Promover el programa humanitario mediante el diálogo con las empresas: la experiencia del CICR

Las grandes empresas pueden tener un impacto a la vez muy positivo y muy negativo en la vida de la población, ya sea de manera directa —a través de sus actividades— ya sea de manera indirecta, por su influencia en quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones. Esto es particularmente cierto cuando llevan adelante su actividad en zonas de conflicto o de alto riesgo; por ello, las organizaciones humanitarias que se dedican a prestar protección y/o asistencia en dichas zonas no pueden hacer abstracción de esos actores influyentes. Pero, para ser fructífero, el diálogo que estas deben entablar con los actores económicos —al igual que con cualquier otro actor de la sociedad— debería inscribirse en un marco lógico claro. El presente artículo expone la lógica del enfoque adoptado por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y brinda algunos ejemplos de casos en que la Institución y determinados actores económicos han entablado el diálogo y cooperado mutuamente. También explica que, en los años futuros, habrá cada vez más oportunidades de diálogo con los actores económicos y que, si las organizaciones humanitarias logran aprovechar esa oportunidad, podrán poner el dinamismo, el conocimiento y los recursos del sector económico en beneficio de las personas y las comunidades a las que se esfuerzan por prestar protección y asistencia.

Palabras clave: actividad económica, responsabilidad social de las empresas, compromiso de la comunidad, cooperación, iniciativas multipartitas, empresas militares y de seguridad privadas, industria extractiva.

Acerca del autor

Claude Voillat

Claude Voillat
Asesor económico del CICR

Claude Voillat es asesor económico del CICR. Su principal función consiste en propiciar el diálogo entre la Institución y los actores económicos en materia de cuestiones humanitarias. Previamente, Claude Voillat fue delegado y trabajó diez años en el terreno. Posee una licenciatura en Ciencias Políticas de la Universidad de Lausana y un Master in Business Administration (MBA) de la Universidad de Ginebra.