Chad: las personas desplazadas de República Centroafricana viven en condiciones precarias

19 noviembre 2014
Chad: las personas desplazadas de República Centroafricana viven en condiciones precarias
Am-Timan, Chad, noviembre de 2014. Mujeres hacen fila para recibir socorros. / CC BY-NC-ND / ICRC

En estrecha colaboración con la Cruz Roja de Chad, el CICR ha finalizado una distribución de artículos de primera necesidad para más de 5.000 personas desplazadas que se han instalado en la región remota de Am-Timan, sudeste de Chad, a raíz del conflicto en República Centroafricana.

Desde que comenzó la crisis en República Centroafricana, más de 113.000 personas —refugiados centroafricanos y chadianos que regresaron al país— han buscado refugio en N'Djamena, así como en campamentos y poblados del sur del país, según la Organización Internacional para las Migraciones. "Un año después de haber llegado a Chad, la situación de estas personas sigue siendo muy precaria. La ayuda humanitaria se concentra, sobre todo, en los campamentos del sudoeste de Chad, principalmente en Chari Medio, Logone Oriental y Logone Occidental", explica
Gérard Besson, jefe de la delegación del CICR en Chad.

Am-Timan, Chad, November 2014. People assemble to meet trucks sent by the ICRC and the Red Cross of Chad.
Am-Timan, Chad, noviembre de 2014.
La población se reúne ante la llegada de los camiones del CICR y la Cruz Roja de Chad.
/ CC BY-NC-ND / ICRC

"La mayoría de los organismos humanitarios tienden a descuidar el sudeste del país, debido a que esta zona está muy alejada y a la dispersión de las personas que han regresado a sus comunidades de origen", precisa el señor Besson. Esta primera distribución de utensilios de cocina, baldes, bidones, mantas, lonas impermeables, mosquiteros y taparrabos ha permitido ayudar a las familias más vulnerables que han llegado al lugar desde principios del año, a raíz del conflicto en República Centroafricana.

Am-Timan, Chad, November 2014. Women collect essential household items. CC BY-NC-ND / ICRC
Am-Timan, Chad, noviembre de 2014.
Mujeres reciben artículos de primera necesidad.
/ CC BY-NC-ND / ICRC

Las personas que han regresado a Chad son, en su mayoría, mujeres y niños.
"Muchas de ellas han quedado traumatizadas por haber tenido que huir. Pese a que han sido bien acogidas por las comunidades locales, hoy en día disponen de pocos medios de sustento. Antes del conflicto, muchas vivían del comercio y la cría de ganado, pero han perdido los animales, que eran su principal fuente de ingresos", explica el señor Besson.

Durante la primera semana de noviembre, el CICR, junto con la Cruz Roja de Chad, distribuyó artículos de primera necesidad para unas 5.000 personas que regresaron a su lugar de origen en la región de Am-Timan. De acuerdo con Ridmadjibaye Nadjinangar, secretario general de Salamat (una de las regiones administrativas del sudeste de Chad), que dio inicio oficialmente a la distribución, "según nuestros datos, hasta ahora, más de 7.000 personas han regresado a sus hogares en la región".

"Conocí a una anciana que perdió a su hijo durante los enfrentamientos en Bangui y huyó a Salamat con sus cuatro nietos. Desde comienzos del año están instalados en Am-Timan, y ella trata de satisfacer por sí sola las necesidades de su familia. Esta distribución sin duda contribuirá a que su vida sea un poco menos dura", relata Etienne Djimtobeye, empleado del CICR que participó en la primera etapa de la operación. El CICR ha previsto una segunda serie de distribuciones de aquí a finales del año, que debería beneficiar a otras mil familias.

Am-Timan, Chad, November 2014. A volunteer from the Chad Red Crescent hands over emergency supplies to an elderly man who has returned to his country, after having taken refuge in the Central African Republic. CC BY-NC-ND / ICRC
Am-Timan, Chad, noviembre de 2014.
Una voluntaria de la Cruz Roja de Chad entrega socorros a un anciano, que se había refugiado en República Centroafricana y ha regresado al país.
/ CC BY-NC-ND / ICRC

Entre comienzos del año y el 15 de noviembre, el CICR:

ayudó a la Cruz Roja de Chad a distribuir más de 1.600 surtidos de artículos de primera necesidad para personas que huyeron de la violencia en República Centroafricana hacia el centro de tránsito de Gaui, cerca de N'Djamena, y 190 surtidos similares para víctimas de incendios en dos aldeas de la región del lago Chad;
visitó a unas 1.700 personas privadas de libertad en 10 lugares de detención en todo el país y proporcionó artículos de higiene y de primera necesidad a varias instituciones penitenciarias;
entregó suplementos nutricionales terapéuticos para más de 1.450 detenidos, 250 de los cuales sufrían malnutrición aguda, y 1.200, malnutrición moderada;
facilitó más de 20.000 llamadas telefónicas para restablecer el contacto entre familiares separados tras la violencia en República Centroafricana;
reunió con sus parientes a 14 niños no acompañados que huyeron de la violencia en República Centroafricana;
apoyó a dos centros de readaptación física, con lo que contribuyó a mejorar la movilidad de más de 5.000 personas;
organizó sesiones de sensibilización sobre las normas del derecho internacional humanitario (DIH) para más de mil gendarmes, militares, y policías, más de 600 de los cuales pronto serían desplegados en Malí;
apoyó a las autoridades chadianas en sus esfuerzos por ratificar tratados de DIH e incorporarlos en la legislación nacional;
organizó varios talleres sobre DIH dirigidos a jefes tradicionales y religiosos, así como a representantes de los medios de comunicación y de la sociedad civil, y preparó el primer concurso nacional de juicios simulados sobre DIH dirigidos a estudiantes de derecho de cuatro universidades del país.

Para más información:
Daphné Lucas, CICR, N'Djamena, tel.: +235 6 20 10 05
Jean-Yves Clémenzo, CICR, Ginebra, tel.: +41 730 22 71 o +41 79 217 32 17