• Enviar
  • Imprimir

Fortalecimiento del DIH

15-05-2011 Introducción

A través de los Convenios de Ginebra y sus Protocolos adicionales, así como de los Estatutos del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, los Estados encomendaron al CICR que promoviera y actuara como guardián del derecho internacional humanitario (DIH). Esa tarea implica favorecer la ratificación de tratados, efectuar el seguimiento de la observancia de sus normas, difundir el DIH y contribuir a su desarrollo.

El DIH abarca tanto los tratados firmados entre Estados como el derecho internacional consuetudinario, que deriva de la práctica generalizada que han adoptado los Estados por considerarla como una obligación jurídica. 

El CICR cumple el papel de catalizador del desarrollo del derecho humanitario, a través de la organización de, o la participación en, consultas sobre la adopción de nuevas normas y la preparación de, o la contribución a, proyectos para presentar en conferencias diplomáticas. El CICR también organiza consultas con miras a esclarecer el significado de las normas existentes.

En ese marco, el CICR está preparando un proyecto de resolución para la XXXI Conferencia Internacional de la Cruz Roja (noviembre de 2011) en la que instará a que se aplique el DIH en mayor medida y a que se preste más atención a la protección de las personas detenidas o internadas. El proyecto acompañará un informe sobre un estudio realizado en los últimos años sobre las maneras de fortalecer la protección de las víctimas de conflictos armados. El estudio concluye que, si bien el derecho existente sigue siendo un marco adecuado, es necesario tomar medidas para fortalecerlo en cuatro ámbitos específicos: protección de detenidos, protección de las personas internamente desplazadas, protección del medio ambiente natural en los contextos donde se libran conflictos armados y aplicación del DIH.

Desde septiembre de 2010, el CICR ha consultado a numerosos Estados sobre su estudio y sus conclusiones han recibido amplio apoyo. Sin embargo, los Estados han manifestado su preferencia de dar prioridad a los temas de la protección de los detenidos, en particular durante los conflictos armados no internacionales, y a la aplicación del DIH. Los resultados de esas consultas también figurarán en el informe que el CICR presentará ante la Conferencia, donde se espera que muchos otros Estados contribuyan al debate.

Otros desarrollos recientes

En 2005, tras unos 10 años de investigaciones y consultas, el CICR publicó un estudio sobre el derecho internacional humanitario consuetudinario derecho internacional humanitario, en el que identificó 151 normas que fortalecen la protección de las víctimas.

En 2008, más de 100 Estados aprobaron la Convención sobre Municiones en Racimo, que prohíbe el empleo, la producción, el almacenamiento y la transferencia de esas armas.  

También en 2008, 17 países elaboraron el "Documento de Montreux" a fin de que las empresas militares y de seguridad privadas que operan en conflictos armados respeten el DIH y el derecho de los derechos humanos.

En 2009, el CICR publicó sus directrices para interpretar la noción de participación directa en las hostilidades, de la que no existe una definición precisa en el DIH.

El CICR también se congratula del renovado impulso político que se ha dado al principio de un mundo sin armas nucleares.