• Enviar
  • Imprimir

El CICR en Eritrea

29-10-2010 Introducción

El CICR abrió su delegación en Eritrea en 1998 y desplegó actividades durante el conflicto entre Eritrea y Etiopía (1998-2000), con el fin de prestar asistencia a las personas directamente afectadas por la guerra. Una vez finalizada la guerra, en 2000, el CICR permaneció en el país para responder a las consecuencias del conflicto, dedicándose, en particular, a restablecer el contacto entre familiares, mejorar el abastecimiento de agua, prestar servicios de veterinaria, proporcionar tractores para arar las tierras de cultivo, distribuir herramientas agrícolas, promover el derecho internacional humanitario y los principios fundamentales del Movimiento y fortalecer las capacidades de la Cruz Roja de Eritrea.

El CICR abrió su delegación en Eritrea en 1998, a fin de responder a las necesidades humanitarias derivadas de la guerra entre Eritrea y Etiopía, que duró tres años (1998–2000).

En colaboración con las autoridades, la Institución puso en marcha proyectos destinados a mejorar el abastecimiento de agua para las comunidades afectadas por las consecuencias de la guerra en las regiones de Gash Barka y en la zona sur del Mar Rojo.  

El CICR apoya a las comunidades de las zonas cercanas a la frontera con Etiopía, las más afectadas por el conflicto, para que recuperen la autonomía económica mediante el fortalecimiento de sus medios de producción. Se ha hecho hincapié en los proyectos encaminados a permitir que los residentes, las personas que regresan a sus lugares de origen y las personas reasentadas obtengan medios de vida sostenibles. En particular, el CICR proporciona tractores para arar, tratamientos antiparasitarios para el ganado y semillas de hortalizas.

Asimismo, el CICR proporciona ayuda económica a los miembros vulnerables de la minoría etíope que no han podido obtener o renovar su permiso de residencia en Eritrea por carecer de los medios necesarios para hacerlo.

Debido a que la frontera entre Etiopía y Eritrea sigue cerrada y no se dispone de telecomunicaciones transfronterizas ni servicios postales, el CICR, en colaboración con la Cruz Roja de Eritrea, ofrece los servicios de la red de búsqueda y mensajes de Cruz Roja, para ayudar a los familiares en ambos lados de la frontera a mantener el contacto.

Apoyar y fortalecer la capacidad de la Cruz Roja de Eritrea de responder a desastres, restablecer el contacto entre familiares por medio del servicio de mensajes de Cruz Roja y de búsqueda, y promover el conocimiento del derecho internacional humanitario y de los principios fundamentales del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja siguen contándose entre las actividades prioritarias del CICR en Eritrea.

El CICR sigue promoviendo el conocimiento y el respeto del derecho internacional humanitario (DIH) entre las autoridades y los civiles, en particular los jóvenes, los ancianos de las comunidades, los docentes y los estudiantes. En coordinación con la Unión Nacional de Jóvenes y Estudiantes Eritreos, el CICR ha organizado sesiones informativas para centenares de miembros de la Unión, a fin de sensibilizarlos acerca de los elementos fundamentales del DIH y las actividades del CICR.

El CICR proporcionó cursos de formación en materia de DIH para las fuerzas policiales de Eritrea hasta 2005, y para las Fuerzas de Defensa de Eritrea hasta 2009.