Chile: finaliza el ciclo de capacitación sobre violencia y salud mental en La Araucanía

La actividad reunió a profesionales de la red pública de salud mental, responsables de prestar asistencia a la población afectada por la violencia en el sur de Chile.

01 diciembre 2017
Chile: finaliza el ciclo de capacitación sobre  violencia y salud mental en La Araucanía

Asistentes celebran el fin de la capacitación que duró 60 horas desde marzo hasta diciembre. Foto: Hector González / CICR

"En la comuna donde trabajo, la violencia a veces se normaliza y pasa a formar parte de la vida cotidiana. Por lo tanto, es difícil que las personas acudan al consultorio por motivos relacionados con esa cuestión."


El testimonio de la psicóloga Fátima Ubilla, funcionaria del Centro de Salud Familiar (CESFAM) de la comuna de Ercilla, es solo uno de muchos relatos que dan cuenta de la rutina que viven los profesionales de la red pública de salud mental de La Araucanía, en el sur de Chile.


Se producen numerosas situaciones de violencia en esa región, que tienen consecuencias humanitarias para la población, sobre todo en relación con la salud mental y el bienestar psicosocial.


Con el objetivo de fortalecer la capacidad de los profesionales para atender las necesidades psicológicas y psicosociales de las personas afectadas por la violencia, entre marzo y diciembre de 2017 tuvo lugar un ciclo de sesenta horas de capacitación sobre violencia y salud mental, organizado por la Secretaría Regional del Ministerio de Salud del Gobierno de Chile en La Araucanía, la Cruz Roja Chilena y el Comité Internacional de la Cruz Roja.


La última sesión de capacitación se llevó a cabo en la provincia del Malleco, en la comuna de Victoria. Fátima Ubilla formó parte del grupo de veintiún profesionales en materia de psicología y trabajo social que asistieron a la capacitación. Estos profesionales trabajan diariamente en centros de salud de la red pública de Malleco, en las comunas de Collipulli, Curacautín, Ercilla, Traiguén y Victoria.


Fátima señaló que la actividad le permitió conocer, desde una perspectiva teórico-práctica a través de distintos análisis de casos, las necesidades relacionadas con la salud mental y el apoyo psicosocial de manera imparcial, sin desatender las particularidades de la población.


Para Álvaro Campos, asesor en materia de salud mental del Departamento Modelo de Atención Primaria del Ministerio de Salud, el taller fue una oportunidad para conocer los diferentes puntos de vista de los profesionales sobre la situación de la región: "Hay una necesidad de visibilizar todas las realidades posibles para poder responder mejor a las necesidades de la población, por ejemplo, en todo lo relacionado con el sector de salud", afirmó.


Irma Rojas Moreno, asesora del Departamento de Salud Mental de la Subsecretaría de Salud Pública, destacó la importancia de ampliar la visión de los profesionales: "Todas las capacitaciones que se puedan ofrecer son bienvenidas, pues permitirán a nuestros equipos de salud conocer y adquirir herramientas para acercarse a la población indígena y ayudarla desde esa perspectiva, sin dejar de contemplar sus problemáticas de salud específicas y sus procesos de sanación", resaltó.


En 2018, este ciclo de capacitaciones volverá a dictarse con otros profesionales relacionados con la salud mental, para lo cual se convocará a profesionales ya capacitados para que participen como facilitadores.

El programa de apoyo psicosocial y en salud mental del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) tiene como objetivo mitigar las consecuencias que la violencia tiene en la salud mental de la población. Para ello, presta apoyo directo a las comunidades y los grupos afectados. A su vez, se propone capacitar a la red oficial de profesionales –que suelen ser los primeros en asistir a la población– y a quienes mantienen mayor contacto con las comunidades.