Guerra en Siria

Más de siete años de brutal violencia han causado muerte y destrucción en Siria. Millones de personas tuvieron que abandonar sus hogares en busca de seguridad.

La guerra civil en Siria ha causado muerte y destrucción a lo largo de ya ocho años.

La guerra en Siria ha ingresado ya en su octavo año y, lejos de vislumbrarse un final, la situación se sigue deteriorando.

El conflicto en Siria se caracteriza por las infracciones frecuentes del derecho internacional humanitario: sitios, bloqueos, ataques desproporcionados en zonas urbanas y ataques contra civiles y servicios civiles, como los de ambulancia, abastecimiento de agua y mercados. Las personas que viven allí están exhaustas por las bombas y los misiles arrojados en zonas civiles; por no saber qué les ha sucedido a sus familiares desaparecidos o detenidos.

El sufrimiento se ve exacerbado cuando no se permite que los trabajadores humanitarios cumplan su labor. La ayuda humanitaria no es un juego político y no debe formar parte del proceso político.

Peter Maurer, presidente del CICR

La labor del CICR en el marco de la guerra civil en Siria es la operación de mayor magnitud y complejidad de esta Institución, que reclama a las partes en conflicto el respeto por los Convenios de Ginebra, por los civiles y la infraestructura civil; el acceso sin obstáculos a las víctimas para llevarles ayuda humanitaria, visitas a los detenidos para verificar las condiciones en que se encuentran y el trato que se les brinda y la suspensión de la venta de armas que podrían ser empleadas en violación del DIH.

En relación con los desplazamientos y la migración, el CICR demanda que se permita el regreso de los pobladores a sus hogares solo si las condiciones de seguridad son estables y solo si ellos deciden regresar.

A lo largo de los últimos siete años, el precio del conflicto en Siria ha sido altísimo:

  • cientos de miles de personas muertas o heridas;
  • 6,1 millones de personas desplazadas en el interior del país;
  • 4 de cada 5 personas en situación de pobreza; • 13 millones de personas (de las cuales 6 millones son niños) necesitan asistencia humanitaria;
  • 1,75 millones de niños sin asistir a la escuela;
  • 2,9 millones de personas viven en zonas sitiadas y de difícil acceso.

La guerra en Siria hoy. / CICR

El trabajo del CICR en Siria

El CICR trabaja con la Media Luna Roja Árabe Siria para proporcionar agua potable y mejorar los servicios de saneamiento, así como distribuir alimentos y otros elementos esenciales. Solo este año, casi medio millón de personas han recibido artículos domésticos, como baterías de cocina, artículos de higiene y ropa de abrigo.