Philipe Sampaio, de la Cruz Roja Brasileña: “Aspiramos a volvernos una referencia en primeros auxilios”

16 noviembre 2017
Philipe Sampaio, de la Cruz Roja Brasileña: “Aspiramos a volvernos una referencia en primeros auxilios”
Philipe Sampaio, gerente de Primeros Auxilios de la Cruz Roja Brasileña (filial de Río de Janeiro). Foto: R. Diniz/CICR

Este año, las imágenes de una víctima de una protesta cuando es asistida y llevada hacia una ambulancia por el Equipo de Intervención en Eventos Masivos (EIEM) de la filial de Río de Janeiro de la Cruz Roja Brasileña aparecieron destacadas en la cobertura del programa de mayor audiencia de la televisión brasileña. Dichas imágenes fueron presentadas por Philipe Sampaio, gerente de Primeros Auxilios de la Cruz Roja Brasileña (filial de Río de Janeiro), en el marco del IV Encuentro Regional de Primeros Auxilios en Contextos de Violencia. Este testimonio destaca que, en poco más de un año de actuación, la función del equipo en estas situaciones logra una mayor comprensión y reconocimiento por parte de la prensa y la opinión pública.

En el marco de una entrevista, Philipe Sampaio cuenta su experiencia al frente del primer equipo orientado a la prestación de primeros auxilios durante manifestaciones en la ciudad de Río de Janeiro. Sampaio, que comenzó como voluntario de la Cruz Roja cuando la filial de esa ciudad aún estaba en formación, estuvo a cargo de la coordinación del grupo de voluntarios que actuó después de una trágica lluvia en la región serrana del Estado de Río, en 2011, y desde entonces trabaja en el área de primeros auxilios comunitarios.

¿Cómo fue el proceso de creación del Equipo de Intervención en Eventos Masivos (EIEM)?
Después de las manifestaciones de junio de 2013, la sociedad comenzó a exigir que la Cruz Roja prestara asistencia en situaciones de protestas y no contábamos con mecanismos para estar presentes. Con el apoyo del CICR, comenzamos a organizarnos, intercambiamos experiencias con otras Sociedades Nacionales, adquirimos materiales y, desde el inicio de los Juegos Olímpicos [Río 2016], prestamos asistencia en todas las protestas de la ciudad.

¿Cuál es el balance de este primer año de actuación?
Actualmente, ya somos reconocidos por todos los poderes. En particular, recibimos información de los manifestantes, por ejemplo, si la manifestación va a ser una concentración o una marcha o cuál será el recorrido, entre otros datos. También conseguimos tener contacto con la policía, el cuerpo de bomberos y el área de salud, para que reciban a eventuales víctimas atendidas por nuestro equipo. De este modo, podemos cumplir nuestra misión de facilitar el acceso de las víctimas a la atención especializada. Actualmente, con solo dos horas de anticipación, logramos movilizar un equipo para intervenir en una manifestación.

¿Cuáles son los desafíos a partir de ahora?
De aquí en adelante, aspiramos a consolidar nuestro equipo para volvernos referentes en primeros auxilios, y facilitar cada vez más que toda víctima de la violencia armada, en cualquier tipo de emergencia o situación, pueda tener acceso a la asistencia especializada y a primeros auxilios de calidad.

¿Fue productiva la participación en el Encuentro Regional de Primeros Auxilios en Contextos de Violencia?
Fue muy importante conocer las experiencias de otras Sociedades Nacionales, porque el intercambio de aprendizajes nos permite crecer. Muchas veces, lo que no funciona aquí puede haber dado resultado en Chile, Panamá o Guatemala, por ejemplo.