COVID-19: el CICR dona, al sistema penitenciario de Ceará, máquinas e insumos para producir 44 mil mascarillas

La donación también incluye productos de limpieza e higiene para cuatro unidades de detención del Estado de Ceará, en Brasil.

28 abril 2020
COVID-19: el CICR dona, al sistema penitenciario de Ceará, máquinas e insumos para producir 44 mil mascarillas
Foto: C.Almeida/CICV

Brasilia (CICR) – El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) donó, el 29 de abril a la Secretaría de Administración Penitenciaria de Ceará (SAP), máquinas de coser e insumos para la producción de mascarillas. Las materias primas donadas alcanzan para producir 44 mil mascarillas, las cuales se utilizarán para la prevención del contagio, teniendo en cuenta que el ambiente penitenciario es especialmente vulnerable a la pandemia de COVID-19.

"En momentos de incertidumbre, la prevención es el método más eficaz para enfrentar la pandemia de COVID-19 en las prisiones. El contexto penitenciario favorece la propagación, en forma exponencial, de enfermedades infecciosas", afirma la jefa de la oficina del CICR en Fortaleza, Valentina Torricelli. En el futuro, las máquinas podrán utilizarse para producir más equipamiento de protección u otros productos diferentes, para contribuir a favorecer, con fines educativos y productivos, el trabajo de las personas privadas de libertad.

La donación del CICR también incluye guantes de látex, máquinas lavadoras, dispositivos para fumigación y productos de higiene y limpieza, como lavandina, desinfectante y jabón. Las unidades beneficiarias son lugares especialmente vulnerables, como el Centro de Triaje y Observación Criminológica (CTOC) –puerta de entrada al sistema penitenciario y potencialmente más expuesto a la COVID-19–, la Unidad Penitenciaria Irmã Imelda Lima Pontes y el Instituto Penal Femenino Auri Moura Costa (IPF), entre cuyos detenidos hay adultos mayores, mujeres embarazadas y personas con enfermedades graves, entre otros.

"De esta manera, por un lado, contribuimos a la protección de los grupos especialmente vulnerables, ya que, además, se trata de personas que, en este momento, se encuentran en una situación de mayor riesgo y, por otro lado, concentramos nuestros esfuerzos en la "puerta de entrada al sistema penitenciario", con el objetivo de prevenir la propagación del coronavirus en todo el sistema", explica Torricelli.

"Esta labor conjunta con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) es muy importante. En este momento, la institución donó 10 máquinas nuevas, así como artículos de higiene y materiales para producir más de 44 mil mascarillas dentro del sistema penitenciario", afirmó el secretario de Administración Penitenciaria de Ceará, Mauro Albuquerque. "Ya había en funcionamiento tres fábricas dentro de las unidades penitenciarias; esta será la cuarta fábrica. Entonces, es fundamental esta labor y también es fundamental el camino que estamos recorriendo en conjunto con el Comité Internacional de la Cruz Roja para llevar adelante esta iniciativa".

La donación de las máquinas se suma a la iniciativa de la Secretaría de Administración Penitenciaria (SAP), en colaboración con el Servicio Nacional de Aprendizaje Industrial (SENAI), que ya comenzó con la producción de 11 mil mascarillas de protección

SOBRE EL CICR EN CEARÁ

El CICR comenzó a trabajar en la capital del Estado de Ceará en 2018 a partir de la firma de un acuerdo de cooperación técnica para la implementación del programa "Acceso más seguro" con la municipalidad de Fortaleza y de un acuerdo de cooperación técnica con la Secretaría de Seguridad Pública para la realización de cursos de formación de instructores en Derechos Humanos aplicables a la función policial. En 2019, el CICR firmó también otro acuerdo de cooperación técnica con la Secretaría Municipal de Seguridad Ciudadana y con la Guardia Municipal de Fortaleza.

En abril de 2019, el CICR y el Gobierno del Estado de Ceará firmaron un memorándum de entendimiento para trabajar en colaboración a fin de reducir las consecuencias humanitarias de la violencia armada para la población. Entre las áreas de cooperación se encuentran: ampliar la implementación del programa "Acceso más seguro", trabajar de forma colaborativa y constructiva en las condiciones de detención y el trato dispensado a las personas privadas de libertad, así como en la búsqueda, localización e identificación de las personas desaparecidas y en acciones destinadas a atender las necesidades de sus familiares.