Colombia: violencia en entornos urbanos

11-04-2014 Reportaje

Habitantes de ciudades y cabeceras municipales se enfrentan a la realidad cotidiana de la restricción de movimientos en sus propios barrios o el quedar atrapados en el fuego cruzado.

Medellín es uno de los entornos urbanos prioritarios para el CICR en Colombia. 

Medellín es uno de los entornos urbanos prioritarios para el CICR en Colombia.
© CICR

A causa de las amenazas y la violencia, el desplazamiento intraurbano se convierte en uno de los  flagelos para la población. La desaparición de personas sigue sembrando incertidumbre en los familiares. 

Las fronteras invisibles convierten a los habitantes en extranjeros en sus propios barrios. En los centros educativos, profesores y estudiantes quedan atrapados en el fuego cruzado entre bandas armadas.

En 2013, el CICR documentó 207 presuntas violaciones al DIH, DIDH y otras afectaciones contra la población en 39 cascos urbanos de 14 departamentos. Entre ellos están incluidas ciudades como Medellín, Buenaventura y Tumaco, así como otros municipios donde no se registra, necesariamente, un fenómeno sistemático de violencia urbana.

 

Respuesta humanitaria del CICR

  • En 12 ciudades, 4.500 personas recibieron microcréditos, formación o acceso a empleo temporal.
  • Más de  mil personas desplazadas en cuatro zonas urbanas se beneficiaron de mejoras en sus condiciones de alojamiento y acceso al agua y saneamiento.
  • En 9 cascos urbanos, el CICR difundió comportamientos para evitar accidentes por presencia de artefactos explosivos improvisados, restos explosivos de guerra y armas pequeñas.

>>Volver a la página principal