Incidentes químicos, biológicos, radiológicos o nucleares: el marco de la respuesta humanitaria del Comité Internacional de la Cruz Roja

Desplegar una respuesta humanitaria eficaz a un incidente químico, biológico, radiológico o nuclear (QBRN), sobre todo si esa respuesta se emprende en forma ad hoc, sería extremadamente difícil y plantearía numerosos riesgos para los agentes humanitarios. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha creado una capacidad basada en competencias para responder a, por lo menos, incidentes QBRN de pequeña magnitud, lo que incluye una capacidad de despliegue para realizar actividades operacionales. Esta preparación comprende la realización de evaluaciones fundamentadas de los riesgos de incidentes QBRN, la adopción de decisiones oportunas y competentes sobre la forma de responder, y la movilización efectiva de los recursos adecuados para implementar las decisiones a través de la creación de una lista para situaciones de emergencia. Además de adquirir competencias técnicas y recursos materiales, la creación de esa capacidad exige aplicar procesos centrales, garantizar la gestión sistemática de la respuesta a incidentes QBRN (incluida la adopción de decisiones basada en riesgos), utilizar procedimientos operacionales uniformes, y contar con la disponibilidad y la accesibilidad de los recursos necesarios. Los organismos u otros interesados que se preparan para prestar asistencia humanitaria en incidentes QBRN deberían considerar la posibilidad de implementar la respuesta a incidentes QBRN del CICR descrita en este artículo, sobre todo si esos incidentes se relacionan con conflictos armados. (en inglés)

Sobre los autores

Dr Gregor Malich
anterior jefe del Proyecto de Respuesta Operacional a Incidentes QBRN del CICR


Steve Donnelly
asesor técnico

Dr Johnny Nehme
jefe del sector Contaminación por Armas del CICR