Página archivada:puede contener información desactualizada

Georgia/Federación de Rusia: el CICR sigue prestando asistencia a las personas más vulnerables

03-10-2008 Resumen de actividades

Casi dos meses después del desencadenamiento del conflicto que ha desplazado a miles de ciudadanos, la población ha comenzado a regresar a las aldeas del norte de Gori. El CICR sigue distribuyendo víveres y artículos para el hogar a las personas más necesitadas e informando a la población acerca de las minas y las municiones sin explotar. Último informe sobre las actividades del CICR en el terreno.

  Situación general  

     

     

  Tbilisi/Gori/ Georgia occidental  

En las últimas semanas, la población ha estado regresando a las poblaciones del norte de Gori. " Estábamos hacinados y añoraba mi hogar " , dijo una madre acerca del centro donde estuvo residiendo antes de regresar a su pueblo. " Ya no lo soportaba. Por eso he vuelto aunque siga habiendo peligro " , agregó. Muchas personas regresan solo durante el día, ya que no se sienten lo suficientemente seguras como para pasar la noche en su aldea.

En la zona de seguridad al norte de Gori, los ciudadanos están preocupados por la cosecha. Sus tierras son muy fértiles y las familias dependen de los ingresos procedentes de la venta de frutas y productos agropecuarios. Este año, se ha perdido gran parte de la cosecha a causa del conflicto. Los habitantes son renuentes a entrar en sus huertos y campos debido a la proliferación de artefactos sin explotar. Como consecuencia de ello, no sólo dispondrán de menos alimentos para su consumo personal durante el invierno, sino que también disminuirán sus ingresos. El CICR está evaluando la magnitud de la contaminación por municiones que no han explotado.

En Georgia occidental, muchas familias desplazadas durante el conflicto de Abjasia, hace 15 años, están acogiendo ahora a fami liares que acaban de desplazarse. " Al principio, recibí a 20 personas. Algunas se han marchado ya, pero hace 16 años alojé a 60 " , dijo una mujer cabeza de familia que ha abierto las puertas de su casa en Georgia occidental. Otras personas, que salieron del valle de Kodori y las zonas circundantes durante el conflicto el mes pasado, han ido más lejos, a Kutaisi, Gori y Tbilisi.

Toda la región se está preparando para el invierno. Las personas cuyas viviendas resultaron dañadas durante el conflicto y después de éste están tratando de terminar las reparaciones lo antes posible para que puedan mantenerse calientes cuando llegue el frío. El CICR ha comenzado a distribuir lonas enceradas y material para cubrir las ventanas a las personas más vulnerables. La asistencia del CICR a más largo plazo incluirá chapa ondulada para los tejados.

     

  Tsjinvali  

     

     

En estos momentos, la principal prioridad del CICR en Tsjinvali es restablecer el contacto entre familiares que han quedado separados como consecuencia del conflicto. Desde finales de agosto, la misión del CICR en esa ciudad ha estado ampliando la magnitud y el alcance de sus operaciones en Osetia del Sur. Actualmente, el CICR lleva a cabo una amplia gama de actividades humanitarias en zonas rurales, incluida la región de Leningori/Ajalgori, además de Tsjinvali.

Ahora que comienza el otoño y las temperaturas nocturnas descienden, la principal preocupación de los residentes de Osetia del Sur es la llegada del invierno. Hay mucho tr abajo de reconstrucción por hacer en Tsjinvali y no es seguro que pueda reanudarse el suministro de gas y de calefacción central a tiempo. Es necesario tomar rápidamente medidas eficaces a largo plazo para ayudar a la población de Osetia del Sur a afrontar las condiciones climáticas invernales.

  Aliviar las preocupaciones de las personas separadas de sus familiares  

     

     

  Tbilisi/Gori/ Georgia occidental  

Desde el inicio del conflicto a principios de agosto, unas 500 personas se han dirigido al CICR en Tbilisi para que les ayudase a encontrar a familiares desaparecidos . El CICR hace todo lo posible por ayudarles.

Muchas familias se dispersaron porque algunos de sus miembros abandonaron el hogar, mientras que otros se quedaron para proteger sus tierras y pertenencias. El CICR está poniendo a disposición de las personas desplazadas su servicio de mensajes de cruz roja a fin de que los familiares puedan mantenerse en contacto cuando no dispongan de otros medios de comunicación.

El 15 de septiembre, una anciana invidente de Georgia occidental fue trasladada, por petición propia y con el acuerdo de las autoridades locales, a un hogar para ancianos en Samtredia, cerca de Kutaisi. Vivía sola en condiciones deplorables en una aldea cercana al río Inguri. La Cruz Roja de Georgia en Tbilisi se encargó de buscarle una plaza en un hogar y trabajó infatigablemente para resolver con celeridad todos los trámites.

  Tsjinvali  

     

     

Al igual que sus colegas de Tbilisi, el equipo del CICR en Tsjinvali sigue recibiendo solicitudes de búsqueda de personas que tratan de localizar a familiares desaparecidos. En las zonas rurales, las personas que no se marcharon o fueron abandonadas –en su mayoría, ancianos– cuando los demás familiares huyeron de su localidad, estaban impacientes por recibir noticias. El CICR les está ayudando a enviar mensajes de cruz roja o a llamar a sus parientes.

Tanto en Tbilisi/Gori como en Tsjinvali, las familias vuelven a reunirse . Desde el 30 de agosto, 191 personas, 23 de ellas niños, se han reunido con sus seres queridos bajo los auspicios del CICR. " Mi hija se fue a la costa a pasar las vacaciones de verano " , declaró Madonna Gagieva, que vive en Tsjinvali. " Tiene 14 años y no podía dejarla volver sola a Tsjinvali. El curso ya había empezado y estaba desesperada por que el CICR me la trajera. No podemos creer que estemos todos juntos de nuevo " .

  Asistencia para las personas vulnerables  

     

     

  En Georgia occidental, el CICR:  

· realiza evaluaciones, distribuye alimentos y artículos para el hogar, y vigila la situación humanitaria sobre el terreno;

· evaluó las necesidades de más de 400 personas desplazadas en la ciudad de Sachjere el 11 de septiembre. La Media Luna Turca y la comunidad local suministraron alimentos y ar tículos para el hogar; 

· distribuyó alimentos a 165 personas que viven en centros colectivos y en casa dañadas por la guerra en Senaki. Además, repartió lonas enceradas a personas cuyas viviendas habían resultado afectadas por la guerra;

· respaldó a colaboradores de la Cruz Roja de Abjasia que repartieron artículos para la higiene y prestaron servicios de atención personalizada a más de 200 beneficiarios del programa de asistencia a domicilio. Los colaboradores realizaron también numerosas visitas domiciliarias a personas vulnerables en Sujumi, Ochamchira, Eshera y Gudauta, a las que ayudaron a hacer sus compras y las tareas domésticas.

     

     

  En Tbilisi/Gori, el CICR:      

  • distribuyó arroz y paquetes con víveres a más de 11.000 beneficiarios a finales de septiembre. Concluyó así la segunda ronda de distribuciones alimentarias de emergencia en las aldeas del norte de Gori. Entre noviembre de 2008 y marzo de 2009, se llevará a cabo un programa de suministro de alimentos y otros artículos a largo plazo;

  • evaluó la situación de algunas aldeas al norte de Agara el 12 de septiembre. Los delegados del CICR encargados del agua y el saneamiento, la salud, la seguridad económica y la protección tropezaron con problemas análogos a los experimentados en las aldeas del norte de Gori. Los aldeanos confirmaron que el CICR era la primera organización humanitaria que habían visto desde el comienzo del conflicto en agosto;

  • distribuyó artículos de primera necesidad a 67 familias desplazadas que vivían en centr os colectivos de Jashuri, al oeste de Gori, el 16 de septiembre;

  • mejoró siete centros colectivos para personas desplazadas en Tbilisi. Se instalaron cuartos de aseo, se reparó el sistema de abastecimiento de agua y se organizó la eliminación de las aguas residenciales. 

  En Tsjinvali, el CICR:  

  • realizó la primera evaluación de la región de Leningori/Ajalgori el 16 de septiembre;

  • evaluó las necesidades de la población y prestó asistencia a los habitantes de Tsjinvali y las zonas rurales. A raíz del comienzo de la estación de las lluvias, ha distribuido más de 500 lonas enceradas en las últimas tres semanas a las personas cuyas viviendas han resultado dañadas por la guerra. Se trata, evidentemente, de una solución a corto plazo; es preciso llevar a cabo proyectos de reconstrucción a gran escala;

  • suministró artículos de primera necesidad a habitantes socialmente vulnerables en Tsjinvali, es decir, personas que viven en hogares para ancianos o en centros de rehabilitación para toxicómanos y alcohólicos. Más de 1.700 pensionistas vulnerables recibieron artículos de aseo;

  • mejoró el abastecimiento de agua y el saneamiento del principal hospital de Tsjinvali. Entre otras cosas, instaló depósitos de agua en cada planta. El CICR está ayudando también al hospital a eliminar los residuos médicos de forma que no entrañen peligro. Al reanudarse el suministro de agua y electricidad, el personal del hospital ha podido esterilizar de nuevo los instrumentos médicos y la ropa blanca.

  Información sobre las minas y los artefactos sin explotar destinada a la población  

     

     

El CICR ha puesto en marcha una campaña en Tsjinvali y sus alrededores para informar a los habitantes, sobre todo a los niños, del peligro que representan las minas y los artefactos sin explotar. Asimismo, ha fabricado señales y las ha colocado en las zonas contaminadas. Además, el personal del CICR ha evaluado la contaminación por artefactos sin explotar en aldeas cercanas a Gori y Tsjinvali y distribuido folletos de sensibilización.

  Servicios médicos ininterrumpidos en la zona de seguridad  

     

     

El personal sanitario local, en colaboración con la unidad médica móvil de la Cruz Roja Noruega y del CICR , sigue desplazándose todos los días a la zona de seguridad. Sin embargo, a medida que los servicios sanitarios locales reanuden sus actividades, se reducirá el número de lugares que la unidad médica deberá visitar cada semana. La unidad ha realizado más de 3.000 consultas desde que entró en funcionamiento en la zona de seguridad el 28 de agosto.

  Cooperación con los asociados del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja  

     

     

  • Sociedad de la Cruz Roja de Georgia: Veinticinco voluntarios de la sección de Rustavi ayudaron a distribuir camas, sábanas, almohadas, mantas, toallas y alfombras, así como 100 paquetes con víveres para las familias desplazadas que viven en centros colectivos y en un campamento en Rustavi. Esos artículos for maban parte de un flete de 91 toneladas métricas de material de socorro enviado a Georgia por la Sociedad de la Media Luna Roja de Kuwait.

  • El personal y los voluntarios de la Cruz Roja de Georgia organizaron un acto social en el campamento de campaña de Gori, donde miles de personas desplazadas esperan que disminuya el peligro para poder regresar a sus pueblos en la zona de seguridad. El acto permitió manifestar apoyo a las familias que sufrían estrés postraumático como consecuencia del conflicto de estos últimos meses. El 18 de septiembre se organizó un acto similar para los niños.

  • En breve, se pondrá en marcha un programa psicosocial infantil dirigido por la Cruz Roja de Georgia en el campamento de Gori. La Cruz Roja Italiana ha proporcionado una tienda de campaña de gran tamaño para que los voluntarios de la sección de Gori de la Cruz Roja de Georgia puedan trabajar mejor con los jóvenes.

  • La Federación Internacional y el CICR han convenido en armonizar sus esfuerzos y los de la Cruz Roja de Georgia para atender las necesidades de las personas desplazadas mediante primeros auxilios, gestión en situación de catástrofe y ayuda psicosocial.

  • La cocina comunitaria de la Cruz Roja Italiana en el campamento de Gori, administrada por el ACNUR, ha preparado más de 200.000 comidas desde su inauguración el 2 de septiembre. Los voluntarios de la Cruz Roja de Georgia participan en la preparación y la distribución de las comidas. Todos los días, equipos mixtos de voluntarios de la Cruz Roja de Georgia y de personal de la Cruz Roja Italiana transportan y distribuyen también comidas a personas desplazadas en casi 30 centros colectivos de Gori y Tbilisi.

  • El CICR ha distribuido más de 3.500 bidones donados por la Cruz Roja Francesa en 24 centros colectivos en Tbilisi y Gori, así como en 19 aldeas de los distritos de Shida Kartli, Poti Chuberi y Jashuri. Asimismo, se han distribuido más de 930 lonas enceradas en los centros colectivos de Tbilisi y Gori.

  • Actualmente, se está distribuyendo una gran donación de colchones de la Cruz Roja Suiza en ocho centros colectivos.

     

  Para más información:  

  Jessica Barry, CICR, Tbilisi, tel.: +995 91 600 689  

  Anastasia Issyuk, CICR, Tsjinvali, tel.: +79 28 230 0583  

  Simon Schorno, CICR, Ginebra, tel.: +41 79 251 9302