• Enviar
  • Imprimir

El CICR en Sudán del Sur

13-02-2013 Introducción

En Sudán del Sur, el CICR procura prevenir infracciones del derecho internacional humanitario y presta apoyo a los hospitales y a los servicios de rehabilitación física. La Institución mejora los sistemas de abastecimiento de agua y de saneamiento y ayuda a las comunidades afectadas por el conflicto a sobrevivir y recuperar la autosuficiencia. Además, ayuda a restablecer el contacto entre familiares separados por el conflicto.

Historia

El CICR estableció una delegación en Juba, la capital de Sudán del Sur, cuando el país proclamó su independencia el 9 de julio de 2011, aunque la Institución comenzó a realizar actividades operacionales en la zona sur de Sudán en 1986, al estallar el conflicto entre el gobierno sudanés y el Movimiento Popular de Liberación de Sudán. El CICR tiene tres subdelegaciones, en Malakal, Bentiu y Wau, desde donde cubre las regiones del norte del país. También realiza actividades en los estados de Jonglei y Ecuatoria Occidental.

Muchas comunidades siguen afectadas por la violencia

Tras largos años de conflicto, la situación de Sudán del Sur sigue siendo inestable y proclive a la violencia armada. Las diferencias entre Sudán del Sur y Sudán han dado lugar a enfrentamientos armados entre estos países. Mientras tanto, debido a enfrentamientos internos en las localidades sudanesas de Nilo Azul y Kordofan Meridional, más de 150.000 refugiados han huido a Sudán del Sur y representan una pesada carga para los recursos locales.

Las hostilidades entre los grupos armados y el ejército de Sudán del Sur han provocado desplazamientos y causado víctimas civiles. Las minas terrestres siguen afectando a las comunidades y dificultan el acceso de la ayuda humanitaria.

En las zonas vecinas a la frontera con la República Democrática del Congo y la República Centroafricana, la violencia ha desbaratado los medios de subsistencia de comunidades enteras, causando desplazamientos y separaciones de familiares, sobre todo de niños. Sudán del Sur también sufre los efectos de la devastadora violencia entre comunidades y entre etnias, causada por disputas vinculadas con el ganado y las migraciones estacionales.

Protección de las personas civiles durante los conflictos

Una de las prioridades del CICR en Sudán del Sur es promover el respeto del derecho internacional humanitario (DIH) en los conflictos armados. Los delegados del CICR velan por la aplicación del DIH y, cuando es necesario, efectúan intervenciones confidenciales ante las partes en el conflicto. Además, recuerdan a las autoridades y a los portadores de armas sus obligaciones conforme al DIH, en particular con respecto a la conducción de las hostilidades y la obligación de proteger a las personas que no participan en los enfrentamientos.

El CICR visita los lugares de detención en Sudán del Sur por razones humanitarias, para evaluar y, cuando procede, tratar de mejorar las condiciones de detención y el trato que reciben los detenidos. Las conclusiones y las recomendaciones que se derivan de estas visitas se presentan en forma confidencial a las autoridades detenedoras. Para facilitar la puesta en práctica de sus recomendaciones, el CICR presta asesoramiento especializado y apoyo material.   

Además, el CICR proporciona asesoramiento jurídico y apoyo al gobierno de Sudán del Sur con respecto al proceso de adhesión e implementación de los principales instrumentos de DIH. La República de Sudán del Sur se adhirió a los Convenios de Ginebra de 1949 en julio de 2012.

Mejorar el acceso a la atención de la salud

Un equipo médico del CICR basado en el Hospital Escuela Malakal presta servicios de traumatología y cirugía de urgencia, así como de pediatría y fisioterapia. Realiza cirugías de guerra en el hospital o en el lugar de los enfrentamientos e imparte formación práctica al personal del hospital. El CICR está construyendo un quirófano nuevo, renovando los edificios existentes y mejorando el sistema de abastecimiento de agua del hospital. La Institución también dona insumos médicos para ayudar a otros hospitales a afrontar situaciones de emergencia.

El CICR presta apoyo a los dos principales centros de rehabilitación física del país, situados en Juba y Rumbek. Todos los años, estos centros proporcionan prótesis y órtesis, muletas de codo, sillas de ruedas y servicios de fisioterapia a miles de personas.  

Ayuda a las familias

En estrecha cooperación con la Cruz Roja de Sudán del Sur, el CICR presta apoyo a las familias vulnerables, en particular a las personas civiles desplazadas por los enfrentamientos, mediante la distribución de artículos domésticos esenciales, alimentos, semillas y otros materiales para las actividades de subsistencia, como redes de pesca. En colaboración con el Ministerio de Recursos Animales y Pesca, dirige programas de vacunación de ganado en gran escala.

El CICR repara y construye surtidores de agua públicos y plantas de tratamiento de agua en las zonas rurales y urbanas afectadas por la violencia armada. Asimismo, instala sistemas de distribución de agua de emergencia cuando la escasez de agua es severa.

Apoyo a la Sociedad Nacional

La Cruz Roja de Sudán del Sur (CRSS) fue reconocida oficialmente por el gobierno de Sudán del Sur en marzo de 2012. Celebró su primera asamblea general en octubre, durante la cual eligió un nuevo consejo de administración.

El CICR presta a la CRSS un amplio apoyo técnico y jurídico para ayudarla en su proceso de incorporación al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. La Institución también participa activamente en el fortalecimiento de la capacidad de la CRSS para responder a situaciones de emergencia.


Fotos

Campamento de refugiados de Jamam, estado de Alto Nilo, Sudán del Sur. 

Campamento de refugiados de Jamam, estado de Alto Nilo, Sudán del Sur.
© Getty Images / CICR / T. Stoddart