El CICR en Siria

29-10-2010 Introducción

En respuesta a la violencia que afecta Siria desde marzo de 2011, el CICR trabaja junto con la Media Luna Roja Árabe Siria para responder a las necesidades básicas, sobre todo de primeros auxilios. Presente en Siria desde 1967, el CICR también trabaja en el Golán ocupado. Otras actividades son restablecimiento del contacto entre sirios y parientes detenidos en el exterior y abastecimiento de agua potable a poblados afectados por la sequía en el nordeste del país.

Desde que estalló la violencia en marzo de 2011, el CICR ha estado coordinando su respuesta con la Media Luna Roja Árabe Siria para entregar artículos esenciales, como material para primeros auxilios, camillas, insumos médicos y equipos para respuesta de emergencia. Ambas organizaciones están cooperando con el Ministerio de Salud sirio.

En mayo y junio de 2011, el CICR fue la única organización humanitaria internacional a la que se ha permitido acceder a Dará, Homs y Tartous. Luego de que el presidente del CICR, Jakob Kellenberger, mantuviera reuniones con altos funcionarios sirios, el mes de junio las autoridades aceptaron dar al CICR un mayor acceso a zonas y a civiles afectados por los disturbios. El CICR y la Media Luna Roja Árabe Siria inmediatamente organizaron visitas a varias zonas afectadas para evaluar la situación humanitaria y prestar asistencia donde se la necesitaba.

Actividades actuales del CICR

La acción del CICR en Siria también se centra en prestar asistencia y protección a los sirios que viven en el Golán. Ayuda a las familias sirias a mantener o restablecer el contacto con sus seres queridos, fortalece la capacidad de la Media Luna Roja Árabe Siria de responder a las situaciones de emergencia y abastece de agua potable a los residentes de las áreas afectadas por la sequía en el nordeste.  

Desde 1992, los sirios que viven en el Golán ocupado no pueden visitar a sus parientes que residen en otras partes de Siria. Al tiempo que insta a las autoridades a levantar esa restricción, el CICR facilita el viaje de estudiantes y peregrinos del Golán hacia y desde Damasco, con fines académicos o religiosos. Además, el CICR ayuda a cruzar las fronteras a las personas que necesitan hacerlo por razones humanitarias y facilita el intercambio de documentos oficiales entre parientes.  

También ha ayudado a agricultores del Golán ocupado a aumentar sus ingresos, colaborando con el transporte de sus cosechas de manzanas a los mercados sirios. Durante el primer semestre de 2011, el CICR transportó la mayor cantidad de manzanas del Golán desde que comenzó ese tipo de operaciones en 2005, un total de 12.000 toneladas.

Restablecimiento del contacto entre familiares

Constantemente se solicita la asistencia del CICR para mantener y restablecer el contacto entre personas que viven en Siria y que intentan ubicar o restablecer el contacto con familiares detenidos, internados o dados por desaparecidos en el exterior, sobre todo en Irak pero también en Líbano y en el centro de detención de Estados Unidos en la Bahía de Guantánamo, Cuba. El CICR también emite documentos de viaje para los refugiados y los apátridas cuya solicitud de reasentamiento en un tercer país ha sido aceptada.

El CICR tiene un acuerdo formal con el Ministerio sirio de Relaciones Exteriores y Expatriados y con el Ministerio del Estado de Asuntos relativos a la Media Luna Roja a fin de promover el derecho internacional humanitario (DIH) entre funcionarios gubernamentales y diplomáticos,  parlamentarios, círculos académicos y religiosos y medios de comunicación. También realiza actividades de cooperación con centros de entrenamiento militar y con el Ministerio del Interior. Las fuerzas armadas sirias han incorporado el DIH en su doctrina, entrenamiento y órdenes operacionales. Continúa la capacitación de los oficiales de alto rango. Además, el CICR sigue difundiendo el DIH y el derecho internacional de los derechos humanos entre las fuerzas policiales y de seguridad.

Aliviar la sequía

El CICR trabaja en asociación con la Media Luna Roja Árabe Siria con el objetivo de fortalecer la capacidad de la Sociedad Nacional en los ámbitos de primeros auxilios, restablecimiento y mantenimiento del contacto entre familiares, abastecimiento de agua, respuesta ante emergencias, comunicación y educación sobre el peligro de las minas antipersonal.

Desde 2010, ambas organizaciones han abastecido de agua apta para el consumo a más de 21.000 personas que viven en zonas rurales alejadas o en zonas desérticas afectadas por la sequía, en el nordeste. Han utilizado cinco camiones cisterna donados a la Media Luna Roja Árabe Siria. El programa de abastecimiento de agua ha sido ampliado para incluir las siguientes actividades: construcción de plantas de desalinización del agua, refacción de pozos, estanques de recolección de agua, reservorios subterráneos y rehabilitación de microdiques existentes en el río Al Jabur.

Fotos

 

© CICR

Secciones relacionadas