• Enviar
  • Imprimir

El Consejo de Delegados

29-10-2010 Introducción

Cada dos años el CICR, la Federación Internacional y las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja se reúnen en lo que se conoce como el Consejo de Delegados, foro que ofrece una ocasión para examinar la estrategia del Movimiento y debatir los problemas humanitarios mundiales que se plantean a la comunidad internacional.

El Consejo de Delegados es el único momento en el que todos los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja tienen la oportunidad de examinar juntos cuestiones estratégicas mundiales y tomar decisiones al respecto.

No es un "órgano de gobierno". El Movimiento no tiene una autoridad central. Cada componente tiene su identidad jurídica, su estructura y su cometido, y es independiente.

En el Consejo de Delegados, cada Sociedad Nacional, el CICR y la Federación Internacional disponen de un voto. Sin embargo, las decisiones se adoptan por consenso.

La Conferencia Internacional, la Comisión Permanente, el CICR, la Federación Internacional o las Sociedades Nacionales pueden presentar cuestiones al Consejo. Sin embargo, el Consejo no puede dar una opinión, aprobar una resolución ni tomar una decisión que sea contraria a las decisiones ya tomadas por la Conferencia Internacional.

Cuando se celebra antes de la Conferencia Internacional, el Consejo se encarga de proponer candidaturas para la presidencia de la Conferencia y otros cargos oficiales. Adopta también el orden del día provisional de la Conferencia.

Aunque el Consejo puede reunirse por propia iniciativa, o si un tercio de sus miembros así lo solicita, en principio, se reúne inmediatamente después de las reuniones bienales de la Asamblea General de la Federación. En los años en que se celebra la Conferencia Internacional (en principio cada cuatro años), el Consejo se reúne después de la Asamblea General y antes de la Conferencia.

El Consejo elige a su propio presidente, que en los últimos años ha sido el presidente del CICR. La reunión bienal del Consejo es también la ocasión para organizar la ceremonia de entrega de la Medalla Henry Dunant, la más alta distinción del Movimiento, en reconocimiento de las contribuciones extraordinarias a la acción humanitaria.