Bulgaria: Hivro y Asra

14 agosto 2015
Bulgaria: Hivro y Asra
Bulgaria. Un miembro de la Cruz Roja Búlgara con Hivro y su familia. © Cruz Roja Búlgara

Hivro y su esposa (a quien en este relato llamaremos Asra) son refugiados procedentes de Siria. Pasaron un mes en distintos centros de acogida en Bulgaria, sin saber ninguno de los dos lo que le había sucedido al otro.

Hivro dejó Siria con su esposa Asra, en avanzado estado de gestación, la madre y la hermana de ésta y la hija de dos años de la pareja. La familia se separó en Turquía, y Hivro quedó atrás. Solo logró cruzar la frontera búlgara una semana después de que las mujeres hallaran refugio en Bulgaria.

Cuando Asra y su familia cruzaron la frontera, fueron trasladadas al centro de tránsito de la Policía de Fronteras en Elhovo, para su inscripción. Asra entró en trabajo de parto y fue inmediatamente trasladada al hospital de Yambol, la ciudad más cercana, donde dio a luz un niño sano. Sin embargo, no podía sentirse feliz sin noticias de su esposo.

Mientras tanto, la madre de Asra, su hermana y su pequeña hija vivían en el centro de acogida de la Agencia Estatal para los Refugiados en Kovachevtzi, que se ocupa de las familias grandes. Una semana más tarde, Asra se unió a ellas con su bebé recién nacido.

Justo en ese momento, Hivro cruzaba la frontera entre Turquía y Bulgaria, pero, como estaba solo, lo llevaron a otro centro de acogida, en la ciudad de Harmanli, a más de 300 kilómetros.

Durante una de las visitas del equipo de la Cruz Roja Búlgara al centro de acogida de Kovachevtzi, Asra preguntó por el paradero de su esposo. Svetloslav Roussev, de la Cruz Roja Búlgara, tomó nota del caso y se puso en marcha una búsqueda.

Afortunadamente, el nombre de Hivro figuraba en la lista de beneficiarios de la sección de la Cruz Roja Búlgara en Haskovo. La Cruz Roja Búlgara se puso en contacto con las autoridades para solicitar la reunificación familiar y, tras una separación de un mes, Hivro fue trasladado a Kovachevtzi. Solo entonces se enteró del nacimiento de su hijo.

(Relato publicado con permiso de la Cruz Roja Búlgara)

Póngase en contacto con el Centro de Información Regional para el Restablecimiento del Contacto entre Familiares por correo electrónico: rflric_bel@icrc.org