Página archivada:puede contener información desactualizada

Georgia occidental y central y Osetia del Sur: asistencia para los más vulnerables

23-03-2009 Resumen de actividades

A seis meses del fin de las hostilidades entre Georgia y Rusia, ha mejorado la situación humanitaria de la mayoría de las poblaciones afectadas, aunque persisten algunos problemas crónicos.

  Situación general  

     

A seis meses del fin de las hostilidades activas, ha mejorado la situación humanitaria de la mayoría de las poblaciones afectadas, aunque persisten algunos problemas crónicos cuyo origen era anterior al último conflicto. Si bien la situación general es de tranquilidad, continúan las tensiones en las aldeas cercanas a la línea de demarcación. Las personas desplazadas por el conflicto y las que residen en regiones rurales lejanas, que ya eran vulnerables antes de agosto de 2008, siguen siendo las más afectadas. " Tras una fase de emergencia que duró hasta noviembre de 2008, la situación general de la región en el plano humanitario se ha estabilizado. Ahora, podemos concentrarnos en las necesidades de largo plazo de las personas más vulnerables " , dice Pascale Meige Wagner, jefa de operaciones del CICR para Europa oriental y el Cáucaso. 

     

En Georgia occidental y central, la mayoría de las personas desplazadas que huyeron de los enfrentamientos en agosto han podido regresar a sus lugares de origen. Muchos desplazados de Osetia del Sur ya han dejado los centros de acogida para dirigirse a nuevos asentamientos construidos por las autoridades en Georgia central. Durante los últimos meses, numerosas organizaciones humanitarias han llevado a cabo una amplia variedad de programas en beneficio de las víctimas del conflicto de agosto.

     
    © ICRC/R. Boeckli,      
   
    Asistencia del CICR para los más vulnerables en zonas rurales de Osetia del Sur.      
             

En Tsjinvali, el CICR está rehabilitando numerosas viviendas particulares y edificios públicos dañados durante las hostilidades, en particular hospitales y escuelas. A finales de enero, tras una interrupción de cinco meses, se restableció el suministro de gas. Casi la tercera parte de los hogares de Tsjinvali están ahora conectados a la red de gas natural. Por otra parte, ha mejorado notablemente el acceso a la energía eléctrica. El acceso a la atención básica de la salud sigue siendo un problema para algunos residentes rurales.

  Actividades del CICR  

     

Tras su respuesta de urgencia de agosto de 2008, desplegada durante el conflicto entre Georgia y Rusia, el CICR se concentró en las necesidades de la población más vulnerable durante el invierno. Actualmente, la Institución está reformulando sus diferentes programas de asistencia en función de las evaluaciones de las necesidades de largo plazo. El objetivo básico de la operación del CICR es garantizar que las personas residentes en zonas afectadas por la guerra puedan procurarse el sustento a corto plazo y recuperar el nivel de seguridad económica que tenían antes del conflicto.

Desde agosto de 2008, el CICR ha ido ampliando gradualmente su radio de acción. Sus diferentes actividades se despliegan ahora tanto en zonas rurales como urbanas. En tanto que varias organizaciones humanitarias operan actualmente en Georgia occidental y central, el CICR sigue siendo la única que despliega actividades en Osetia del Sur, donde hoy cuenta con 60 colaboradores que trabajan con base en Tsjinvali.

  Reunificación de familias dispersadas por la guerra  

El restablecimiento del contacto entre familiares sigue siendo una prioridad del CICR en esta región. En su calidad de intermediario neutral, el CICR ha ayudado a restablecer el contacto entre familiares en Tsjinvali, Gori y Tiflis. Estas reunificaciones tuvieron lugar con pleno apoyo de todas las partes. Esta actividad se suspendió entre mediados de noviembre de 2008 y mediados de enero de 2009, mientras el CICR procuraba asegurar la aplicación de su modalidad de trabajo habitual. Desde agosto de 2008, el CICR ayudó a 310 personas a reencontrarse con sus familiares .

El CICR ofrece a los familiares separados por el conflicto la posibilidad de intercambiar noticias a través de mensajes de Cruz Roja. Desde agosto de 2008, la Institución ha facilitado el intercambio de más de 950 mensajes de Cruz Roja entre familiares.

  Asistencia humanitaria  

Entre noviembre y finales de diciembre de 2008, el CICR proporcionó ayuda alimentaria y no alimentaria a más de 14.000 beneficiarios en zonas rurales de Osetia de Sur, normalmente inaccesibles durante el invierno debido al mal estado de las carreteras. " La población local ya nos conoce " , dice Massimiliano Cartura, el delegado del CICR a cargo de los programas de seguridad económica. " Con su apoyo, podemos acceder a los posibles beneficiarios con mayor eficacia " .

A finales de enero, el CICR comenzó a distribuir ropa y zapatos a huérfanos, personas desplazadas y personas mayores en Osetia del Sur. " La atención personal que los delegados del CICR dedican a cada uno de los niños cuando distribuyen la ropa es un gran consuelo para ellos, ya que carecen del cuidado de sus padres " , dice Roland Tedeev, director del orfanato de Tsjinvali. 

El CICR rehabilitó los sistemas de abastecimiento de agua y de saneamiento en escuelas, hospitales y otros edificios públicos de Tsjinvali. Proporcionó cemento, estufas, vidrios para ventanas, madera y materiales de techado tanto a las autoridades locales como a personas particulares. En un esfuerzo por mejorar las condiciones de vida de las personas que residen en los centros de acogida en Tsjinvali, el CICR ayuda a rehabilitar las redes de agua y energía eléctrica, así como el sistema de eliminación de residuos de la ciudad.

En Georgia occidental y central, el CICR rehabilitó los centros de acogida en los que se alojan personas desplazadas recientemente y durante el conflicto que tuvo lugar en 1992 y 1993. La Institución siguió prestando apoyo a unidades sanitarias móviles, sobre todo en los distritos de Ruji, Shamgona y Zugdidi. Mediante su programa de alojamientos de emergencia, el CICR realizó reparaciones provisionales en las viviendas de más de 8.500 personas.

Hasta octubre de 2008, los equipos médicos del CICR atendieron más de 6.400 consultas en el distrito de Shida Kartli, al norte de Gori, donde los servicios normales habían dejado de funcionar. Cuando los centros médicos locales reabrieron sus puertas, el CICR les prestó apoyo realizando reparaciones menores y distribuyendo materiales médicos y medicamentos. 

Desde noviembre de 2008, el CICR ha proporcionado con regularidad ayuda alimentaria y no alimentaria a más de 24.000 personas en Georgia occidental y central. También se suministró leña, durante todo el invierno, a 27 aldeas en el distrito de Shida Kartli. La última distribución de socorros finalizará en abril. 

Actualmente, el CICR evalúa la capacidad de los agricultores del distrito de Shida Kartli de cultivar sus tierras. Debido a la pérdida de la mayor parte de las cosechas el año pasado, las limitaciones en el acceso a los campos (a causa de la inseguridad o la contaminación por restos explosivos de guerra) y los deficientes sistemas de riego, es posible que los agricultores necesiten asistencia a lo largo de todo el año. Por otra parte, el CICR está evaluando las necesidades de las personas originarias del Alto Valle de Kodori, actualmente desplazadas en Svaneti.

  Visitas a detenidos  

En Georgia, el CICR efectúa visitas periódicas a centros de detención, con el fin de evaluar las condiciones de vida y el trato que reciben los prisioneros, en particular las personas detenidas en relación con el reciente conflicto.

Desde el inicio de las hostilidades, el CICR en Tsjinvali adoptó las medidas necesarias para asegurar su acceso a todas las personas detenidas en relación con el conflicto. El objetivo de las visitas del CICR es evaluar el trato que reciben los detenidos y las condiciones de detención.

Personas dadas por desaparecidas

Las personas que buscan a familiares desaparecidos continúan acudieron al CICR en Tsjinvali, Gori, Tiflis y Moscú. Actualmente, hay 37 familias que siguen sin tener noticias de sus seres queridos. El CICR hace el seguimiento, ante las autoridades pertinentes y en forma confidencial, de cada caso relacionado con una persona dada por desaparecida durante el conflicto. Además, se encuentra en Tiflis un experto forense de la Institución, que ayuda a las autoridades a identificar restos humanos. 

Todavía hay más de 1.900 personas dadas por desaparecidas a raíz de los anteriores conflictos en la región. El derecho de los familiares a saber lo que pasó con sus seres queridos es un principio fundamental del derecho internacional humanitario y del derecho internacional de los derechos humanos.

  Contaminación por armas  

Las minas y los artefactos explosivos sin estallar siguen representando una amenaza para las personas civiles. A fin de reducir este riesgo, el CICR procura sensibilizar a la población sobre el peligro de los restos explosivos de guerra (REG).

En Osetia del Sur y Shida Kartli, el CICR coloca afiches en los espacios públicos de las ciudades y en zonas rurales. También publica avisos en los periódicos locales acerca del peligro de los REG. La Institución colabora con las autoridades de distritos y aldeas a fin de llegar a las personas que residen en zonas rurales. En todos los casos posibles, trabaja junto con los voluntarios de la Cruz Roja de Georgia (CRG). Cada vez que se encuentran REG, se advierte de ello al CICR, el cual, a su vez, transmite la información a las organizaciones y autoridades encargadas de marcar y limpiar las zonas contaminadas. 

  Actividades de prevención  

La Institución difunde con regularidad información sobre el derecho humanitario y sobre el cometido y las actividades del CICR entre los miembros de las fuerzas armadas y otros portadores de armas.

  Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja: una respuesta coordinada  

     

El programa del CICR de asistencia para el invierno para las familias desplazadas en Tiflis y sus alrededores fue llevado a cabo satisfactoriamente en forma conjunta entre la Cruz Roja de Georgia, la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y el CICR. Con el apoyo de la Federación Internacional y del CICR, la CRG también lleva adelante programas de apoyo psicosocial, gestión en casos de desastre y primeros auxilios. El CICR realiza las distribuciones de socorros en estrecha colaboración con los voluntarios de la CRG.