• Enviar

Reducir los efectos de la contaminación por armas

Las minas y los "restos explosivos de guerra", entre los que se cuentan bombas, obuses y submuniciones en racimo sin estallar, siguen matando y mutilando incluso después de terminado un conflicto. Este letal problema tiene un nombre: contaminación por armas. Priva a poblaciones enteras de agua, leña, tierra cultivable, servicios de salud y educación, y obstaculiza la labor de asistencia, impidiendo la distribución de ayuda y agravando los problemas en el plano humanitario. Sigue

Publicaciones Otras publicaciones

Revista Cruz Roja Media Luna Roja