Colombia: desaparición

11-04-2014 Reportaje

Las necesidades de los familiares de las personas desaparecidas son especiales y urgentes. Año tras año, miles de familias colombianas tienen que enfrentarse al dolor de buscar a un serquerido desaparecido y al reto de sobrevivir sin quien, por lo general, era el mayor proveedor de la casa.

 

Una sesión de la evaluación de necesidades de los familiares de desaparecidos. 

San José del Guaviare, Guaviare.
Una sesión de la evaluación de necesidades de los familiares de desaparecidos.
© CICR / E. Alfonso

Las respuestas son escasas y el desafío de las autoridades para resolver las muchas preguntas se incrementa cada año: durante 2013 se registraron oficialmente cerca de 7.500 desapariciones ocurridas en el año y alrededor de 67.000 personas seguían desaparecidas al finalizar diciembre.

Ante este gran desafío humanitario que tendrá que enfrentar Colombia durante años, a mediados de 2013 el CICR llevó a cabo una evaluación minuciosa de las necesidades de las familias que tenían uno  o varios miembros desaparecidos.

Los hallazgos confirmaron que lo más urgente para ellas es “saber qué pasó con mi ser querido y que regrese, vivo o muerto”, como dijo un familiar al CICR.

Pero  también necesitan saber que no están solas y que sus carencias materiales y psicosociales sean tenidas en cuenta.


Respuesta humanitaria del CICR

> La organización inquirió sobre la suerte de 128 personas ante los presuntos responsables.

> 61 familias recibieron asesoría o ayuda económica para buscar a sus seres queridos. Más de la mitad encontró a su familiar vivo o muerto.

> 83 familias separadas por el conflicto o la violencia armada restablecieron contacto con ayuda del CICR y la Cruz Roja Colombiana.

> Expertos del CICR recuperaron los restos de 12 personas muertas por el conflicto armado.

>>Volver a la página principal