• Enviar


Banner - Twitter

banner RSS

El CICR en la República Democrática del Congo

En la República Democrática del Congo, el CICR promueve el respeto del derecho internacional humanitario en el trato de las personas civiles y los detenidos y ayuda a las personas afectadas por el conflicto y la violencia interna a sobrevivir y alcanzar la autosuficiencia.  La Institución también mejora el abastecimiento de agua y el saneamiento, fortalece los servicios de atención médica para los heridos y enfermos, en particular las víctimas de la violencia sexual, y ayuda a reunir las familias que han quedado separadas.

Hechos y cifras

Entre enero y finales de mayo de 2014, en la República Democrática del Congo, el CICR:

  • frente a las constantes denuncias de violaciones del derecho internacional humanitario, recordó a los portadores de armas la protección debida a los civiles que les impone esa rama del derecho; con ese fin, efectuó unas cincuenta gestiones (por medios escritos o de forma oral) relativas a las violaciones que se había señalado a la Institución;
  • posibilitó que 240 niños no acompañados -84 de ellos reclutados en algún momento por las fuerzas o los grupos armados- se reunieran con su familia en la República Democrática del Congo o en países vecinos;
    respaldó a siete hospitales y catorce centros de atención de salud, en los que se prestó atención médica y/o quirúrgica a 640 civiles y portadores de armas heridos de arma;
  • ofreció atención de salud primaria a unas 84.000 personas y apoyo psicosocial a 1.860 víctimas de violencia sexual y/o de traumatismos producidos en relación con los conflictos en Kivu o los violentos ataques ocurridos en la Provincia Oriental;
  • entregó artículos de primera necesidad (de forma directa o mediante el reparto de vales) a 104.000 personas desplazadas o que habían regresado a su hogar y suministró víveres a 14.500 personas en las regiones afectadas por los conflictos;
  • visitó y brindó asistencia -cuidados médicos, apoyo nutricional y entrega de artículos de aseo- a más de 17.000 detenidos y efectuó obras de renovación en varias cárceles, lo que contribuyó a mejorar las condiciones de vida de los presos.