Irak

800.000
personas recibieron agua, gracias a la construcción y reparación de instalaciones de abastecimiento de agua.
750.000
personas desplazadas recibieron alimentos y otros elementos esenciales, como artículos de higiene, detergente, utensilios de cocina, bidones y mantas.
800.000
personas pudieron acceder a la asistencia de salud, gracias al apoyo del CICR a los establecimientos sanitarios.
33.000
personas detenidas recibieron visitas del CICR en los lugares de detención, durante las cuales el CICR verificó sus condiciones de vida y el trato que reciben.
56.000
personas recibieron donativos de dinero para comprar artículos de primera necesidad o comenzar una actividad generadora de ingresos.
3.000
personas asistieron a cursos sobre derecho internacional humanitario (miembros de las fuerzas armadas y las autoridades iraquíes y kurdas, así como también dirigentes tribales y académicos.
Centenares
de cuerpos de personas fallecidas en la guerra entre Irak e Irán fueron repatriados.

Suscríbase a nuestro boletín