• Enviar
  • Imprimir

Primeros auxilios y asistencia hospitalaria

29-10-2010 Introducción

El CICR atiende a los heridos cuando, debido a la situación de las zonas afectadas por conflictos, las instituciones de salud pública se ven impedidas de prestar los servicios habituales. El CICR presta ayuda en la evacuación y el transporte de los heridos para su atención en puestos de primeros auxilios u hospitales propios. Algunas veces, abastece a las estructuras sanitarias existentes de medicamentos, equipos y personal, o realiza actividades de capacitación para el personal del lugar. Durante los últimos 25 años, el CICR ha prestado su ayuda a cientos de hospitales, y sus equipos médicos han intervenido quirúrgicamente a más de 100.000 heridos de guerra en Asia, África y el Cáucaso.

Como organización humanitaria independiente y neutral, la principal preocupación del CICR es promover el respeto de las normas del derecho internacional humanitario que protegen a los heridos y los enfermos, así como a los trabajadores humanitarios. Procura hacerlo mediante el diálogo permanente con todas las partes en conflicto y su asistencia imparcial, junto con sus socios, a todos los heridos y enfermos, independientemente del grupo al que pertenezcan. En ese sentido, una prioridad es tratar de que todas las víctimas tengan acceso a la atención que necesitan.

La política de servicio hospitalario del CICR se ha ido modificando gradualmente, pasando de la sustitución de las autoridades existentes al apoyo a las estructuras locales existentes. Ese apoyo consiste en ofrecer capacitación y mejorar casi todos los aspectos de la organización hospitalaria, desde la calidad de la atención al paciente hasta los recursos humanos, el mantenimiento de la infraestructura, la administración financiera, la logística y la gestión en general.

En general, en las zonas de conflicto, la cantidad de profesionales de asistencia sanitaria disponibles es insuficiente. Para poder practicar cirugías, actividad clave del CICR, se necesita contar con personal de enfermería competente. Por ello, la capacitación del personal de enfermería es una prioridad y abarca todas las áreas, desde el quirófano hasta la guardia.

Gracias a las actividades de primeros auxilios y traslados de emergencia del CICR, las víctimas reciben atención en el lugar donde resultan heridas hasta que son trasladadas a instalaciones médicas adecuadas.

El CICR trabaja junto con las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, así como con otros socios locales, para contar con una capacidad vital de prestar primeros auxilios y traslados de emergencia.

Sus prioridades son evaluación de la situación, ayuda a fortalecer las capacidades operacionales de los socios locales del Movimiento, formación y apoyo logístico, material y financiero.   

Cuando la situación lo exige, el CICR despliega sus propios equipos de especialistas para trabajar en hospitales y ofrece capacitación al personal local.

En la década de 1980, el CICR fundó hospitales propios en zonas de conflicto en Asia y África. Para superar la escasez de personal de enfermería capacitado, el CICR creó programas de capacitación para que el personal que estaba calificado adquiriera los conocimientos básicos necesarios para trabajar en guardias y asistir a los pacientes. La formación de esos "asistentes de enfermería" ha permitido brindar un tratamiento más eficaz y seguro a miles de pacientes atendidos en servicios de emergencia.

La política de asistencia hospitalaria del CICR se ha ido modificando, apartándose del apoyo a los sistemas independientes, paralelos, para apoyar las estructuras sanitarias existentes.  Su finalidad es mejorar la capacidad de esas estructuras de atender a las necesidades surgidas en situaciones de conflicto o de posconflicto. Un componente clave es la capacitación del personal de salud –de enfermería, en particular– según las normas y exigencias nacionales para complementar los recursos existentes.

El CICR cuenta con una experiencia única en la prestación de servicios de cirugía en conflictos armados y en ayuda de urgencia a las estructuras médicas locales. En efecto, envía equipos de cirugía especializados, pero también material médico y medicamentos. De ese modo contribuye al fortalecimiento de capacidades, al llevar adelante programas de capacitación y organizar seminarios sobre cirugía de guerra, que permiten entablar el diálogo entre el personal médico de los sistemas de salud nacionales y los especialistas del CICR. Gracias a esa experiencia, la Institución ha establecido protocolos y procedimientos básicos sobre técnicas de cirugía de guerra y gestión de los pacientes en entornos peligrosos y donde es difícil practicar cirugías.

Practicar una intervención quirúrgica en medio de un conflicto armado, cuando los servicios médicos habituales pueden estar restringidos o totalmente ausentes, suele ser una tarea riesgosa, y las limitaciones son numerosas. Los cirujanos civiles en general no saben cómo tratar las heridas causadas por misiles con alto poder de penetración. El tratamiento es totalmente diferente de la atención que se prodiga en hospitales normales a los civiles heridos de bala. Otro elemento, y no el menos importante, es que la atención prestada a los heridos de guerra se rige no sólo por la deontología médica, sino también por las normas del derecho internacional humanitario.

Los seminarios del CICR sobre cirugía de guerra aprovechan los muchos años de experiencia que la Institución tiene en materia de cirugía y de atención de pacientes. Desde el primer seminario celebrado en Mogadiscio el año 1989, se organizó más de un centenar de cursos en zonas de conflicto. El CICR también realiza un seminario en Ginebra, una vez por año, en el que participan especialistas civiles y militares, así como cirujanos, anestesistas y enfermeros que están en misión humanitaria en zonas de conflicto, o que prevén hacerlo a la brevedad. Ese seminario ofrece una muy buena oportunidad para intercambiar conocimientos sobre el tratamiento y la atención de heridos de guerra.

El CICR presta apoyo a los hospitales en los ámbitos siguientes:

  • cirugía de guerra y servicios médicos;
  • ginecología y obstetricia;
  • pediatría;
  • enfermería;
  • salud mental;
  • gestión y administración de hospitales;
  • suministro de insumos y de material, y apoyo técnico.

Fotos

Haití, Puerto Príncipe. Voluntarios de la Cruz Roja de Haití brindan primeros auxilios a un niño en un puesto del CICR. 

Haití, Puerto Príncipe. Voluntarios de la Cruz Roja de Haití brindan primeros auxilios a un niño en un puesto del CICR.
© CICR / Marko Kokic / v-p-ht-e-00543