Página archivada:puede contener información desactualizada

Angola: Separadas desde hacía 25 años, dos hermanas logran reunirse gracias a un mensaje de Cruz Roja

12-10-2000 Comunicado de prensa 00/39

Los llaman " mensajes de la esperanza " , y quizá sea por eso por lo que, curiosamente, se esperan con tanta ansia. Porque los escriben personas que viven uno de los dramas más dolorosos de la guerra: la búsqueda de un ser querido.

A pesar de las dificultades inherentes al elevado número de desplazados, a la extensión de un país dos veces más grande que Francia y a la inaccesibilidad de algunas zonas por razones de seguridad, un equipo del CICR logró, tras grandes esfuerzos, poner de nuevo en contacto a dos hermanas que no tenían noticias la una de la otra desde hacía 25 años.

Maria da Graça Palanca alza repetidamente los brazos al cielo muda de emoción. Acaba de leer unas líneas escritas por su hermana, Maria Margarida, cuyo rastro perdió cuando ella tenía 18 años. Hoy se ha enterado de que Maria Margarida, huyendo de la violencia que estalló por doquier en el país, pudo escapar a Noruega en 1975 donde reside actualmente.

El equipo del CICR tramita las solicitudes de noticias y el intercambio de mensajes familiares en Angola mismo y en el extranjero, especialmente en los países vecinos que acogen a muchos refugiados angoleños. La Agencia de Búsquedas del CICR trabaja, con ese fin, en estrecha colaboración con las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. Actualmente, el CICR distribuye muchos mensajes de Cruz Roja en las ciudades de Huambo, Lobito, Kuito y Luanda. La Cruz Roja Angoleña hace lo mismo en las demás provincias.