• Enviar
  • Imprimir

XXXI Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

01-07-2011 Introducción

Bajo el lema de “Nuestro mundo. Tu acción. Por la humanidad”, se celebró la XXXI Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en Ginebra, del 28 de noviembre al 1 de diciembre de 2011, con el objetivo general de fortalecer el derecho internacional humanitario (DIH) y la acción humanitaria. Se prestó particular atención al fortalecimiento de la protección jurídica de las víctimas de conflictos armados, del derecho relativo a los desastres naturales y de la acción humanitaria, así como a la cuestión de los riesgos que afronta la asistencia de salud.

Introducción

El proyecto de orden del día se funda en los logros y en las actividades de seguimiento de la Declaración "Juntos por la humanidad" aprobada por la XXX Conferencia Internacional, y en otras resoluciones también aprobadas en 2007.  Se exhortará a la Conferencia a que examine los desafíos y las tendencias puestas de manifiesto en el seguimiento que los Estados y los componentes del Movimiento han dado a las resoluciones aprobadas y las promesas formuladas en la XXX Conferencia Internacional

Convocada bajo el lema "Nuestro mundo. Tu acción – Por la humanidad", la XXXI Conferencia reconoce los cambiantes problemas humanitarios que enfrenta hoy el mundo y la responsabilidad de todos los miembros de la Conferencia de encontrarles soluciones. El objetivo global de la XXXI Conferencia es fortalecer el derecho internacional humanitario (DIH) y la acción humanitaria, centrándose en cuatro ámbitos:

  • fortalecer la protección jurídica de las víctimas de los conflictos armados - DIH;
  • fortalecer las normas internacionales sobre desastres;
  • fortalecer la acción humanitaria local;
  • responder a los desafíos que se plantean a la asistencia sanitaria.

Antes de la Conferencia Internacional, los componentes del Movimiento también se reunirán en el Consejo de Delegados, que tendrá lugar el 26 de noviembre. El Consejo de Delegados es responsable de proponer candidatos para presidir la Conferencia y también adopta su orden del día provisional.

1. Fortalecer la protección jurídica de las víctimas de conflictos armados

En la XXXI Conferencia Internacional, los Estados parte en los Convenios de Ginebra de 1949 y el Movimiento tendrán la oportunidad de intercambiar opiniones acerca de la necesidad de fortalecer el DIH. El debate se basará en dos informes: "Fortalecer la protección jurídica de las víctimas de conflictos armados" y "El DIH frente a los desafíos de los conflictos armados contemporáneos".

En el primer informe se presenta un resumen de las conclusiones principales de un estudio interno realizado por el CICR con los siguientes objetivos: 1) identificar y comprender mejor los problemas humanitarios que se plantean en los conflictos armados y 2) determinar si el marco jurídico actual ofrece respuestas adecuadas a esos problemas humanitarios, o si es necesario fortalecer el DIH.

Los resultados del estudio demuestran que el DIH constituye, en términos generales, un marco apropiado para regular la conducta de las partes en conflictos armados. Sin embargo, en el estudio también se determinó que, para mejorar la protección de las personas afectadas por conflictos armados, es necesario cubrir las lagunas y encarar los puntos débiles de las disposiciones jurídicas mediante el fortalecimiento normativo en cuatro ámbitos, a saber:

  • la protección de las personas privadas de libertad;
  • la aplicación del DIH y las reparaciones para las víctimas de infracciones;
  • la protección del medio ambiente natural; y
  • la protección de las personas desplazadas.

En este informe, se presentarán también los resultados de las consultas bilaterales celebradas con varios Estados acerca de las conclusiones del estudio y las posibles actividades de seguimiento. Esos Estados indicaron que es preciso establecer prioridades y que los nuevos diálogos acerca del fortalecimiento del DIH deberían centrarse en la protección de las personas privadas de libertad y la aplicación del DIH. Estos aspectos constituirán la base de la acción del CICR en el marco de la XXXI Conferencia Internacional.

El segundo informe contendrá:  1) un panorama general de algunos de los principales desafíos que afronta el DIH en la actualidad (los conflictos armados no internacionales, las operaciones multinacionales, el derecho de la ocupación, las nuevas tecnologías, el terrorismo, etc.), 2) la interpretación jurídica del CICR con respecto a algunas de estas cuestiones, y 3) actividades actuales o futuras  del CICR destinadas a aclarar o mejorar la aplicación del DIH.

Por último, se presentará a la a la Conferencia Internacional un plan de acción cuatrienal sobre el DIH para el período 2011-2015.  Este plan estará estructurado en torno a diferentes temas con el objetivo general de hacer respetar mejor el DIH.

2. Fortalecer las normas sobre desastres

La Conferencia procurará seguir fortaleciendo la implementación de las directrices sobre el derecho internacional de las respuestas en casos de desastre (conocidas también como Directrices IDRL) y de otras medidas, con miras a reducir los impactos que causan los desastres en el plano humanitario y mejorar la eficacia de las operaciones de ayuda en favor de las personas afectadas.

Se invitará a los participantes a debatir, en una sesión plenaria,  tres temas relacionados entre sí:  1) la implementación de las Directrices IDRL (Directrices sobre la facilitación y reglamentación nacionales de las operaciones internacionales de socorro en casos de desastre y asistencia para la recuperación inicial); 2) el fortalecimiento de la legislación nacional con objeto de reducir el riesgo de desastres a nivel comunitario, y 3) soluciones para superar los obstáculos normativos relacionados con las necesidades de alojamiento provisional y de emergencia de las personas afectadas por desastres.

La Federación Internacional presentará informes sobre el uso de las Directrices, sobre algunas de las prácticas idóneas para elaborar leyes eficaces sobre la reducción de los riesgos de desastre, con especial referencia al papel de las comunidades y el impacto a nivel comunitario, y sobre los problemas  y las mejores prácticas para superar los obstáculos normativos que se presentan a la hora de solucionar las necesidades de alojamiento provisional y de emergencia. Se espera que los participantes en la Conferencia Internacional compartan sus experiencias y formulen estrategias para la colaboración en los futuros esfuerzos por encontrar soluciones creativas.

3. Fortalecer la acción humanitaria local

En la XXX Conferencia Internacional, los componentes del Movimiento, en particular las Sociedades Nacionales y sus voluntarios, fueron ampliamente reconocidos como asociados valiosos de los Estados por su respuesta a los principales problemas contemporáneos de índole humanitaria identificados en la declaración "Juntos por la humanidad".

La XXXI Conferencia Internacional coincide con el décimo aniversario del “Año Internacional de los Voluntarios”, y se centrará en las condiciones para el voluntariado, teniendo en cuenta que los voluntarios de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja están en primera línea, proporcionando ayuda en tiempos de necesidad, en muchos casos asumiendo riesgos personales.

Durante la Conferencia, se alentará a los Estados y las Sociedades Nacionales, que se desempeñan como auxiliares de sus gobiernos, a continuar el diálogo a fin de definir mejor esta relación y aclarar y consolidar los ámbitos en que cooperan.

El debate también se orientará a formular estrategias concertadas o asociaciones destinadas a fomentar una cultura basada en la paz y en la no violencia y resaltará la función de las Sociedades Nacionales en su calidad de actores humanitarios locales que desempeñan un papel decisivo en este ámbito a nivel comunitario, incluso en materia de educación.

Se invitará a los participantes a que adopten todas las medidas jurídicas y procesales necesarias para garantizar que sus Sociedades Nacionales cuenten con el acceso necesario para proporcionar ayuda humanitaria a los migrantes. También se los alentará a examinar las oportunidades para encarar el problema de la xenofobia y la estigmatización de los migrantes en la opinión pública y para aliviar y prevenir los sufrimientos entre los migrantes vulnerables.

4. Responder a los desafíos que se plantean a la asistencia sanitaria

Respetar y proteger la asistencia sanitaria en los conflictos armados y otras situaciones de violencia - La asistencia sanitaria en peligro

La inseguridad que afronta la asistencia sanitaria en los conflictos armados y otras situaciones de violencia constituye uno de los desafíos humanitarios contemporáneos más grandes y menos reconocidos. Con frecuencia, los medios y, por ende, la opinión pública, consideran que las víctimas ocasionadas por los ataques contra los establecimientos sanitarios y el personal médico, las demoras de las ambulancias en los puestos de control o los saqueos de hospitales son consecuencias inevitables de la guerra.

Los medios de comunicación generalmente omiten referirse al verdadero y prolongado impacto de la violencia contra el personal médico y la infraestructura sanitaria. Un solo incidente de violencia que ocasiona la muerte de un agente de salud o causa daños a un hospital tiene efectos secundarios en numerosas personas que, de otro modo, hubiesen recibido la atención médica que necesitaban de ese agente de salud o de ese hospital; en general, este aspecto de la cuestión no se tiene en cuenta. El Movimiento está en una posición idónea para instar a todas las partes interesadas -los Estados, las comunidades de la salud, los portadores de armas y los miembros de la sociedad civil- a mejorar la protección de la atención sanitaria en los conflictos armados y otras situaciones de violencia.

Además, se espera que la Conferencia Internacional sea un hito en un proceso cuatrienal dirigido a encontrar soluciones prácticas al problema de la inseguridad que afecta a la atención sanitaria en los conflictos armados y otras situaciones de violencia.

Falta de equidad en el acceso a la salud: el ejemplo de la salud materna, del recién nacido y del niño

Otra cuestión que, en opinión del Movimiento, constituye una de las principales barreras para el acceso a la salud y que exige soluciones urgentes es la desigualdad en el acceso a servicios de salud materna, del recién nacido y del niño. La Conferencia representará una importante oportunidad para que los Estados y el Movimiento examinen el modo en que estas dos importantes problemáticas plantean graves limitaciones a la capacidad de las personas y las comunidades de llevar vidas sanas, estar protegidas de las enfermedades y recibir tratamientos médicos vitales.