• Enviar
  • Imprimir

La delegación regional del CICR en Túnez

15-09-2013 Introducción

La delegación regional de Túnez abarca Túnez y Marruecos/Sáhara occidental. Sus actividades principales son: las visitas a las personas privadas de libertad en Túnez, la respuesta a las consecuencias humanitarias del conflicto en el Sáhara occidental, el restablecimiento del contacto entre familiares separados y la promoción del derecho internacional humanitario.

Protección de personas detenidas

Las preocupaciones de la delegación se centran en las condiciones de detención y el trato que reciben las personas detenidas. Los delegados del CICR visitan a las personas privadas de libertad, conforme a las modalidades habituales de la organización, y presentan a las autoridades recomendaciones confidenciales sobre posibles mejoras. En 2012, el CICR visitó a 17.900 personas en 27 centros de detención en Túnez.

El CICR se dedica también a mejorar en el largo plazo las condiciones de vida de las personas detenidas, mediante el apoyo a los esfuerzos de las autoridades para reformar en profundidad el sistema carcelario y, en particular, para dar respuesta al problema de la sobrepoblación. Asimismo, el CICR brinda respaldo a programas de formación destinados a mejorar la relación entre los agentes penitenciarios y las personas detenidas.

Mantenimiento o restablecimiento del contacto entre familiares

Los habitantes de las regiones abarcadas por la delegación regional tienen la posibilidad de mantener contacto con sus allegados que están detenidos en el extranjero a través de mensajes de Cruz Roja, videoconferencias y llamadas telefónicas. Estos servicios también se ofrecen a personas migrantes de otros países africanos para que puedan permanecer en contacto con sus seres queridos. Asimismo, las personas que perdieron a sus allegados pueden presentar solicitudes de búsqueda ante la delegación. Éste es el caso de muchas familias, algunos de cuyos miembros se encuentran en Irak, Líbano y, más recientemente, Siria.

Consecuencias del conflicto en el Sáhara occidental

El CICR mantiene el diálogo con las autoridades de Marruecos y el Frente Polisario a fin de esclarecer la situación de las personas dadas por desaparecidas tras el conflicto del Sáhara occidental (1975-1991). En los campamentos para refugiados saharauis del sudoeste de Argelia, las personas que sufren discapacidades a raíz del conflicto se benefician de los servicios del centro de rehabilitación física del CICR. Inaugurado en 2007, este centro produce dispositivos ortopédicos y prótesis y, en 2012, brindó servicios de rehabilitación física a 570 refugiados saharauis.

El CICR proporciona apoyo técnico y financiero a las filiales de la Media Luna Roja Marroquí para la organización de una campaña anual de sensibilización sobre los riesgos de las minas dirigida a las comunidades afectadas, particularmente en el sur del país, así como para el desarrollo de microproyectos en favor de las familias de víctimas de minas antipersonal.

Promoción del derecho internacional humanitario

La promoción del derecho internacional humanitario y la incorporación de los tratados en la legislación nacional constituyen otra prioridad para el CICR. La delegación organiza reuniones con funcionarios públicos, magistrados, medios de comunicación, ámbitos universitarios y la sociedad civil en general. También mantiene contactos con las fuerzas armadas y las fuerzas de seguridad de la región y les brinda apoyo para su formación en el conocimiento y el respeto del derecho internacional humanitario y los principios humanitarios.

Apoyo a las Sociedades Nacionales de la Media Luna Roja de la región

El CICR también brinda su apoyo a las Sociedades Nacionales de la Media Luna Roja de la región para darles respaldo en el desarrollo de sus actividades, particularmente en el ámbito del restablecimiento de los contactos entre familiares. El CICR también trabaja para fortalecer las capacidades de estas Sociedades Nacionales en materia de preparación y respuesta a situaciones de emergencia y de violencia.


Fotos

 

Un discapacitado saharaui en un centro de rehabilitación del CICR.
© CICR / M. Ben Ahmed / tn-e-00115