optimiza la complementariedad entre misiones y capacidades individuales.

Asimismo, la Institución establece relaciones con las partes en conflicto con el objeto de asegurarse el acceso a todas las víctimas y de fijar reglas de seguridad y comunicación claras para todos los componentes del Movimiento que participan en las acciones.

3) Fortalecimiento de las capacidades de las Sociedades Nacionales

Gracias a su experiencia operacional el CICR ayuda a las Sociedades Nacionales a fortalecer sus capacidades en los siguientes campos, de conformidad con su misión, tal como aparece formulada en sus estatutos:

  • promoción del derecho internacional humanitario y los Principios Fundamentales del Movimiento;
  • primeros auxilios y asistencia sanitaria a las víctimas de conflictos;
  • restablecimiento del contacto entre familiares;
  • sensibilización sobre el peligro de minas antipersonal;
  • y fortalecimiento de las bases jurídicas y los estatutos de las Sociedades Nacionales.

El CICR prepara programas de capacitación para las Sociedades Nacionales en colaboración con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, responsable de la coordinación de ese tipo de apoyo.

Dado que las Sociedades Nacionales elaboran sus propios planes de desarrollo, el CICR respeta sus métodos de trabajo y las costumbres locales cuando se realizan acciones conjuntas. La labor de formación puede llevarse a cabo tanto en tiempo de paz como durante conflictos armados.

4) Cooperación en la planificación de políticas del Movimiento

En tanto órgano fundador del Movimiento, el CICR desempeña un papel activo en la elaboración y la implementación de las políticas internas aprobadas en reuniones estatutarias como el Consejo de Delegados y la Conferencia Internacional del Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.


Fotos

Líbano. Voluntarios de la Cruz Roja Libanesa distribuyen productos de higiene personal y mantas entre personas desplazadas. 

Líbano. Voluntarios de la Cruz Roja Libanesa distribuyen productos de higiene personal y mantas entre personas desplazadas.
© CICR / Marko Kokic / v-p-lb-e-00164h