Los héroes desconocidos de Pakistán: trabajadores de la salud corren riesgos para salvar vidas

  • Mohammad Raja, operador del servicio de ambulancias de emergencia de la Fundación Edhi
    Mohammad Raja, operador del servicio de ambulancias de emergencia de la Fundación Edhi
    "Nuestras ambulancias ya estaban acribilladas a balazos y no había manera de utilizarlas. Pero pensé que podía subir al herido a un taxi y llevarlo al hospital. Comencé a acercarme a él, y fue entonces que una bala me perforó la pierna y me derribó."
    Asim Rafiqui/NOOR para CICR
  • Shazia Lodhi (en el centro, en burka), viuda de Misal Khan, con sus hijos (de izquierda a derecha) Faisal, Arslan, Mariam, Bilal y Kainat
    Shazia Lodhi (en el centro, en burka), viuda de Misal Khan, con sus hijos (de izquierda a derecha) Faisal, Arslan, Mariam, Bilal y Kainat
    "Cuando, finalmente, llegamos al hospital, estaba muerto. La ambulancia tardó casi 45 minutos en llegar a la escena del accidente. A Misal Khan lo había atropellado un camión, lo había arrojado de su motocicleta y había recibido heridas graves en la cabeza. Su muerte significó que tuve que sacar a mis hijos de la escuela y obligarlos a encontrar trabajo."
    Asim Rafiqui/NOOR para CICR
  • Daisy Nasreen, enfermera jefe, servicio de urgencias del Centro médico del parque Jerudong
    Daisy Nasreen, enfermera jefe, servicio de urgencias del Centro médico del parque Jerudong
    "Habían colocado la primera bomba justo fuera de la entrada principal del servicio de urgencias y mató a dieciocho personas instantáneamente. Había escombros y polvo por todas partes, y estábamos en estado de shock por el ruido y la potencia de la explosión."
    Asim Rafiqui/NOOR para CICR
  • Dr. Seemi Jamali, director del servicio de urgencias del Centro médico del parque Jerudong
    Dr. Seemi Jamali, director del servicio de urgencias del Centro médico del parque Jerudong
    "Hubo dos explosiones de bombas en la ciudad. Todo el equipo de personal médico del hospital estaba aquí ese día, ocupándose de las víctimas después de esos ataques, cuando una bomba explotó justo fuera de la entrada principal y mató instantáneamente a dieciocho personas inocentes."
    Asim Rafiqui/NOOR para CICR
  • Mohammad Farooq, jefe del puesto de la ciudad de Baldía, servicios de emergencia de la Fundación Edhi
    Mohammad Farooq, jefe del puesto de la ciudad de Baldía, servicios de emergencia de la Fundación Edhi
    "Cuando giramos el vehículo e intentamos salir de la zona, un grupo de hombres empezó a lanzarnos grandes botellas de vidrio, una de las cuales estrelló contra mi cara y me abrió la mejilla. A pesar de que estaba sangrando muchísimo, logré conducir la ambulancia a un lugar seguro. Por las heridas, tuve que ser hospitalizado de inmediato. Me dieron dieciocho puntos de sutura en la cara y estuve en el hospital durante unas dos semanas."
    Asim Rafiqui/NOOR para CICR
  • Talib Hussein, guardia de seguridad
    Talib Hussein, guardia de seguridad
    "Sentí un dolor repentino y vi grandes charcos de sangre, pero no tenía ni idea de lo que había sucedido. Cundía el pánico por todas partes y, finalmente, llamaron una ambulancia. Pero nunca llegó. Esperamos lo que pareció una eternidad, pero ninguna ambulancia logró superar el tráfico. Tuve suerte de llegar al hospital."
    Asim Rafiqui/NOOR para CICR
  • Sabir Christopher, operador de vehículos de emergencia, servicios de ambulancias de Amán
    Sabir Christopher, operador de vehículos de emergencia, servicios de ambulancias de Amán
    "Estaba oscuro, los caminos estaban en gran parte vacíos a esa hora de la noche y conducíamos a una velocidad normal en dirección del Centro médico del parque Jerudong. De repente, vi a un hombre caminar en medio de la carretera y girar hacia mis faros. Al principio, no pensé en nada, pero luego me di cuenta de que estaba armado y que tenía armas en cada mano. A medida que avanzábamos, las luces de la ambulancia lo iluminaban claramente y, mientras nos dirigíamos hacia él, levantó las armas y comenzó a dispararnos."
    Asim Rafiqui/NOOR para CICR
18 julio 2017

La violencia contra los profesionales de la salud que trabajan en zonas de conflicto es una realidad que miles de ellos afrontan diariamente. A menudo, los efectos de esta violencia se extienden, también, a los pacientes, las familias y los compañeros de trabajo. En Karachi, Pakistán, estas son las historias reales de trabajadores de la salud que han enfrentado este tipo de violencia, mientras arriesgaban sus propias vidas para salvar las de otras personas.

El proyecto "Asistencia de salud en peligro", del CICR, tiene por objeto alentar a las distintas partes interesadas a mejorar la seguridad y la prestación de asistencia sanitaria en los conflictos armados y en otras situaciones de emergencia.

Suscríbase a nuestro boletín