Página archivada:puede contener información desactualizada

Kirguistán/Uzbekistán: el CICR actúa ante la catástrofe humanitaria

14-06-2010 Comunicado de prensa 10/108

Bishkek-Moscú-Ginebra (CICR) – El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha lanzado un llamamiento preliminar de emergencia por 10 millones de francos suizos para prestar asistencia durante el próximo mes a 100.000 personas afectadas por la brutal violencia en el sur de Kirguistán.

     
©Reuters 
   
Cerca de Jalal Kuduk, localidad uzbeka, 14 de junio. Civiles de etnia usbeka que huyeron de la violencia en Kirguistán esperan para cruzar la frontera con Uzbekistán. 
           

El llamamiento se hace en tanto que los enfrentamientos étnicos, que comenzaron en la ciudad de Osh el 10 de junio, se están extendiendo en el sur del país, incluida la ciudad de Jalal-Abad. Se estima que unas 80.000 personas han huido de su hogar, a raíz de dichos enfrentamientos. Hasta la fecha, según las autoridades kirguises, más de 100 personas han sido muertas y más de 1.200 han resultado heridas. Sin embargo, es probable que el número confirmado de muertos sea más elevado cuando se puedan recoger más cadáveres. 

El CICR espera poner a disposición reservas de alimentos para unas 100.000 personas el próximo mes. En un puente aéreo efectuado el 13 de junio, se transportó a Osh una carga de suministros médicos de emergencia y bolsas para cadáveres. Se ha programado, para los próximos días, la llegada a Osh de doce vuelos adicionales con sendas cargas de equipamiento para suturas, apósitos para heridas y demás material quirúrgico, así como enseres domésticos, como bidones, baldes y lonas alquitranadas, para 20.000 familias. También está viajando rumbo a Osh, más personal de emergencia: especialistas en búsqueda, agua y socorro de emergencia. El CICR trabaja estrechamente con la Media Luna Roja de Kirguistán para distribuir los suministros médicos que los hospitales locales necesitan con urgencia.

" Durante las últimas 24 horas, la situación en Jalal-Abad ha empeorado considerablemente. Es muy peligrosa " , dijo el portavoz del CICR, Pierre-Emmanuel Ducruet, quien, esta mañana, pudo llegar a las afueras de la ciudad. " Pasamos por varios puntos de control improvisados y de hombres armados con metralletas. A causa de las limitaciones que imponía la seguridad, no pudimos av anzar más. Hoy, en Osh, la situación estaba un poco más calmada que los últimos días, pero hemos visto muchas viviendas y vehículos calcinados. Algunas zonas están desiertas y creemos que muchas personas no salen de sus viviendas porque están muy atemorizadas para partir " . 

Según varias noticias, los pacientes heridos y enfermos no pueden llegar a los hospitales, pues temen exponerse a la violencia; el personal médico ha sido objeto de ataques mientras intentaba evacuar a pacientes. Cinco días después del comienzo del derramamiento de sangre, el CICR exhorta a cuantos participan a que dejen de matar, cesen la destrucción y permitan que el personal sanitario desempeñe su labor en condiciones de seguridad.

     

En el lado uzbeko de la frontera con Kirguistán, las autoridades dicen que han registrado a 32.000 familias como refugiados: la mayoría son mujeres y niños. El CICR fue invitado por el Gobierno uzbeko a efectuar, ayer por la tarde, una visita conjunta, con otros organismos de ayuda, en cinco campamentos temporales de refugiados, ubicados en Andijan.

" Parecía que había heridos entre los refugiados. Vi a unos 40 hombres con heridas por disparos. Dos mujeres me dijeron que habían perdido a sus hijos en el caos que se desencadenó " , dijo el jefe adjunto del CICR de la delegación regional en Tashkent, François Blancy. " Las personas están traumatizadas. Algunas contaron de viviendas incendiadas donde había niños; el CICR está muy preocupado por los relatos de una violencia de extremada brutalidad " .

El señor Blancy añadió que las autoridades estaban haciendo cuanto podían para dar abasto ante la afluencia de personas desplazadas, a quienes se les entregaba tiendas y colchonetas. El CICR está trabajando con la Media Luna Roja de Uzbekistán y las autoridades para determinar la envergadura de las necesi dades de los refugiados y cómo apoyar de la mejor manera a los funcionarios para afrontar la catástrofe humanitaria.

  Para más información:  

  Anna Nelson, CICR, Ginebra, tel.: +41 79 217 32 64  

  Pierre-Emmanuel Ducruet, CICR, Osh, tel.: +996 677 2 02 26 10  

  Yuriy Shafarenko, CICR, Moscú, tel.: +7 9 03 545 35 34