Página archivada:puede contener información desactualizada

Eritrea: continúa la distribución de semillas

13-05-2003 Comunicado de prensa 03/54

En las zonas de Eritrea afectadas por la sequía, el CICR ha proporcionado, desde comienzos del año hasta la fecha, 115 toneladas de semillas de cereales a los agricultores que tuvieron que desplazarse durante el conflicto fronterizo con Etiopía, que tuvo lugar de 1998 a 2000. Así pues, se ha distribuido un cuarto de un total de 457 toneladas de grano que serán suministradas a la población este año. La distribución se realiza sin retrasos y, por lo demás, de manera oportuna, pues acaba de comenzar la estación de lluvias.

El programa de socorros del CICR se desarrolla en poblados de las regiones de Debub y Gash Barka, situadas en la Zona de Seguridad Provisional desmilitarizada entre Eritrea y Etiopía, o en los alrededores. En Debub, unas 6.000 familias de Senafe, Adi Quala, Mai Mine, Roccoito y Kesheat han recibido, hasta la fecha, 92 toneladas de maíz, mijo africano, sorgo y tef, así como 48 toneladas de víveres (semillas de trigo, guisantes secos, aceite, azúcar y sal). Se distribuirán otros víveres en esa región. En Gash Barka, 1.115 familias de Antore y Mai Chigli recibieron 23 toneladas de semillas de sorgo y 142 toneladas de víveres.

Las distribuciones terminarán a mediados de junio. Para entonces, unas 20.000 familias (100.000 personas), en total, habrán recibido semillas y raciones alimentarias para un mes. Se da así a los agricultores afectados por la sequía la posibilidad de tener su propia plantación y recobrar su autosuficiencia.

Las reacciones de los agricultores son alentadoras. " Esta ayuda es muy importante para nosotros " , dijo un campesino que vive cerca de Mai Mine cuando se realizaban, el 22 de abril pasado, las distribuciones en e sta localidad. Los habitantes de Antore expresaron el alivio que sentían al recibir las raciones, que les ayudarán a sobrevivir durante el período de siembra hasta que llegue la cosecha. En Roccoito, los vecinos estaban muy contentos de ver que el CICR realizaba las distribuciones cerca de su pueblo natal, pues esto les evitaba tener que realizar largos viajes y gastar el poco dinero de que disponen.

Según los peritos agrónomos del CICR, en 2002 la sequía afectó gravemente a casi todo el territorio del país, y se registró la más baja producción de cereales en diez años. El Gobierno eritreo considera que unos 2,3 millones de habitantes (el 65% de la población) necesita recibir alimentos en 2003. El CICR, que planificó el programa de distribución de semillas en estrecha colaboración con el Ministerio de Agricultura de Eritrea, centra su ayuda en las personas más afectadas por el conflicto, como agricultores que estuvieron desplazados y con grandes necesidades. El CICR seleccionó a los beneficiarios en las evaluaciones que realizó de enero a marzo de 2003.

  Para más información: Marçal Izard, CICR, Asmara, tel.: ++29 11 18 11 64 ó 29 11 18 11 30  



Secciones relacionadas